hi

Banda Sonora 101 – Martin Scorsese, melómano (segunda parte)

La semana pasada publicamos en este mismo espacio la primera parte de un viaje mágico musical por la extensa filmografía de Martin Scorsese, cineasta que ha integrado a la música como parte fundamental de su propio lenguaje cinematográfico. En esa primera entrega, abarcamos las décadas de los 70 y 80 del siglo pasado, periodo que cubre de las películas MEAN STREETS (1973) a GOODFELLAS (1990).

Ahora toca el turno a la segunda mitad de la filmografía de Scorsese, es decir, revisaremos las películas (y sus bandas sonoras) realizadas por Scorsese de 1990 a la fecha, incluidos los documentales que hizo para la televisión pública hasta la serie VINYL (2016) que realizó para el canal HBO.

Iniciamos el viaje con un brinco en el tiempo al año 1990:

GOODFELLAS (1990)
Se estrenó el 9 de septiembre de 1990 en la Mostra de Venecia, donde inició un exitoso recorrido por festivales internacionales de cine. Junto con la trilogía de EL PADRINO (Francis Ford Coppola) y ÉRASE UNA VEZ EN AMÉRICA (Sergio Leone), se le considera una de las mejores películas de mafiosos en la historia del cine. La protagonizan Robert De Niro, Ray Liotta, Elizabeth McGovern y Joe Pesci. En la banda sonora: Muddy Waters, Derek & The Dominos, Bobby Darrin, Tonny Bennett, Cream…

 

 

CAPE FEAR (1991)
Es una revenge movie potentísima que se estrenó en el festival de Berlín de 1991. La protagonizan Robert De Niro, Nick Nolte, Jessica Lange y Juliette Lewis. Un violador sale de prisión luego de catorce años de condena y asedia a la familia del abogado que lo defendió, mismo que cometió un grave error al ocultar un documento clave durante el juicio. La música original es de Bernard Herrmann (PSICOSIS).

 

 

CASINO (1995)
Es una película de mafiosos protagonizada por Robert De Niro, Joe Pesci y Sharon Stone. Retrato de la decadente vida de dos gángsters en Las Vegas con una banda sonora de antología que define los gustos musicales de Scorsese: Rolling Stones, Ottis Reading, Muddy Waters, Roxie Music…

 

 

KUNDUN (1997)
La siguiente película de Scorsese llegó a México vía la Muestra Internacional de Cine de 1998. Se llama KUNDUN, se realizó en 1997, y se trata de un filme biográfico sobre el Dalai Lama con música original de Phillip Glass.

 

 

BRING DOWN THE DEAD (1999)
Esta película cuenta la historia de un paramédico asediado por la culpa que busca redimir un hecho del pasado que lo atormenta. Nuevamente el tema de la culpa presente en el guión de Paul Shrader y en la filmografía de Scorsese. El soundtrack trae rolas de The Clash, R.E.M. Johnny Thunders, The Who…

 

 

GANGS OF NEW YORK (2002)
Protagonizada por Leonardo Di Caprio, Daniel Day-Lewis y Cameron Diaz, se trata de una revenge movie ubicada en Nueva York a mediados del Siglo XIX, cuando la ciudad era un campo de batalla infernal entre inmigrantes Irlandeses e ingleses que llegaron antes y se consideraban nativos. U2 compuso el tema principal de la película: “The Hands that Built America.”

 

 

THE BLUES (2003)
En 2003 viene la serie THE BLUES, o MARTIN SCORSESE PRESENTS THE BLUES, un proyecto de siete capítulos, coordinado por Scorsese, sobre la historia del blues para la televisión pública estadunidense, en el cual también participaron personajes como Clint Eastwood y Wim Wenders. Un proyecto a todas luces ambicioso en términos de difusión de la cultura musical.

 

 

THE AVIATOR (2004)
Ahora vamos al 14 de diciembre de 2004, día del estreno mundial en Nueva York de El AVIADOR, segunda colaboración de Di Caprio con Scorsese. Esta película cuenta la vida del legendario Howard Hughes con una selección maravillosa de canciones en cada etapa de su vida. Hasta Django Reinhart suena en esta banda sonora…

 

 

NO DIRECTION HOME: BOB DYLAN (2005)
En 2005 Martin Scorsese se involucró en un proyecto de televisión pública cultural y realizó un portentoso rockumental de casi 6 horas llamado NO DIRECTION HOME: BOB DYLAN, una investigación exhaustiva sobre el icono cultural y premio Nobel de literatura.

 

 

También podría interesarte: Bob Dylan le canta al amor gay

 

THE DEPARTED (2006)
Vamos a 2006 con THE DEPARTED, nuevamente con Leonardo Di Caprio, y película que finalmente (se lo debían desde los años 70) le valió el Oscar a Mejor película y Mejor Director a Martin Scorsese. El soundtrack, para no perder la costumbre, cuenta con una selección de rolas de altos vuelos.

 

 

SHINE A LIGHT (2008)
Pasamos a 2008 con una película padrísima que se llama SHINE A LIGHT, un registro documental de un concierto en Nueva York de los Rolling Stones, viejos amigos de Martin Scorsese, quien nuevamente (como en THE LAST WALTZ, 1978) da lecciones de cómo se debe filmar un concierto en vivo.

 

 

SHUTTER ISLAND (2010)
Luego en 2010 viene SHUTTER ISLAND, otra colaboración con Leonadro Di Caprio. Cuando se estrenó a finales de 2010 tuve la oportunidad de viajar a Nueva York para entrevistar a Scorsese. Sin duda uno de los mejores días de mi vida. Pero, bueno, lo importante es que la película es un portentoso thriller psicológico con realidades paralelas. Muy loca pero buenísima. En este caso, para la banda sonora Scorsese acude a la música de cámara.

 

 

GEORGE HARRISON: LIVING IN A MATERIAL WORLD (2011)
En 2011 Scorsese regresa al genero documental con GEORGE HARRISON: LIVING IN A MATERIAL WORLD, sin duda la mejor película que se ha hecho sobre el músico y ex miembro de los Beatles. Una joya del cine-rock.

 

 

HUGO (2011)
En el 2011 también se estrenó una película entrañable de Scorsese que se llama HUGO, un homenaje al cine del gran Georges Melies y primera película se Scorsese en 3D y para toda la familia. La música original es del canadiense Howard Shore.

 

 

THE WOLF OF WALL STREET (2013)
Es la quinta colaboración de Leonardo Di Caprio con Martin Scorsese, quien en este filme lleva a la ficción la vida real de un pillo de cuello blanco llamado Jordan Belfort. La banda sonora es un catalogo impresionante de rolas, sin duda se trata de uno de los mejores soundtracks en la filmografía de Scorsese.

 

 

VINYL (2016)
Cerramos el viaje por la filmografía de Scorsese en 2016, año en el que n 2016 Martin produjo (y dirigió un capítulo de) la serie VINYL del canal televisivo HBO. Tanto la serie como el soundtrack vuelan por lo alto. Chequen el sountrack.

 

Memorias de 33 RPM

1. Mi primer vinilo me lo regaló mi mami… que en paz descanse… en el año de 1965 a la edad de 11 años. Se adquirió por el precio en aquella época de 15 pesos, en el Liverpool de Insurgentes Sur…después de suplicarle un buen rato que me lo comprara… a lo cual accedió finalmente. ¿Cuál fue?…. LOS KINKS… con cuatro inolvidables temas de puro… total y absoluto rock & roll… aun lo conservo… 🙂

2. Después de ahorrar 10 pesos de aquella época casi cada mes, durante prácticamente todo el año de 1968… y de haber visitado asiduamente el legendario recinto que sin duda era Hip 70… para escoger uno de sus discos importados de aquella época… finalmente llegó… porque así lo solicite… mi primer LP en vinilo… fue THIS WAS… primera producción de JETHRO TULL… y que me costó casi todos mis ahorros… 95 pesos. Recuerdo que lo escuché con mis amigos de la época… esa misma tarde lluviosa de julio o agosto… y que… ante el sonido que surgía de las bocinas de un antiguo mueble TELEFUNKEN…mi actitud y la de mis acompañantes durante toda su reproducción fue la de… un pasmoso silencio… el cual fue roto al terminar el ultimo tema… por uno de nosotros al proclamar… “pues no se ustedes… pero nunca había escuchado esto… y suena… de poca madre… asi que vamos a escucharlo otra vez”… declaración que hizo que el disco se repitiera solo esa tarde en cuatro ocasiones… y en los siguientes días… ya no recuerdo… pero que sin duda representó para mi… una sonoridad… en esa época… fuera de este mundo. También aun conservo el vinilo.

3. Finalmente… la ultima vez que adquirí un vinilo… en el año de 1980… ya era un profesionista… y durante mi breve estadía como parte de mi entrenamiento médico en los Estados Unidos de Norteamérica… fue imposible resistirme a visitar esos santuarios sonoros que sin duda eran aun en la década de 1980… sus tiendas de discos… y en esa época con menos limitaciones de todo tipo… me hice de una sola vez de… si… 250 discos de vinilo… los cuales… no recuerdo cuanto me costaron…pero… lo que estoy seguro es que aun… aun los conservo.

A partir de esa fecha no volví a hacerme de un solo disco de vinilo… porque empecé a coleccionar… discos compactos… y lo que siguió… y sinceramente… a estas alturas… y dada mi edad y mi condición auditiva… no creo que vuelva a comprar un LP de vinilo.

#SonicArsenal: el álbum unificado

 

Siguiendo las diversas líneas de pensamiento de Brian Eno me encontré su sistema para acomodar las canciones dentro de un disco, casualmente unos días después empecé a leer la edición de 33 1/3 dedicada al disco ‘OK Computer’, que resultó ser algo más que una gran explicación sobre el delicado orden de los tracks, también fue un largo “ahhhhhh” que nunca había pensado: ¿qué sucedió cuando se agregaron más minutos al pasar del formato del vinilo al CD? Ni qué decir cuando el algoritmo empezó a decidir que sucedería entre oreja y oreja.

 

En el espíritu de siempre, les comparto fragmentos del libro de Dai Griffith y por supuesto la explicación de Brian Eno.

“Hemos pasado mucho tiempo escuchando las canciones de este álbum en diferentes secuencias … tratando de encontrar una buena secuencia para presentarlo. Este es un tema tradicional al hacer un disco – porque una canción puede adular o matar la que sigue. Era más fácil en los días de vinilo, ya que se trataba de lidiar con dos tipos de música – Lado 1 y Lado 2 – y era relativamente fácil dividir el material en dos grupos de, por ejemplo 5 o 7 canciones. Pero cuando llegaron los CDs, de repente tenías un flujo continuo de hasta 80 minutos de música.

 

Ahora estamos en una era diferente de nuevo, donde mucha gente descarga tracks de forma individual y realmente no tienes idea de en qué orden (o en compañía de qué) será escuchado tu trabajo. Sin embargo, como si la descarga no existiera todavía, hemos invertido un montón de tiempo tratando de llegar a un orden que sonaba bien si lo reproduces de principio a fin.

 

Para que te hagas una idea de las dimensiones de este problema: Yo estaba trabajando con una banda una vez en un álbum de 15 canciones, y estábamos empezando a preguntarnos como darles una secuencia. Alguien en la banda dijo: ‘¿No podríamos sencillamente escuchar todas las alternativas?’. Decidí averiguar cuánto tiempo nos tomaría. El número de secuencias es 15x14x13x12x11x10x9x8x7x6x5x4x3x2x1 …. que es un magnífico 1.307.674.368.000 – o aproximadamente 1,3 billones de posibles secuencias. Si cada una de estas secuencias te toma una hora para oír, asciende a alrededor de 150 millones de años de escuchar continuamente. Si te gusta dormir y tener una vida social, se debe multiplicar por 3, que llevaría hasta 450 millones de años – por lo que tendríamos que haber comenzado a escuchar a mediados de la Era Paleozoica, rodeado por desconcertadas formas de vida, para haber cumplido el plazo de principios de julio de 2011 en la era del Holoceno.

 

Es evidente que, para nosotros los mortales, pasar por todas las alternativas no es una opción. Así que Rick y yo, por desgracia mortales, escuchamos en forma aleatoria – dejamos el reproductor de CD lanzando las pistas en cualquier orden, y prestamos atención a las combinaciones que tenían sentido (o sonaban horrible). Así es como hemos construido el orden de reproducción, pero había una mosca en la sopa: la respiración de los cuervos. Independientemente de lo que parecía debíamos hacer, había una que no quería sentarse cómodamente. Realmente quería estar sola, separada de todo lo demás. Es por eso que ponemos el minuto de silencio, de modo que, para los que escuchan el disco como una experiencia continua, habría una pausa antes de comenzar. (No es un silencio en realidad – puse un poco de ruido blanco, un falso silbido de cinta por ahí… para hacer una señal psicológica de que algo estaba pasando.

 

Mi sugerencia es escuchar de vez en cuando el álbum de forma aleatoria. Eso produce algunas sorpresas agradables, como de repente darse cuenta de un track que realmente no habías notado antes”.

-->