hi

Metric – The Topaz Tour 2015

Metric, más que una banda llena estadios, es una banda íntima, con facilidad para conectar con su público en un trance de sintetizadores y guitarras, con la voz melódica, casi infantil de Emily Haines como guía a los oídos a través de los juegos de texturas y capas sonoras.

Con un atuendo plumario Haines dio la bienvenida al público. Extravagante, hermosa abrió la noche con ‘Lie, lie, lie’ canción de su nuevo álbum ‘Pagans In Vegas’, que tiene cierto encanto de dance floor y regresa a construcciones ochenteras con referencias a The Soft Cell y Depech Mode.

 

Después de ‘Youth without youth’, no bajaría la intensidad de la presentación. El público de Metric entregado como apóstoles a una profeta rubia, musitaba las letras y coros cargados de energía. El juego de luces rojas, amarillas, topacio doradas, armonizaban con la complicidad ojo-oído.

 

Ya sea con un pandero, plumas adornadas con gemas, o un manto verde fosforecente, ‘To Bad So Sad’ fue la elegida para hacer la danza del velo, Emily se entrega a la noche y al público, la presentación es personal. Se siente cómoda en el escenario y acogida por el calor de sus fans.

 

La noche reventó con el tema Cascades, los sintetizadores volaron cabezas y el piso del Plaza Condesa cobró vida para no descansar durante noventa minutos de pop fúrico contenido.

 

Acogiéndose a la intimidad que permite el foro la rubia eléctrica murmura: “Its being a while, we made it, we love it” (Ha pasado un tiempo/lo logramos/lo amamos refiriéndose a su ausencia de dos años) confiesa Emily, en un murmullo, con una mirada de disculpa. “Vamos a tocar una canción cercana al corazón” se conmueve con la audiencia y los acordes de Sick Muse levantaron un mar de suspiros y abrazos.

 

En la cúspide del concierto, se hizo un silencio y Emily explica que ha aprendido español. Con la voz tenue y temblorosa empezó: “Quisiera dedicar este momento del concierto a nuestros amigos de Le Bataclan” gritos esporádicos y después negro silencio. “Eran nuestros amigos, tocamos el mes pasado, estamos muy tristes” y sin más cantó “Así de fuerte/ lo que sea/ no tengas miedo/ quédate con eso/ que te motiva a seguir” Y luego, ‘Gold Guns’ para conmover hasta el acompañante más aburrido.

 

En un abrazo de color y sonido en la intimidad de la acústica la banda Metric se despidió con ‘Breathing Undewater’ un nuevo himno para la desolación, el agobio y la no pertenencia a cualquier sitio.

 

Los encargados del warm up de la noche fueron los mexicanos de Torres de Hanoi presentando su disco ‘Supernatural’; sin pena, ni gloria, perfectos desconocidos que suenan a cualquier conocido.

 

Set List

Encore

-->