Tesla

Si Apple asegura sus propios contratos de cobalto, en lugar de dejárselo a las compañías que le suministran sus baterías, podría encontrarse en una intensa competencia con los fabricantes de vehículos por el metal.

Él es el multimillonario dueño de Tesla que acaba de lanzar un cohete al espacio, pero todo lo que realmente desea, es una novia