Sonido Gallo Negro

Written by on 20/12/2017

Por: Alex Salas / @WinyCuper

Sabes que has llegado al lugar correcto cuando los timbales y las congas hacen que te olvides por unos instantes de quien eres, ya sea el oficinista aburrido, el hipster apretado, el pretencioso que no baila porque es un acto muy “carnal”. Sabes que es el lugar correcto porque la chica que nunca baila no para de menear el trasero sensualmente porque simplemente no lo puede controlar.

Es el sonido hipnótico de una cumbia densa, psicodélica y delirante es la que te atrapa en un loop de fractales del que no puedes salir. Este es un auténtico viaje de sudor y baile y la noche es su escenario.

Jueves 14 de diciembre, 21:00 horas. El Lunario del Auditorio de la Ciudad de México, es el escenario elegido por los nueve miembros de Sonido Gallo Negro, quienes presentan su tercer material de estudio titulado ‘Mambo Cósmico’. Para tal ceremonia, hay invitados de lujo: AliGuaGua con su DJ set amenizando los entremeses e intermedios y ya pasadas las 21:30, el sonido de Cavernarios se abre paso entre los riffs salvajes de un surf-punk-garage urbano y futurista que nos invita al baile irracional.

Para las diez de la noche, el Lunario luce casi lleno y algunos de los miembros del Sonido Gallo Negro lucen evidentemente emocionados por esa razón. Y no es para menos, luego de siete años de arduo trabajo haciendo giras por México, América del Sur y Europa, esta banda cosmopolita ha conquistado rápidamente los oídos de quienes los escuchan alrededor del mundo.

Recién desempacados de un brevísimo Esqueletour europeo en el que visitaron países como Polonia, Londres y Berlín, para luego abordar otro avión con destino a Playa del Carmen, Guadalajara, Puebla y finalmente la Ciudad de México dentro del marco de la Semana de las Juventudes y tocar nada menos que en el Zócalo capitalino

Después de todas estas aventuras, me atrevo a decir que SGN está listo para emerger a las grandes ligas, y no es una declaración atrevida o instantánea. Bastan tan solo unos segundos de escucharlos para sentir un extraño hervor en la sangre, algo que te impide quedarte quieto, unos minutos más y entonces una sensualidad cósmica ya se ha apoderado de tu cuerpo. Algo así solo lo puede lograr alguien que tiene ese algo que llena clubs y festivales y que no te permite dejar de gritar y bailar un instante.

Tal como sucede en una orquesta, todos los miembros del grupo están concentrados para esta noche estelar. Surgen entonces unos seres esqueléticos con unas máscaras en negro y líneas blancas, que nos remontan a las fotografías de una tribu africana en pleno ritual, que comienza con el tema ‘Mambo Cósmico’, una música sutil y cadenciosa con el acento galáctico del theremin del Dr. Alderete,  que nos susurra que ese episodio podría estar sucediendo no en el terreno de lo que percibimos como real. Enseguida llega ‘Leticia’ la chicha peruana extraída del segundo álbum ‘Cumbia Salvaje’.

Se da por iniciada la psicoacción ya sin máscaras pero con mucho misticismo con la ‘Cumbia de Ishtar’, dedicada a la diosa babilónica del mismo nombre que comanda las fuerzas primordiales de la guerra, la fertilidad y el sexo. Hay entonces una cleopatrización colectiva que nos hace mover la cintura como viboritas en un vaivén endemoniado.

Luego vienen el ‘Danzón Fayuquero’, dedicado a los fayuqueros de Tepito y a las noches melancólicas de parejas que se despiden de la única forma que se pueden despedir: de a cartoncito de cerveza. Una belleza de tema que en vivo se convierte en un tema casi de cuento. La danza de los Jibaros y La danza de los diablos son los temas que suceden al danzón, y es que son casi hermanos de carnaval con influencia afroamericana, un toque de Veracruz y polvo galáctico que estremece las entrañas.

En esta gira se sabores sonorizados llega el turno del porro colombiano con ‘Tolú’, para despabilarnos del trance psicoactivo. Viene entonces en ese mismo mood ‘La Foca Cha Cha Chá’ en honor al maestro Pérez Prado y de nuevo un paréntesis medio-oriental con ‘Mambo Egipcio’.

‘Rimsky’, es otro tema viejito y para ponerse a llorar bailando. Tan melancólico como placentero, ojalá hubiera ido con alguien para llorar en su hombro mientras esto sonaba. ‘Serenata Guajira’ de su primer disco ‘Sendero Místico’, es la venganza misma, un danzón que se acelera hacia lo oscuro.

A este momento del concierto, se le puede ubicar como la explosión. Ese momento donde la sustancia psicoactiva, en este caso la música, llega a su máximo potencial exponenciando la percepción y sentidos al máximo. A lo lejos solo se ve un sube y baja de cabecitas moviéndose al unísono rítmicamente mientras suena ‘Bocanegra’.

Llega el momento del speed con ‘Chamula’, ‘Caballito Nocturno’, ‘Santa Bárbara’ y con ella la adoración a imágenes extranjeras que vienen del extranjero. ‘Embrujo Amazónico’ es el inicio del fin que desemboca en ‘Cumbia de la Sanación’, que sensorialmente se percibe como salir de un temazcal luego de haber abierto cinco puertas.

Para ir aterrizando llega el ‘Lamento del Cullachaqui’ y la ‘Cumbia Amansa Guapas’ que sí me amansó (voooy), más como todo viaje tiene un fin, este termina con Selvática “Alfonso Graña” y ‘La Cumbia de las picaditas’ agradeciéndole a la Santísima muerte todos sus favores.

Sonido Gallo Negro son una secta de magos cuyos instrumentos sirven como herramienta para hacer hechizos blancos y fechorías sensuales. Hacen pecar a las niñas buenas haciéndoles mover las caderas sin parar mientras que a los chicos buenos les inyectan miradas pecaminosas, todo para confluir en una orgía cósmica de baile sanador.

El Dr. Alderete, Julián Huerta, Israel Martínez, el querido Lucio de los Santos, Darío Maldonado, Gabriel López, Edwin Irigoyen y Enrique Casasola, son los nombres de estos magos, prestidigitadores, e ilusionistas que han revivido el misticismo casi perdido de este pueblo que de no ser por su música, sus músicos, su baile y sus sonrisas, ya sería un pueblo fantasma.


Reader's opinions

Leave a Reply

Your email address will not be published.

For security, use of Google's reCAPTCHA service is required which is subject to the Google Privacy Policy and Terms of Use.

If you agree to these terms, please click here.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.


Rock101

Segunda Odisea

Current track
TITLE
ARTIST

Background