hi

El soundtrack de la vida: El rock y el verano del 84

La lluvia y calores insufribles son la señal inequívoca de que el verano ha vuelto a la ciudad, pero para quienes nos gusta el rock, el verano realmente nunca nos abandona, los acordes de la guitarra, la áspera voz de los vocales, la intensidad del bajo y la batería que retumba al ritmo de nuestros corazones nos mantiene en un estado constante de adrenalina, parecida a las de aquellas noches de verano de nuestros años mozos.

El verano y el rock están intrínsecamente relacionados, y en esta edición de El soundtrack de la vida les comparto cómo he llegado a semejante conclusión:

Todos en nuestra vida hemos soñado con formar una banda, y el equivalente musical al “pero me chingué la rodilla” normalmente es, conseguí un trabajo, o me casé. Sobre esto habla Bryan Adams en su éxito de 1984 del álbum Reckless, Summer of 69, en la que el protagonista recuerda con nostalgia ese dulce verano del 69, en el que compró su primera guitarra, tuvo su primer amor y armó su primera banda, sin duda un verano que parecía que iba a durar por siempre y al que regresa en su mente a los que se refiere como “lo mejores días de su vida”. Curiosamente la canción que fue escrita por el propio Adams y Jim Vallance estuvo muy cerca de llamarse Best Days of my life, el título y la letra fueron motivo de discusión entre los coautores, pero al final se impuso Bryan Adams.

 

El amor de verano es también un tema constante, tanto en el rock, como en la vida, tal vez tenga que ver con ese sentimiento de despreocupación que vivimos durante un periodo de transición y a una edad en la que parecería que la vida no tiene consecuencias. Cuando pienso en esto, mi mente no puede evitar referirse a The Boys of Summer del Álbum Building the perfect beast (1984) de Don Henley, la cual fue compuesta originalmente por Henley en una máquina 4 track en la que pudo crear la base del ritmo de la canción y posteriormente finalizada con la ayuda del productor Jimmy Iovine. Las letras refieren a esos momentos en los que nos podemos perder bajo una piel bronceada y gafas oscuras pensando que ese sentimiento nos puede durar toda la vida, pero con cierta conciencia de saber que por más que lo queramos, sabemos que no va a ser así.

Al final, la magia del verano nos atrapa y nos mantiene en un estado de felicidad infinita, ya sea tirados al sol panza pa´arriba en un habitual Acapulco en la azotea o en una piscina ubicada en una realidad alterna como en el vídeo musical de Magic de The Cars llena de personajes raros y situaciones graciosas que solo pueden ocurrir en un loco sueño de verano. El track fue escrito por Rick Ocasek producido por el mismísimo Robert John “Mutt” Lange y llegó a ser número 1 del US Billboard Top Rock Tracks también ese fructífero 1984.

De cualquier modo, ese respirador artificial llamado verano se agota, pero gracias a rolas como estas, y muchas más; podemos vivir eternamente y aferrarnos a ese periodo tan feliz de nuestras vidas con la certeza de que pase lo que pase siempre podemos volver ahí.

También podría interesarte: Britpop, un verano de siete años

Porque el pop no tiene la culpa

¿Cuántos géneros y subgéneros de música y derivados del rock and roll podríamos encontrar? Creemos que una cantidad realmente exagerada. Sin embargo hay algunos sonidos que han trascendido más allá del mainstream o la vigencia generacional y que simplemente se quedan en la influencia de un gran número de artistas.

Uno de ellos es el llamado power pop, estilo que no surgió con una planeación ni una intensión para generar un cambio social o protestar en contra de algo establecido. A manera de una pequeña evolución del pop rock sesentero y el dominio de leyendas como Los Beatles y los Beach Boys, surgen actos que toman esas melodías de coros pegajosos del pop y lo combinan con riffs de guitarra un poco más fuertes, con distorsión suave. Si quieren una buena introducción al tema chequen esta guía del AV CLUB.

Y es que el propósito de éste texto no es contar la historia como surge el sonido power pop ni cómo ha ido evolucionando.  Lo que queremos es darles una pequeña muestra de éste género que prácticamente está en todos lados y lo han disfrazado con distintas etiquetas.

 

A finales de los sesenta y principios de los setenta a la música de exponentes como The Raspberries o Badfinger le denominaban “bubblegum” y su sonido no era más que una extensión de melodías del blues rock y pop muy a la The Kinks o The Who. Poco a poco salen a la escena bastantes grupos con más influencia, uno de ellos es Cheap Trick, quien muchos consideran el verdadero padre del movimiento junto a The Knack y su mega hit ‘My Sharona’ quedaron para siempre en los anaqueles de los one hit wonders más destacados. Y los grandiosos Big Star, quienes fueron los que evolucionaron el estilo sin llegar a tener un éxito tan comercial como los ya mencionados.

 

Cuando el power popcomienza a mezclarse con otros géneros es a finales de los setenta y principios de los ochenta.  Surgen estilos como el punk, el new wave, en las estaciones colegiales de Estados Unidos le empiezan a llamar indie a la gran cantidad de bandas que se transmiten y poco  a poco penetran en el gusto de más audiencia.  Y es que la diversidad  de  agrupaciones era bastante, con ejemplos como The Cars, también considerados parte medular en el desarrollo del género. O en  Inglaterra con The Jam, Buzzcocks, The Undertones hasta Blondie y XTC que muchos los catalogan como parte del New Wave y post punk. Incluso combos como Hüsker Du y The Romantics.

 

Y así en la mayoría de subgéneros que nacían, el mote de power pop se iba perdiendo cada vez más, hasta desaparecer totalmente como movimiento y dejar cenizas en casi todos los estilos que hasta ahora surgen. Como en los 90 con el llamado rock alternativo, el britpop y el pop punk. Y en pleno siglo XXI con el boom del indie y el rock revival, podemos encontrar en un sin número de artistas la influencia del power pop.

 

A continuación les dejo unos ejemplos de nuestros favoritos en el género:

 

Pilar en el rock alternativo de los noventa y uno de los mejores exponentes del sonido power pop. Como dato, aquí en nuestro país la primera vez que nos visitaron, algunos medios los promocionaron como los padrinos del ¡¡¡EMO!! ‘Falling For You’ es una de sus mejores canciones.

 

Banda de Ohio que ejemplifica en su totalidad el sonido en este XXI. ‘Revolution’ es su carta de presentación.

 

Melodía que abre el enorme ‘100% Fun’ de 1995,  ‘Sick of Myself’ lleva la bandera del power pop en todo lo alto.

 

Los hermanos McDonald con toda la influencia sesentera  ONE CHORD PROGRESSION de uno de sus mejores discos “Show World”.

 

Con solo un disco de larga duración y un EP, a finales de los noventa U.S. CRUSH nos dejó BLEED.

 

El maestro Ric Ocasek y The Cars fueron el ejemplo más claro del género en los 80. ‘You Might Think se extrae del homenajeado ‘Heartbeat City’ de 1984.

 

Considerados en el terreno del post punk y el alternative rock. Liderados por Paul Westerberg, The Replacements llevan una gran parte del power pop en su música, y como homenaje a los Big Star crean esta maravilla llamada ‘Alex Chilton’.

 

CHEAP TRICK

Los máximos exponentes  del sonido power pop, han influido a demasiados artistas desde hace más de 4 décadas. ‘Surrender’ es un clásico considerado como de los mejores stadium anthems.

 

Si quieren conocer a detalle la historia del power pop chéquense estos blogs:

http://powerpopaction.blogspot.mx/

http://powerpop.blogspot.mx/

http://absolutepowerpop.blogspot.mx/

http://www.popgeekheaven.com/

Y en Spotify este playlist.

Infinidad de artistas llevan la marca del power pop en su sonido y es complicado enumerar las corrientes en donde su influencia existe aunque como tal ya no se tome en cuenta. Si quieren recomendar a más bandas del género o darnos sus comentarios para enriquecer el artículo, saben que estamos para seguir conociendo y aprendiendo.

-->