hi

El soundtrack de la vida – Verano Austral

En febrero de 1982 Gustavo Adrián Cerati conoce en el club River Plate a Charly Ficicchia, hijo de Tito Alberti. Completando así, la última pieza, junto con Zeta Bosio, que faltaba para lo que sería la formación de una de las bandas de rock en español más grandes de la historia.

Cabe mencionar que el movimiento rock argentino nace tras un hartazgo social de las oscuridad y represión de la dictadura militar y un sentimiento nacionalista provocado por la guerra de las Malvinas.

También podría interesarte: Cerati Infinito

La primera banda que formó Cerati junto a Bosio y Alberti se llamó los Estereotipos, inspirados en el sencillo Stereotype / Interrnational Jet Set de la banda británica de 2 tone, The Specials. La banda sobresalía por su mensaje antiracista y de unificación por la libertad. La influencia de la voz de Terry Hall en Gustavo Cerati es muy clara y el sentimiento idealista de la banda era compartido por el trío argentino.

 

 

En sus inicios la banda recorría la recién descubierta escena de pubs en la Capital Argentina, entre su repertorio se encontraba una versión en español de I Saw Her There de The Beatles, castellanizada como ‘La vi parada ahí’ . La canción original del cuarteto Liverpool, era el lado B de del primer sencillo del álbum Please, Please Me de 1963.
No puedo evitar imaginar la escena bonaerense de los 80 encendida entre humo de cigarrillo descubriendo su libertad.

 

Otra gran influencia de lo que sería Soda Stereo fue The Police, quienes visitaron Argentina en 1980.
18 años después, Miles Copeland invitó a Gustavo Cerati a participar en un disco tributo a la banda. Fue así como surgió Tráeme la noche, una versión en español de Bring on the night , que grabó junto a Andy Summers. Cerati confesó admirar la estructura armónica y melódica de la rola. En esta versión, Cerati toca el bajo y las percusiones estuvieron a cargo de Vinnie Colaiuta (se dice que Stewart Copeland al escuchar el track se lamentó por no haber participado).

Muy pocas veces tenemos la oportunidad de ponernos en los zapatos de nuestros ídolos y por una noche, Gustavo tuvo la ocasión de ser Sting.

 

 

La influencia y referencias a lo largo de mi vida con Gustavo Cerati y Soda Stereo son innumerables, por eso, en esta entrega decidí contar la historia desde otro punto de vista. Sin embargo estoy seguro de que muchos de sus propios soundtracks personales tienen mucho que ver con lo que nació en el verano austral y aún sigue vivo en nuestra memoria.

También podría interesarte: Bocanada, un encuentro de dos mundos de Gustavo Cerati

-->