hi

Complemento digital

Hay un caos en el aire. La transformación de la mecánica de relación entre los medios convencionales y el publico, con la participación de los medios digitales, ha creado un caos efectivamente en el aire. Desde las formas usuales de producción agotadas en sistemas creativos que parten de un aparente conocimiento de las audiencias, hasta la preconcepción con que se aborda la realización misma de la televisión o la radio, los valores ciertamente alejados de las audiencias que dominaron los criterios de la media convencional han sido destruidos, o mas bien, exhibidos. En un país con una limitación legal que impedía la competencia autentica vía la propuesta creativa de contenidos, como es el caso de México, la imposibilidad de cuestionar los modelos de comunicación hegemónicos de características cuasi monopólicas fue la propia razón por la que la bomba del anacronismo exploto prácticamente ‘en vivo’ tomando por sorpresa a la industria. 

El esquema de concesiones que limitaban la participación presente y a futuro de nuevos jugadores en radio y TV, y que permitían la concentración excesiva de estaciones de radio y televisión en muy pocas manos, fue la propia razón de su desapego a la nueva cultura de la comunicación que estaba revolucionando el mundo.

En otros países con esquemas de propiedad de los medios, no concesiones, entornos mas amigables para la competencia, los medios entendieron que tenían que cambiar tanto su metodología del proceso creativo y producción, como el lenguaje e intercambio de conceptos con el publico. Mas allá de crear sitios de Internet, cuentas en redes sociales, el nombre del juego es cambiar el lenguaje con el que nos relacionamos hoy en día la nueva generación de consumidores de comunicación e información. 

El movimiento de audiencias hacia la segmentación cada vez mas sofisticada que se agrupa en fenómenos que podrían considerarse tribales, pero que permiten a cada individuo asociarse a cuantas tribus quiera y se identifique con ellas, es un movimiento que divide el pensamiento en bloque que suponían los medios electrónicos convencionales. Esto es, la masificación de los mensajes ha sido destruida por un acceso cada vez mas dinámico y agresivo a la información con el poder de la retroalimentación en tiempo real. 

Esa retroalimentación, esa posibilidad de reaccionar de manera inmediata a cualquier información, otorga un nivel de poder objetivo a cada miembro de la audiencia que rompe con la actitud pasiva de la que se alimentaba la concepción anónima de la comunicación masiva. Aunque el individuo no participe, no envíe un mensaje como consecuencia de mensajes recibidos por los medios, su propia actitud hacia ellos ha cambiado a partir del hecho de que sabe que tiene en sus manos la herramienta para cuestionar o calificar cualquier intento de convencimiento comunicacional ya sea vía entretenimiento o información. 

El elevamiento automático de su estatus como participante activo del proceso de comunicación es el principio del cambio que debe incluir respeto y consideración hacia la perspectiva viva, manifestada permanentemente por el publico. 

Esta fue la perspectiva con que iniciamos Rock 101 en 1984. El respeto y consideración al publico, rasgos que desde entonces considere inherentes a la creación de un concepto como el que tenia en mente. Propuestas constantes, inquietantes, innovadoras en el pensamiento de públicos que precisamente por eso, por la búsqueda de nuevas ideas e identidades complementarias en sus vidas, buscaba la conexión con el medio de comunicación. 

Esta visión fue la que nos permitió comprender, sin conocer aun las consecuencias de hasta donde íbamos a llegar, la importancia de ubicar nuestra nueva era de Rock 101 en Internet. Mas allá de ubicarnos en el lugar físico en donde se iba a llevar el intercambio de información, comunicación y entretenimiento del futuro, la idea era desarrollar el principio de comunicación que se llamo radio en una nueva frontera. Un desafío completo.

Desde 2010, que comenzamos este viaje por aguas desconocidas, hemos visto como se ha transformado toda la lógica unilateral y descendente del mensaje tal y como se concebía en los medios electrónicos. La evolución de los lenguajes nos ha dado la razón no solo en el presente, sino también en el pasado cuando buscamos siempre romper el esquema monologuista de la radio. Nuestro modelo de comunicación, Rock 101, parte del principio de participación e intercambio activo al considerar a nuestra audiencia como pares en la creación de un nuevo ejercicio de entendimiento y cultura. 

La adaptación a la era Internet fue concebir ese dialogo permanente con las audiencias con nuevas y mejores herramientas de dialogo. Ello nos llevo a explorar nuestro lenguaje y efectivamente darnos cuenta que la complejidad de la nueva comunicación del siglo XXI exige una interpretación en múltiples niveles para múltiples plataformas en donde se desarrolla una conversación multilingüe que involucra la estética visual, la estética auditiva, la estética literaria, y la asimilación exacta de marcos de referencia culturales que detonan la velocidad y empatía de la experiencia completa de conexión en un nuevo y multifacético medio. La concepción de nuestro nuevo medio como una evolución de la radio, significa el compromiso con el cambio sabedores que, como ha ocurrido a lo largo de la historia, ningún medio como tal desaparecerá, sino sera adecuado a las nuevas condiciones de la multiplicidad de factores que inclinan a cualquier persona por uno u otro u otros de los miles de outlets que existen hoy en día. 

El riesgo de automplacientemente quedarnos en la media convencional significaba estar siempre tentados a asumir una preponderancia en materia de influencia mediática que esta en ruta de extinción, que es inevitable, pero que ofrece un espejismo cómodo sobre el cual dejar de preocuparse de la batalla que esta librándose en todas las capas de la comunicación digital como nuevo terreno de juego. 

La asimilación de Rock 101 al entorno Internet fue absoluta, coherente y eficiente, y esto nos ha dado la oportunidad de convertirnos en una estación de comunicación -o NCCT, Núcleo Creador de Contenidos Transmedia- con una visión prospectiva al servicio de mensajes eficientes, propuestas innovadoras y desafíos conceptuales que nos envuelven en una relación altamente dinámica y complementaria con la comunidad que nos conforma. 

La comprensión de estas estructuras digitales con las que nos entendemos hoy, ofrece una perspectiva sumamente atractiva para la nueva forma de conexión promocional y publicitaria que están buscando anunciantes con quienes comprendemos que el involucramiento de una marca o un servicio es mas hoy en día un acto de convicción, a través del medio adecuado, que un mensaje de imposición. Hoy, mas que nunca, la relación creíble y armónica entre medio y producto o servicio a anunciar, es indispensable para el nuevo juego de atracción entre marcas, medios y públicos. 

En el contexto del nuevo lenguaje horizontal, todas las partes somos complementarias. El ‘spot carrier’ que durante años envio al anunciante a un ‘reel’ de publicidad en el que competía por atención entre otros anunciantes, que dejo de funcionar hacer muchos años, es ahora mas evidentemente disfucional para el logro de una eficiencia comunicacional. El ‘ruido’ que significa la publicidad, como fue concebida en el siglo XX, ha dejado de ser una opción en el control cada vez mas férreo que ejerce el publico sobre su propio medio y que esta muy por encima del zapping. 

En la incorporación de todos los elementos que conformaran un nuevo medio de comunicación en el siglo XXI, estamos trabajando. En la armonía de todas las piezas complementarias de la comunicación horizontal, esta la cadencia con la que navegaremos en la propuesta y construcción del nuevo entorno digital que nos alimenta diariamente.

NCCT, Rock 101 en el siglo XXI

 

La caracteristica fundamental de Rock 101 ha sido la innovacion. Permanentemente desafiando sus propios conceptos, en 1984 transformó la forma como se produce la radio contemporánea, creando una escuela que influyó determinantemte en nuestra sociedad hasta convertirse en lo que es hoy: un fenómeno cultural.

 

En 2009 decidimos desafiar el registro histórico que hasta ese momento garantizaba una percepción legendaria basada en la nostalgia y la falta de propuestas que han caracterizado el siglo XXI. Después de trabajar en ideas para incorporarlas a la radio convencional y no encontrar la dinamica intelectual adecuada, estudiamos a fondo el nuevo medio que se estaba desarrollando como alternativa genuina, siempre que se manejara con un criterio altamente profesional y con la visión de un contenido sólido que un tenia mucho que ofrecer, y que era precisamente el concepto esencial de Rock 101.

 

 

Convencidos de que la ruta del cambio y el espacio de la revolución en comunicación era Internet, decidimos crear rock101online.mx para llevar la radio al nuevo espacio en el que seria encontrada en el futuro -en 2010 cuando apareció rock101online.mx era el lanzamiento de los teléfonos inteligentes-, fuimos la primera estación que tuvo app en México y que comprendió la importancia de la transferencia de audio a velocidades de alta fidelidad, como para crear un canal auténticamente alternativo en el desarrollo del nuevo e imperante medio. Hoy en día, de 70 millones de líneas moviles, el 50% es de aparatos inteligentes en donde la gente escucha su música y su nueva radio. Una radio que desborda la mera transmisión de audio aprovechando las distintas plataformas que la propia naturaleza internet ofrece.

 

A lo largo de estos años hemos ido evolucionando al ritmo que la nueva comunicación alternativa nos ha exigido para comprender los nuevos tiempos, los nuevos ritmos, los nuevos lenguajes de comunicación e interpretación de los mensajes que la dinámica supersónica de dialogo ha impuesto en nuestra sociedad. Redes sociales, autodeterminación de los mensajes, el nuevo papel de las audiencias como generadoras de su propio contenido, así como las nuevas necesidades de información y comunicación que exige el mundo contemporáneo, han sido el desafio para la evolución de Rock 101 en una nueva era. Con su esencia firme y sólida, la estación ha cumplido con creces el compromiso con su propia promesa de mantenerse en la vanguardia y en la creación de nuevas fronteras de comunicación y concepto.

 

Comprendiendo y asimilando esta nueva dinámica del mundo Internet, desarrollamos lo que hemos llamado el Núcleo Creador de Contenidos Transmedia. Entendiendo el nuevo lenguaje de la mass media en extinción. Y es que en la nueva y constante propuesta de contenidos y medios de carácter digital que rebasan a la media de caracter convencional, la anticuada idea de mass media es fragmentada en diversas plataformas complementarias que en conjunto suman el contenido necesario para la dinámica que entendemos los nuevos públicos, mass media que se aleja de su definición inicial de publicos anónimos y silenciosos, y que se redefine como comunidades con características específicas que nos reunen, a manera de tribus o clanes, alrededor de un intercambio vivo de experiencias, propuestas, dialogo permanente de caracter horizontal en donde Rock 101 elasticamente modifica su posición de anfitrión a receptor, de emisor a receptor, enriqueciendo el movimiento diario de las propuestas creativas en un concierto de imágenes, textos, música, palabra, todos los elementos jugando en un universo de sensaciones que sobrepasa la definición académica, industrial o comercial, para adentrarse en un nuevo fenómeno en donde la identificación entre audiencias y emisores es total, desafiando los principios de comunicación convencional que, desde la misma trinchera de am, fm o tv, no alcanzan a comprender la naturaleza de las nuevas perspectivas de dialogo comunicacional, perdiendo credibilidad en perjuicio de públicos, anunciantes, y creadores de contenido.

 

El pasado 19S es un ejemplo de como los medios convencionales se quedaron atrapados en primitivos modelos que intentaron replicar, sin éxito, la explotación del morbo y la inflamación de la noticia buscando el protagonismo informativo, sin comprender el nuevo papel de horizontalidad e intercambio. El 19S incrementó la distancia entre el nuevo público y las viejas inercias. Incremento la pérdida de credibilidad y confianza en la media convencional.

 

Generando contenidos de una nueva generación atendiendo a una nueva generación, Rock 101 ha logrado evolucionar sin perder un gramo de su esencia con ello confirmando el valor cultural que equipos de personas dedicadas a la exploración y vivencia de las nuevas culturas urbanas aporta al dialogo tan necesario en la era de la hiperinformación.

 

Alcanzando a mas de 10 millones de personas mensualmente, y creando contenidos que están influenciando al agotado y desorientado mainstream, Rock 101 es la confirmación de la credibilidad a partir de la pasión por parte de su equipo creativo, en donde todos, todos los miembros de esta comunidad, son parte activa.

 

En continuo proceso de evolución, confirmamos el compromiso por la alternatividad y la permanencia de la creencia en que es posible y necesaria la existencia de espacios creados profesionalmente para la exposición y difusión de tanto talento que este nuevo México esta produciendo todos los días, y que puedes escuchar, ver, leer, vivir en Rock 101 todos los días.

-->