hi

Ramona – desde la frontera folk

Algunos le llaman la frontera del caos, otros el espacio donde convergen diversas culturas que permiten mezclar géneros de forma natural, Ramona llega a la Semana Indie Rocks! vía Tijuana, pero estableciéndose en la Ciudad de México para desarrollar el concepto para el 2017.

El sonido parece simple, pero en realidad está cargado de pequeños detalles que hacen que Ramona se vuelva más complejo mientras escuchas, los elementos que han tomado del folk y la psicodélia hacen que el pop sea mucho más sustancioso.

 

 

Como suponían aquellos que al ver el nombre pensaron en Ramona Flowers, si, el grupo en parte se inspiró en el personaje de ‘Scott Pilgrim vs. The World’, pero gran parte de lo que sucede con el cuarteto es por la mezcla de sonidos que acumularon en la frontera, así surgió el disco ‘La segunda luz del día’ y parte del material que ya están trabajando en la CDMX, aunque con una nueva dinámica, la que aporta convivir en un mismo espacio, compartir una casa y reunirse todas las tardes para trabajar en su música.

 

 

10 años de skate, dos de Chingadazo de Kung Fu

Dolores de Huevos, Puto Camión, Chingadazo de Kung Fu… algo nos está diciendo el punk mexicano a través de sus diferentes tonos, hasta parece soundtrack para combatir el #PincheLunes. Conciencia, desmadre y skate, al menos ese es el caso del grupo que nos hace pensar en un fin de semana en el que las cervezas y Bruce Lee tuvieron una hilarante combinación.

Originarios de algún lugar donde se orinaba contra el viento, los tres integrantes de Chingadazo de Kung Fu se convirtieron en el referente del 2016, aunque nos los encontramos dando consejos desde el 2015 con un EP de 18 minutos que pasó de link en link recordándonos que la vida a final de cuentas es punk rock y no te la puedes tomar en serio.

Parten del 2014, con hashtags que no llegan a ser tendencia, rehabilitaciones, corazones rotos , encuentros con hipsters y el intento fallido número 7. Hugo Tenorio platicó con sus integrantes en el programa Sonido Total, escucha la entrevista antes de que nos los volvamos a encontrar en el Festival Vive Latino 2017.

Titán, incomodando oídos desde 1995

Salíamos de la insistencia de la etiqueta “rock en tu idioma” cuando apareció Titán en 1995, el proyecto recomendado de mano en mano y de cassette en cassette, partía de la inconprensión de la industria discográfica, que deseaba algo novedoso, pero no entendía como promover una banda que tenía otro enfoque.

La experimentación sin voces tardó en comprenderse, pero Julián Lede, Emilio Acevedo y Jay de la Cueva continuaron con la propuesta y la dinámica del sonido que se concretò en un EP poco promovido, otros discos, la independencia, el sello Nuevos Ricos, una pausa… otra pausa… la aparición de proyectos alternos como Silverio, Sonido Lasser Drakar, Lasser Moderna y Moderatto, una pausa más larga y el 2016 de ‘Dama’, además de algo que se insiste en llamar reunión, pero que no es más que la continuación de Titán.

Platicamos con Jay de la Cueva sobre todos esos instantes en una sola banda, que desde la década de los 90 y en la actualidad, sigue siendo el laboratorio de sonidos donde no existe la obligación de complacer a un público o a una disquera. Disruptivo en su momento, incómoda con ‘Dama’, Titán inicia una nueva etapa con sus integrantes curados del cansancio de épocas anteriores, nuevamente independientes y con la idea de tocar completo el disco por primera vez en el Plaza Condesa.

Alejandro Marcovich: Vida, música y el constante movimiento

En los últimos días nos hemos vuelto a encontrar con la historia de Caifanes, pero como el conjunto de sus partes, a través de una historia oral que nos permite encontrarnos con los protagonistas, los instantes previos, el anecdotario al interior y los detalles que permiten que los músicos sigan evolucionando después de un proyecto.

El pasado martes 8 de diciembre Luis Gerardo Salas se encontró con el guitarrista Alejandro Marcovich, quien tras presentar ‘Vida y música’ en la Feria Internacional del Libro en Guadalajara, visitó la cabina de Rock 101 para platicar de su libro, el viaje desde Argentina, su desarrollo como músico y aquellos años en los que se armó de más tablas mientras trabajaba en el grupo de Laureano Brizuela.

Tanto en su libro como en la entrevista, se abordó su llegada a Caifanes, con su claro paso por Las Insólitas Imágenes de Aurora y los conflictos al interior que fueron una constante hasta el regreso de la banda en el 2011.

Sin embargo la entrevista que escucharán a continuación no es sobre la ruptura, es sobre las anécdotas que nos permiten conocer el momento en que escuchó la música de un grupo y descubrió que su guitarra era el complemento que faltaba, agregándola primero con la imaginación y después en la realidad; es una platica que nos sumerge en la conformación de una escena que se mantuvo oprimida en los 70 y creció con ansiedad creativa en los 80, pero sobre todo es una platica sobre transformar la palabra resentimiento en agradecimiento.

Saúl Hernández , bajo el azul de su misterio

Con una amistad de 30 años, que se remonta a la entrega del primer demo de aquel grupo que apenas evolucionaba de Las Insólitas Imágenes de Aurora y a las primeras presentaciones en Rock Stock, Luis Gerardo Salas se volvió a encontrar con Saúl Hernández para platicar de aquella banda nombrada Caifanes en diferentes eras y entonaciones.

A medio día, un jueves en El Juglar, empezó una entrevista que se convirtió en algo más revelador que el paso de preguntas y respuestas, nos encontramos con un vocalista dispuesto a platicar de la historia de un grupo que se ha enfrentado a diversos conflictos y cambios, pero lo más importante es que ya no quiere vivir de viejas glorias, ya está trabajando en un nuevo disco.

Los invitamos a escuchar la entrevista con Saúl Hernández, quien no solo nos comparte los zapes celestiales y la manera en que fue creciendo Caifanes, también nos deja escuchar un quiebre de voz cuando tiene que hablar de casi tres años en los que su salud lo obligó a estar en silencio para aprender a utilizar de forma diferente su voz.

-->