hi

#SonicArsenal – Psicodélia, DIY y estética furiosa

En los últimos 15 años los carteles han superado la simple definición de “una pieza de papel que es pegada en una superficie”, también han abandonado su uso como medio propagandístico y se han convertido en la nueva herramienta del arte que rodea el rock. Anteriormente pocas veces se mostraba algo más que los nombres de los grupos que participarían en un concierto o las poses que asesinan fríamente desde una imagen plana, hoy existe una nueva perspectiva alrededor del arte de promover la música, la nueva visión tiene como objetivo crear algo sin tener que relacionarse directamente con la ideología de una banda.

Desde principios de la década de los 90, el cartel es un arte que ha crecido de forma paralela con la escena de la música independiente, enalteciendo los pequeños y los grandes conciertos. Han sobrepasado el nivel creativo de las calles y se han unido a múltiples colecciones de arte del más alto nivel. Las antiguas imágenes que eran diseñadas tan sólo para mostrar información quedaron atrás, fueron elevadas y convertidas en arte que todo entusiasta del rock ha colocado con orgullo en la pared de su habitación.

INDIE + KITSCH

Los artistas creadores de los carteles de la actualidad combinan la expresiva libertad del diseño de los 60 con la actitud “hazlo tú mismo” de la escena punk, así logran crear un material que se ha convertido en un nuevo movimiento gráfico, al menos lo es en el arte que rodea al rock. La nueva visión también es una feroz mezcla de la frescura indie y la estética kitsch, muchos consiguieron así opacar a las propias bandas que promovían.

Entre esos nuevos difusores de mensajes y creadores de fantasías paralelas a las de los grupos destaca Emek, cuyos dibujos son hechos totalmente a mano y son reproducidos en una edición limitada a sólo 300 copias. Cada uno de sus pósters es una visión alternativa, muchas veces ni siquiera se aproxima a la visión del grupo, pero aún así ha logrado establecerse como uno de los creativos más solicitados por los músicos.

Trps festival of rock posters- meet legendary rock poster artists from the 60’s to today. Golden gate park Hall of Flowers San Francisco Saturday oct 22 #trps #emekstudios #emekx #emek #posters #gigposters

A post shared by Emek Studios (@emek_studios) on

 

Aprecio la flexibilidad que me otorga el medio, porque las bandas generalmente me dan la libertad y la totalidad del control creativo, siempre y cuando incluya la información del concierto. Puedo sumergirme en las profundidades y recovecos de mi imaginación y ver que sale en la página en blanco. Soy mi propio director creativo, así que puedo experimentar con diferentes conceptos y estilos para hacer algo fresco”, explicó Emek tiempo antes de ser invitado a la primera exhibición de pósters de conciertos en el Salón de la Fama del Rock & Roll.

IDENTIDAD Y CREATIVIDAD

Esa misma visión es perseguida en todo el mundo, para todos es sumamente importante la libertad creativa y de la misma forma respetan la identidad de un grupo, al menos Emek siguió su propia línea pero mantuvo los colores básicos de la imagen de los White Stripes, en México el Dr. Alderete también dio imagen del surf y al Foro Alicia, incorporando a sus ilustraciones de comerciales y cómics de hace cuatro décadas los típicos luchadores, sin embargo la mayoría del tiempo sigue sus propios instintos.

Finalmemte impreso! Alicia 21 años

A post shared by Jorge Alderete (@dralderete) on

 

Desde los diseñadores establecidos como Frank Kozik -con sus típicas referencias a animales que se sublevan- hasta los novatos como Emek y Serigraphie Populaire –un dueto que imprime todo sus pósters a mano y basa su arte en puntos de fuga y rayones infantiles-, todos son una representación vívida de una época. Honran el libre pensamiento de una generación, la política, la furia y la imaginación de la cultura del rock de la década pasada hasta éstos apocalípticos días.

Sólo tenemos que mirar el remolino de colores y la alucinógena imaginería que sobresalía en los carteles de rock de los 60 para recordar los pensamientos contra la guerra y las protestas para hacer que prevaleciera la paz, o analizar detenidamente las muestra de los 70 para vislumbrar las luces de las pistas de baile. El diseño de los 80 estuvo en un pequeño estado de coma, pero entrados los 90 todo se mezcló y se cargó de la ironía que portaba la generación X. Ésta última horda de diseñadores es el producto de una colisión, lo orgánico contra lo mecánico y agrega algo de humor, comentarios sociales y fantasía. Incluso los más pequeños detalles tienen un mensaje.

La firma Weigelt realizó hace algunos años la subasta “The Poster Connection”, que se llevó a cabo en San Francisco y presentó múltiples curiosidades de las primeras décadas del siglo XX, incluyendo algunos pósters promocionales de diversos conciertos de jazz y blues, por eso no es de extrañar que los mayores coleccionistas de arte de rock se encuentran en San Francisco, lugar donde solían estar los diseñadores que crearon la imagen y los pósters de los 60. La cantidad de coleccionistas ha crecido tanto en los últimos 20 años que se creó la convención Flatstock, que cada año reúne durante varios a artistas, diseñadores y grandes coleccionistas de arte.

DKNG is coming to #Flatstock at #SXSW! Presented by the American Poster Institute, Flatstock 59 will display the works of the world’s top gig poster artists. The show runs March 16-18 and will feature posters of varying styles and techniques for sale by the very artists who create them. At the DKNG booth, we’ll have lots of rare and previously sold out posters available. Visit us at Exhibit Hall 4 in the Austin Convention Center, Thursday – Saturday.

A post shared by DKNG Studios (@dkngstudios) on

God Damn – ‘Everything Ever’

Que complicado es a veces poder catalogar el sonido de un artista o banda, y se entiende porque en su mayoría tratan de hacerse de una identidad y obviamente no te van a decir “tocamos igual a tal y a tal influencia”. Cuando la realidad es que la base es el estilo general que predomina, llámese rock, pop, bolero, electrónico, etcétera.

En este caso en específico, no encontramos un subgénero que indique exactamente la forma y el estilo de God Damn, y no porque sea algo fuera de este mundo, sino que es demasiado básico (que tampoco es malo) y aunque siempre leas o escuches a la crítica querer etiquetar algo como único o diferente solo por enriquecer la información, resulte que solo es una buena banda de rock, como es la situación de este dúo inglés.

En los terrenos de bandas con dos integrantes, prescindiendo de algún instrumento como bajo o guitarra, que a raíz de ondas como los White Stripes, Jeff the Brotherhood, The Kills o The Black Keys, ahora ya existen cientos de dúos de rock. Sin olvidar que existen desde hace muchos años aunque eran contados como Suicide o Simon & Garfunkel.

La música de Thom (guitarra y voces) y Ash (bateria) se va más a lo hecho por cosas como Death From Above 1979 y Royal Blood. Y en este su segundo álbum lo confirman con una buena dosis de noise, post rock y sonido alternativo noventero a la era del ‘“Bleach’ de Nirvana. A diferencia de sus EPs y su debut ‘Vultures’ del año pasado que eran más rápidos y crudos, pero igual muy buenos; ahora le meten más melodía y coros pegadizos, como en la abridora ‘Sing This’ o ‘Fake Prisons’, en otras como ‘Dead to Me’ o ‘Violence’ suenan más a los extintos y magníficos Exit_International, de hecho ‘Let´s Speak’ parece una continuación de ‘Our Science is Golden’ de los antes mencionados.

Lo que desentona un poco es el cierre tranquilo de ‘Easily Misbled’ que confirma la intención de God Damn por no sonar igual siempre, y creemos que lo consiguen con un trabajo más variado que lo antes hecho y que seguro los pondrá en el mapa global de la música y el rock radiable. De entre tantos tracks atractivos, nos quedamos con ‘Six Wires’ con un riff más pausado y denso a la ‘Lowrider’.

‘Everything Ever’ es un recomendable y agradable disco que por más que les digan que es post, punk, noise, alternativo y bla bla bla, resulta un buen álbum de rock.

En 101 palabras

Actualmente… muchos escuchas parecen pensar cada dìa más de la misma manera como se comportan… los iPods… y por lo mismo, ya no se comprometen con un género musical solitario…uno que les promete moldear perfectamente su naturaleza humana y convertirlos en los salvadores del mundo… situación que ha permitido a un aparente estilo de vida desastroso llamado “musica clasica”, el tener una segunda oportunidad… ya que muchos de los rockeros inteligentes de hoy en día incluyen entre sus preferencias, algunas pieza de música clásica contemporánea… o de la llamada tendencia nü clásica, ya que los antiguos límites abismales entre lo “popular” y lo “clásico” cada vez se hacen más indistinguibles gracias a la creatividad de los artistas…y solo los muy ciegos… o muy necios le ven un problema a este acercamiento.

 

Al final toda la música se convierte en…música clásica,… ya que al repasar la historia de otros géneros musicales, es imposible no percibir una sensacion de divertido… deja-vu. Así, la historia del jazz, por ejemplo, pareciera recapitular la evoluciòn de la música clásica…¡pero a gran velocidad!:

Primera etapa: Satchmo y Duke…y Bix y Jelly Roll enseñan a una generación de músicos a… “extraviarse” en el sonido…

Segunda etapa: la era de la pompa burguesa, donde las orquestas de swing de la alta sociedad se mueven paralelamente a las orquestas románticas norteamericanas.

Tercera etapa: los músicos se rebelan contra esa imágen burguesa haciendo eco de la revolución de la música clásica modernista, a veces incluso, involucrándose con ella (Charlie Parker utiliza los primeros acordes de la Consagración de la Primaver de Igor Stravinsky en su tema “Cacahuates Salados” (Salt Peanuts”).

Cuarta etapa: el free jazz aparece y su evolución vanguardista provoca que el jazz pierda contacto con las masas y se convierta en una expresión musical elitista.

Quinta y última etapa: un período de recompostura con figuras como Winton Marsallis intentando que el jazz tradicional se mueva artisticamente en paralelo con mucho de la música neo romántica de los compositores de finales del siglo XX, esfuerzo que, desgraciadamente, llega muy tarde para lograr que el jazz regrese al gusto del público en general

 

Y esta evolución en el jazz… puede ser perfectamente aplicable para el rock, pues…¿que es el movimiento punk o post punk, (etapa 3 del jazz)… sino rockeros románticos hipereducados rebelándose contra el romanticismo bombástico del rock progresivo o de estadios? (etapa 2 del jazz)… e igualmente…en los primeros años del siglo XXI hubo muchos exponentes del rock pertenecientes a la etapa 5 del jazz … reviviendo el neoclasicismo del rock… y así, agrupaciones como The Strokes, The Hives, The Vines, The Stills, The Thrills, The White Stripes y muchas otras, evocaron con su música, muchos de los momentos sonoros más puros de las décadas de 1960 y 1970, utilizando para ello instrumentos antiguos… amplificadores descontinuados… consolas de grabación anacrónicas…e incluso, algunos de ellos llegaron a afirmar que”…deliberadamente no usarían en su propuesta musical NADA que no hubieran escuchado antes… ”y aún más, uno de los discos de The White Stripes proclamaba en su contraportada que“ …en la grabación, mezcla y masterización de este disco NO se utilizó ningun dispositivo de computo….” (continuará)

Alex Ross, LISTEN TO THIS. 2010, NY, EUA.

Escucha al @Rocktor101 en Vanguardia 101 los jueves a las 20:00 horas.

-->