Room On Fire de The Strokes cumple 17 años - Rock101

Room On Fire de The Strokes cumple 17 años

Fecha de publicación: 28 octubre, 2020

Room On Fire de The Strokes cumple 17 años
Compartir:

“Room On Fire” es el segundo álbum de estudio de The Strokes, publicado el 28 de octubre del 2003. Un trabajo que fue protagonizado de forma anticipada por tres sencillos, como ’12:51′, ‘Reptilia’ y ‘The End Has No End’. Finalmente es un disco que cuenta en total con 11 canciones que a lo largo de los años se han convertido en exitosos clásicos de la banda liderada por Julian Casablancas.

El productor ganador del Grammy, Nigel Godrich quien había trabajado con bandas como Radiohead, Travis y Beck fue inicialmente el elegido como el productor de “Room On Fire”, sin embargo, con el tiempo los integrantes de The Strokes sintieron que él hizo aquellas canciones como “carentes de alma”, así que de esta forma volvieron a contar con su antiguo productor, Gordon Raphael quien se encargo de “Is This It” (su álbum debut).

The Strokes

“Room On Fire” en tan solo su primera semana vendió más de 50.000 copias en Estados Unidos quedando en la posición número 4 de la lista Billboard. Para el 2005 el álbum ya había vendido más de 500.000 copias en Estados Unidos, lo que originó su certificación de Oro, por otro lado en el Reino Unido vendió más de 300.000 copias y fue certificado como disco de platino. Finalmente hasta la fecha el álbum ha logrado vender más de 3 millones de copias alrededor de todo el mundo.

7 de las 11 canciones fueron compuestas en su totalidad por Julian Casablancas, vocalista de la banda, quien junto a Fabrizio Moretti, Albert Hammond Jr, Nick Valensi y Nikolai Fraiture se encargaron de crear un poderoso disco que desde que vio la luz, fue muy bien recibido por la crítica. De esta forma la banda originaria de Nueva York superó el camino rocoso de acercarse y para algunos de mejorar lo que habían hecho en su extraordinario álbum debut “Is This It”, lanzado en el 2001.

The Strokes, en aquel entonces se apuntaban para ser la punta de lanza del llamado “post-punk revival”, y darle una poderosa resurrección a los sonidos garageros y new wave, corrientes musicales que habían sufrido cambios por parte de los nuevos grupos indie surgidos en Estados Unidos durante los primeros años de la década de los 2000.

“Room On Fire” inicialmente fue visto como una secuela de “Is This It” al ser considerado como su hermano gemelo, sin embargo, el tiempo le dio la razón a la banda para poder demostrar su evolución notoria que se hace presente en canciones como ‘Between Love and Hate’, ‘The End Has No End’ y ‘What Ever Happened?’, cortes que muestran una visión más refinada y madura de la banda, además, de poder apreciar de mejor manera la voz de Julian Casablancas.

No todo en el proceso de creación del álbum fue positivo, “Room On Fire” fue grabado en un mar de dudas iniciales y prisas. El disco puso a los The Strokes contra las cuerdas, compitiendo en aquel momento con bandas poderosas como Interpol, The Killers o Muse, además de ser acechados en todo momentos por representantes y disqueras. Finalmente salieron bien librados de esa presión entregando un trabajo final con música muy interesante y que hasta la fecha sigue dando de que hablar.

“Room On Fire” sufrió las consecuencias de iniciar una carrera con el pie derecho, pero que logro superar las lluvias de críticas que se quejaban de no encontrar gran novedad en el álbum, y de no valorar la fortaleza de la agrupación al consolidar un estilo. Atormentando así en aquel momento el sentir de una banda “emergente” como The Strokes. Es inevitable no reconocer las grandes canciones de dicho álbum como ‘Reptilia’, ‘Automatic Stop’, ’12:51′, ‘Between Love and Hate’, ‘Meet Me In The Bathroom’ o ‘The End Has No End’.

Un álbum que dejo claro que la banda no se quería conformar con un estatus modesto y sencillo. Es posible que para algunos así sea, sin embargo, The Strokes a lo largo de su trayectoria ha logrado salirse con la suya y continuar siendo una de las bandas más representativas del rock contemporáneo.

“Room On Fire” demostró que los cambios son buenos pero no necesarios, repetir la misma formula que te llevó al éxito es válido. Las guitarras agudas de Nick Valensi y Albert Hammond Jr., el fuerte distintivo del bajista Nikolai Fraiture y el sonido dinámico del baterista Fabrizio Moretti, conservaron y mejoraron lo que mejor saben hacer, acompañar la peculiar voz de Julian Casablancas.

Escrito por: Salvador Medina

CONTENIDO RELACIONADO