hi

Números de bestias: 35 años con Eddie The Head

Aunque Derek Riggs llevaba varios años trabajando en ese personaje, no fue hasta el lanzamiento del debut de Iron Maiden que la imagen de Electric Matthew, un símbolo de la rebelión punk en el Reino Unido, se convirtió en Eddie the Head o Edward the Great, uno de los íconos del heavy metal. La impactante cara de Eddie en una tétrica noche no sólo dio un marco perfecto a la música de Iron Maiden, también se volvió un personaje de culto que afirmó su presencia a lo largo de los 80 y 90, con múltiples variaciones que se adecuaron a las necesidades del grupo británico.

El 14 de abril de 1980 apareció por primera vez Eddie, 35 años después ha cambiado en diversos aspectos, adaptándose a las diferentes etapas de Iron Maiden, de lo simple y crudo del álbum debut a la rapidez e imagen estilizada de ‘The Book of Souls’. El personaje que en sus primero años fuera una simple imagen de papel maché al fondo del escenario la mayoría del tiempo ha estado muerto, pero también ha sido un zombie, una momia, un cyborg, un mutante, paciente en una institución mental, protagonista de vídeos y en algunas ocasiones ha regresado a su estado original de cadáver inspirado por el movimiento punk

Desde su aparición en el sencillo ‘Running Free’, Eddie ha sido la representación gráfica de Iron Maiden y uno de los elementos más distintivos del metal, aparece en cada disco y sencillo, incluso ha tomado su propio camino como figura de acción y tema para dos vídeo juegos. Sin duda es demasiado movimiento para un muerto, que ha logrado conservarse demasiado bien para caminar por el escenario miles de veces, tan solo para que los fanáticos verdaderamente sientan que estuvieron en un concierto del grupo británico. Es tan poderoso el tal Eddie, que incluso ha controlado a Satán, él es el que mueve los hilos en la portada de ‘The Number of the Beast’.

-->