hi

Zola Jesus, de gótico industrial y mezcal

Cinco intensos días antecedieron a la presentación de Zola Jesus en la Semana Indie Rocks!, un festival que a lo largo de varias noches nos sumerge en diversos tonos, esta vez fuimos del soul al perreo, la experimentación pop de los 00, la propuesta bailable con contenido social y una agresiva muestra de post punk. Al llegar al cierre, el público en el Foro Indie Rocks! sabía que la noche sería dramáticamente especial.

El velo, el baile, los comentarios sobre la conexión que existe entre su música y la manera en la que la comprende el público mexicano (somos darks, ni como negarlo) y la voz, sobre todo la voz, hicieron que la noche se cubriera de nostalgia, gloriosos grises y la necesidad de dejarse llevar por una propuesta que entre violín, guitarra y secuencias conmovió todos los oídos.

Dos botellas de mezcal, que no fueron suficientes según explicó Zola Jesus, y trece canciones, eso si era lo que necesitábamos nosotros para balancearnos entre los conceptos de vida y muerte que representa su disco ‘Okovi’, a final de cuentas se trataba de alborotar emociones, incluso las que contrastan entre el comentario político (una voz que también se suma empática contra el muro de Donald Trump en la frontera con México) y la necesidad de bailar ‘Dangerous Days’, si “on the floor, on the ground, on the stairs, on the way” o en un pequeño espacio agitado por los cuerpos alrededor, que se emocionan tanto como la noche anterior, pero no se arremolinan sudorosos como sucedió con A Place To Bury Strangers, Antibalas y Curtis Harding.

Aquí solo nos movemos ligeramente pero cargados de sensaciones guiadas por ella solita, subida en un banco, lanzándose en un instante hacia el público, incomodándose dulcemente ante un micrófono para realizar su número de stand up, como lo llamó, y hablarnos de la manera en que las diversas tristezas reflejadas en sus canciones son perfectas para noches de sábado.

También podría interesarte: A Place to Bury Strangers, noche post, post, post punk y shoegazera

 

Semana IR! – Curtis Harding, el soul de lunes

Todos invariablemente hemos sentido ese deseo de escapar ante las rutinas, el silencio, el mal humor y la mala compañía. Estrés que bien que mal se puede traducir en una oportunidad de incentivar el cambio. Y es ahí precisamente que se hallan los cerebros de una revista que desde hace poco más de 10 años generan estas oportunidades para la música y su consumidor.

Espacios alternos, plataformas digitales y una semana de conciertos. Indie Rocks! trajo así hace 3 años la #SemanaIR; una semana de propuestas musicales que no ponderan la cotidianidad de los días. Sólo así fue posible predicar con los ritmos del broken beat, disco y el R&B contemporáneo en plena noche de lunes.

La edición 2018 de esta fiesta inició y nos congregó con la voz de Curtis Harding; un artista joven que apenas cuenta con dos álbumes de estudio pero que se vuelven suficientes para incendiar el escenario con simbolismos un tanto psicodélicos, esotéricos y desde luego bailables. La noche de ayer no fue la excepción.

Fotografía: Hugo Tenorio

Antes de moldear las caderas de los asistentes, la furia de las guitarras fue posible gracias a Peregrino; una banda que fusiona el blues, folk e incluso country. Esta gamma de sonidos nos recordó la estética y belleza americana de un viaje por carretera, la rebeldía de las melenas y de los lentes oscuros. Todo este marco se plasmó con A Young Man’s Game’, su primer álbum y que fue la antesala perfecta de Harding.

Sin más preámbulo y sin guardarse nada, la elegancia y la contundencia de ‘Face Your Fear’ se hizo presente. Curtis Harding abrió con los sencillos que distinguen la textura de su último material; temas como ‘Next Time’, ‘On and On’, ‘Need My Baby’ y ‘Drive My Car’ dejaron entrever como primer capítulo el estilo del estadounidense.

Enseguida llegaron ‘Ghost of You’, ‘Till The End’ y ‘Go As You Are’. Todo el segundo álbum fue interpretado con la seguridad de llevar a buen puerto su sonido y a futuras generaciones. De eso estamos seguro pues entre el público se iluminaban los rostros de ciertos adultos que parecían ser fervientes fans de ‘Starsky y Hutch’. Sus pasos los delataban.

Fotografía: Hugo Tenorio

Saxofón, órgano, bajo, guitarra, teclados y platillos voladores, fueron el estandarte del escenario con el que de a poco se rompen las barreras del soul, traducido de otra forma, del alma. Barreras como el escepticismo del lunes, los celulares enérgicos y el poco espacio del foro, fueron vencidas enseguida por ‘Cast Away’ y ‘Freedom’; canciones de su primer álbum que nos contagiaron de espíritu y recuerdos, quizás de CeeLo Green y ¿por qué no?, hasta de la propia Amy Winehouse. Todas estas raíces fueron la narrativa de una noche que no queríamos dejar ir y así llegó la romántica ‘Need Your Love’ antes del encore.

Amor propio y deseo de compartir todo, incluso dos canciones más para recordar la importancia y vigencia de los primeros acordes del rock. El soul power se intensificó con las últimas dos canciones de la noche: ‘The Drive’ y ‘Keep on Shining’. Ésta última justificando el porqué del cigarrillo en la portada del primer álbum: estoicismo. Toda una pieza llena de trastes y riffs que no te permiten estar quieto. “¡So just keep on shining!”

Fotografía: Hugo Tenorio

No hay objetos externos ni parafernalia que puedan exponer lo que significa el soul hoy en día, pero ayer fue una buena oportunidad de acercarnos un poco a ello y a la sensibilidad del oriundo de Michigan. Su herencia está plasmada en esa agresividad rítmica y sonora acorde a los tiempos que se vivían en los 70 y la realidad es que éstas letras serían insuficientes si pretendo idealizar en un mismo espacio lo sucedido en el Foro Indie Rocks! El tiempo será el mejor juez.

Las noches de la #SemanaIR continúan con las presentaciones de Tino el Pingüino, Deerhoof, Antibalas, A place to Bury Strangers y Zola Jesus. ¿Princess Nokia?, ¿qué?.

Fotografía: Hugo Tenorio

Zola Jesus, un brillante pop gótico personal

Entre ‘Okovi’ y el EP Additions’, encontramos a Zola Jesus sumergida en una oscuridad sonora que abarca algunos experimentos, si en el nuevo disco las letras sobre la muerte te llevan a sitios inesperados, en el segundo material nos encontramos extensiones atmosféricas a cargo de Johnny Jewel, Katie Gately, la banda de black metal Wolves in the Throne Room y Joanne Pollock.

De gira con Alice Glass desde el mes de abril, Zola Jesus regresó después de tres años de silencio con un álbum repleto de experiencias personales provistas de una urgencia de vida, con canciones envueltas por diagnósticos de cáncer, intentos de suicidio y relaciones llenas de abuso, temas que aparecieron en su entorno y la llevaron a concebir letras que sacrifican la experiencia en favor del empoderamiento.

En camino a la Semana IR!, Paulina García tuvo la oportunidad de platicar con Zola Jesus, hablaron de la gira, los antecedentes de ‘Okovi’ y el resultado de muchos momentos de oscuridad en un brillante álbum de pop gótico, escucha la entrevista realizada en Stand By y no te pierdas su presentación el 9 de junio de 2018 en el Foro Indie Rocks!

También podría interesarte: Semana Indie Rocks! 2018

 

 

-->