hi

Consumo de música digital incrementa las emisiones de gas

Un estudio reciente ha revelado que los servicios de streaming afectan en mayor medida en comparación con la producción musical física.

De acuerdo a una investigación conjunta entre la Universidad de Glasgow y la Universidad de Oslo, se encontró que a pesar de una considerable caída en el uso de plástico en la producción musical en las últimas dos décadas, el “almacenamiento y transmisión” de los archivos de música digital en realidad ha incrementado las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) por parte de la industria.

Mientras que la producción anual de plásticos disminuyó de 61 millones de kilogramos a 8 millones de kilogramos entre los años 2000 y 2016, el estudio encontró que la descarga y el streaming en realidad ha llevado un aumento significativo en la cantidad de GEI emitidos por la industria de grabación. Los investigadores descubrieron que la cantidad de GEI generada por la transmisión y descarga de música en línea es más grande de lo que alguna vez fue la cantidad generada de plástico para la creación de vinilos, CD’s e incluso casetes.

“Estas cifras parecen confirmar la idea de que la música digitalizada es música desmaterializada” dijo el doctor Kyle Devine, profesor asociado e investigador principal de la Universidad de Oslo, en un comunicado refiriéndose a las estadísticas del 2000 sobre la disminución de plástico. “Las cifras pueden sugerir que los aumentos de descarga y streaming hacen la música más amigable para el ambiente. Pero una imagen muy diferente emerge cuando pensamos acerca de la energía utilizada para escuchar música en línea. Almacenar y procesa música en línea utiliza una enorme cantidad de recursos y energía, lo que tiene un impacto en el medio ambiente.”

Investigadores coinciden con que el incremento en el consumo de música digital coincide con el bajo costo de la música grabada, que es menor por lo que los consumidores están dispuestos a pagar por ello, lo que ocasiona un mayor aumento en el consumo musical. La llegada del streaming en los últimos 10 años significa solo $9.99, un poco más del 1% del salario semanal en E.U.

Los consumidores ahora tienen acceso a toda la música grabada jamás lanzada y que ahora se encuentra en plataformas como Spotify, YouTube, Apple Music, Amazon, etc,

Los investigadores han enfatizado que el punto del estudio no es desestimar el consumo digital, pero sí a ser un poco más conscientes sobre los hábitos de consumo, “El punto del estudio no es decirle a los consumidores que no escuchen música, pero sí que tomen en cuenta los costos que implica el consumo musical”, dijo el doctor Matt Brennan, un lector de música en la Universidad de Glasgow “Esperamos que esto pueda alentar al cambio de consumo a algo más sostenible, que remunere a los creadores musicales y que al mismo tiempo tenga buen impacto ambiental.”

Como último, este estudio saldrá en un documental que lleva el mismo nombre, el cual será presentado en conferencias de música en Canadá, Estados Unidos y Australia en abril y junio de este año.

Plataformas de streaming vs formato físico

Actualmente existen muchos medios y plataformas de reproducción musical en el mercado, YouTube, Spotify, Shazam, SoundCloud, Apple Music, y no podemos olvidar a los clásicos pero cada vez más olvidados CD’s.

No es de sorprender que el día de hoy la mayoría de las ventas sean en plataformas digitales, pues desde que aparecieron las plataformas de streaming, las ventas físicas se vieron notoriamente afectadas, desplazando a los CD’s y vinilos, siendo así más relevantes las primeras en cuanto a beneficio de los artistas. El incremento en las ganancias de la industria musical es considerablemente mayor en comparación con hace 20 años, cuando las ventas físicas eran las que sostenía al mercado. Tan solo en 2006 estos ingresos habían alcanzado su punto máximo con el disco ‘Be Here Now’ de la banda Oasis, el cual había sido lanzado en 1997 y que un 80% de sus ventas representaban la cuantiosa suma de 19 millones de dólares.

Pero ahora todo ha cambiado, pues con la llegada de las plataformas antes mencionadas, y con las nuevas generaciones que están más en contacto con la tecnología, las ventas se han incrementado hasta un 34%, es decir, casi los 9 millones de dólares, representando casi el 40% de la música producida. Mientras que la venta del formato físico cayó al menos un 10%, que serían unos 4.7 millones y el 24% de la música grabada.

Fotografía: Michal Ludwiczak

Las estadísticas hablan, sin embargo no todo es tan favorecedor como se ve, pues se dice que plataformas con comerciales como lo es YouTube, no pagan lo que deberían a artistas y compañías por la transmisión de música, y que a pesar de eso, genera más ganancias de las que otorga.

El jefe de la Federación Internacional de la Industria Fonográfica (IFPI en inglés), Frances Moore, comenta que al menos un 37% de los ingresos adquiridos son por las cuentas que pagan suscripción, “Estamos trabajando para que la música sea bien valorada en todos sentidos. Estamos trabajando para que se respeten los derechos de autor en todo el mundo, para que al negociar haya un trato justo ideal para quienes crean música.”

Y lo mismo sucede con el mundo de los videojuegos; las ventas digitales se han disparado hasta un 50% debido a lanzamientos de videojuegos online como Overwatch o Fortnite, así como las plataformas de stream, véase Twitch, han tenido una mayor popularidad debido a las transmisiones de competencias profesionales a nivel mundial.

Sin duda la tecnología avanza a pasos agigantados, y a veces son los mismos consumidores los que dan la pauta para lo que debe continuar y lo que no, con el pesar de aquellos nostálgicos que aún se aferran a los vinilos o las consolas, pero siempre con la ilusión de que más adelante puedan sacar una versión remasterizada de aquello que ahora llamamos pasado.

¿Te gustaría silenciar a ciertos artistas? Spotify lo hará realidad

Aún en fase de prueba, Spotify alista un nuevo servicio para escuchar sólo la música que te gusta, permitiendo bloquear de las listas de reproducción a aquellos artistas que no son de tu agrado.

Con esta nueva posibilidad, la aplicación de música, podcasts y vídeos digitales en streaming se pondrá a la par de otras plataformas como YouTube, que también ofrece la opción de mostrarte sólo los contenidos que te interesan.

Esta opción para deshacerte de los artistas que no cuentan con tu preferencia es una demanda que desde hace mucho solicitaban los usuarios de la plataforma.

Es importante destacar que no todas las opciones que se prueban en las versiones beta se aplican al final. Sin embargo, en la versión de prueba 8.4.89.675 para iOS ya se cuenta con esta opción.

De llegar a la versión final, el botón de bloqueo será muy fácil de utilizar y una vez que se acceda a esta opción, las canciones o artistas seleccionados no se reproducirán mas en las diferentes listas, recomendaciones del sistema o estaciones de radios donde pudiera aparecer; aunque no tendría efecto para las canciones en las que determinados artistas hayan colaborado con otros artistas. 

Esta función de bloqueo llegaría luego de las críticas debido a las acusaciones de abuso sexual contra R. Kelly, lo que llevó a cientos de usuarios de Spotify a protestar contra el cantante con el hashtag #MuteKelly y que llevaría al rompimiento de Sony con el artista.

Como respuesta, la plataforma eliminó las canciones de R. Kelly de sus listas de reproducción editoriales (que son seleccionadas por el personal de la app), aunque su música seguía disponible en la aplicación.

Los chinos ya le pisan los talones a Spotify

La semana pasada, las acciones del gigante chino de reproducción de música en línea, Tencent Music Entertainment Group, registraron un alza de casi 10% durante su primer día de cotización en la bolsa de Nueva York, recaudando alrededor de $1,100 millones de dólares, con un precio inicial de $13 dólares por acción y que al final se vendiera a $14 dólares cada una.

El resultado significó un valor de mercado para la firma de casi $23,000 millones de dólares, con lo que igualaron a Spotify, pues la compañía sueca tenía el mismo valor al cierre de un día anterior, de acuerdo con información de Reuters.

Tencent planea usar estas ganancias para expandir su catálogo musical, desarrollar nuevos servicios y dar promoción a la empresa.

Con alrededor de 800 millones de usuarios activos mensuales, de los cuales 35 millones pagaban suscripción de acuerdo con cifras de finales de septiembre, Tencent Music es parte del gigante chino en tecnología Tencent Holdings. Posee también QQ Music y Kugou Music, algunas de las apps de música que gozan de mayor popularidad en China, además de WeSing, un servicio de karaoke.

Mientras que las ganancias de Spotify están basadas en su número de suscriptores activos (160 millones de usuarios), la mayor parte de los ingresos de Tencent Music proviene de regalos virtuales como stickers y pasteles virtuales de cumpleaños, entre otros. Los usuarios de la compañía china compran estos obsequios para otros usuarios y/o artistas y los destinatarios pueden canjearlos por dinero.

Cabe mencionar que Tencent Holdings sólo opera en China, y que Spotify no funciona en ese país; sin embargo ambas compañías han comprado acciones, una de la otra.

 

 

El streaming alivia a la industria musical

La música en streaming se ha convertido en la primera fuente de ingresos de la industria de la música en México. 

¡Napster está vivo!

Lo vimos regresar momentáneamente cuando existía la aplicación Songkick y reconocimos el gatito del logo en algunos comerciales argentinos, parecía extinto, pero Napster está de regreso, listo para entrar en la guerra donde el mp3 ya no existe, sino las interminables listas de reproducción mandan.

 

En 2011, Napster fue adquirido por Rhapsody, la compañía no llegó a ningún lado pero ahora está de regreso como un servicio de streaming y reproducción offline, el costo por el servicio es de $99 pesos y estará disponible en todas las plataformas (iOS, Android, Windows, Web, Sonos y Chromecast). Al igual que otras compañías, ofrecerá listas de reproducción para cada ocasión, cada estado de ánimo e invitará al algoritmo a que realice una predicción de tus gustos futuros.

 

El regreso de Napster es importante para los que vivieron la transición a finales de la década de los 90, donde Internet era un lugar donde la comunicación entre los usuarios era limitada y la idea de compartir archivos entre múltiples computadoras era casi inexistente, sin embargo millones de personas accedieron al concepto de abrir su disco duro por Napster, un inocente proyecto que surgió en una habitación universitaria con el objetivo de simplificar la búsqueda de música en línea, facilitando el intercambio de archivos.

 

Aunque los problemas posteriores por derechos de autor opacan toda la historia, al menos podemos recordar que 1999 fue el año en que descubrimos que nuestra música también podía ser la de alguien más, tan importante fue su aparición que la industria de la música cambió debido a este servivio P2P de Shawn Fanning y Sean Parker, que finalmente fue adoptado por Apple para crear iTunes.

-->