hi

El soundtrack de la vida: Vientos de cambio

Dicen que lo único inevitable es el cambio, todo en este mundo está en constante evolución. El domingo nuestra Ciudad, nuestro país iniciará un proceso de cambio, no estoy aquí para vaticinar o juzgar ese cambio, únicamente para referenciar este hecho, ciertamente inevitable, con algunas rolas que hacen énfasis y que nos muestran su gran importancia.

Un factor muy importante para tomar cualquier decisión es el económico, ¿cuántas veces el hecho de tener saldo suficiente en nuestra cuenta a cambiado un si por un no y viceversa ?. Desde un punto de vista romántico el dinero no debería afectar nuestra vida, sin embargo en un frío baño de realidad, para la mayoría de la población mundial; la búsqueda de riquezas ha sido la motivación detrás de los grandes cambios en el orden mundial; tal vez esa haya sido la inspiración detrás de la pieza instrumental de The Smiths de 1986, Money changes everything; o pudo ser una reflexión sobre el momento de su carrera. Lo que es una certeza es que no tuvo nada que ver con Cindy Lauper y que es una rola que personalmente disfruto mucho.

 

 

El 7 de enero de 1972, un día antes de cumplir 25 años, The Thin White Duke, David Bowie lanzó el sencillo Changes de su álbum Honky Dory. Ya para esos días Bowie era reconocido por su camaleónica personalidad y con este track hacía una reseña de su carrera al momento. Esta tendencia se mantuvo a lo largo de su carrera, David Bowie es un ejemplo perfecto una persona que se adapta a los tiempos, que no se estanca y busca evolucionar, encontrando nuevos temas, nuevos ritmos y mantenerse actual y revolucionario a la vez.

Sin duda una lección a la que debemos prestar atención y que nos inspira a mantenerlos alertas a las nuevas oportunidades que nos entrega la vida y no tener miedo a hacer nuevas cosas y siempre enfrentarnos a nuevos retos. Changes fue la última canción que Bowie interpretó antes de retirarse de los escenarios y en mi opinión su más grande legado.

 

Los años 90 estuvieron marcados por grandes cambios en el orden político y económico mundial, la caída del Muro de Berlín el 9 de noviembre de 1989 llenó al mundo de ilusión, lo que parecía imposible: la re unificación alemana, el fin de la guerra fría nos llenaba de una sensación de paz que es difícil de explicar. Este sentimiento inspiró a Klaus Meine, vocalista de la banda alemana Scorpions a escribir la que sería su power ballad más exitosa Wind of change, que fue incluía en el álbum Crazy World de 1991.

 

La letra aunque cursi e idealista, habla de una posibilidad de hermandad que ocurre tras un cambio, de la aceptación ante los (inevitables) cambios y sobre todo de pensar en los beneficios que pueden venir en el futuro.

Hoy vivimos en un país dividido, polarizado, y ante los vientos de cambio que se avecinan, porque sin importar los resultados, ciertamente habrá un cambio, lo importante es que tanto ganadores como vencidos (si lo tenemos que poner de algún modo) busquemos la reconciliación, el punto medio y pensemos más allá de nuestras propias posiciones y pensemos, por una vez en el bien común.

 

También podría interesarte: Alternancia 2018

-->