hi

Carrie Fisher: tuve sexo con David Bowie. Creo

Cuando Carrie Fisher tenía 17 años, se despertó desnuda en la cama con el cantante David Bowie, pero había tomado tantas drogas que no podía recordar si habían tenido relaciones sexuales.

“Creo que tuvimos sexo. ¿O fantaseé con ello?”, cita la fallecida Fisher en una nueva biografía.

También se dice que la actriz estadounidense mejor conocida por interpretar a la Princesa Leia en la series de Star Wars, tuvo una aventura amorosa con Freddie Mercury, el cantante de Queen.

Fisher, que falleció a los 60 años en 2016, asistía a la Royal Central School of Speech and Drama en Londres cuando fue invitada con su madre, la actriz Debbie Reynolds, a una fiesta organizada por Mick Jagger.

Fue allí donde conoció a Bowie, quien “pareció sobrevivir durante días a la cocaína que hace vibrar el cerebro”. 

Ella dijo que Mercury, que tenía una cadena de amantes masculinos, le dijo: “Un tipo como yo necesita más”.

Recuerda el diario argentino La Nación que los historiadores cinematográficos Darwin Porter y Danforth Prince dieron a conocer revelaciones sobre el resultado de la ardua investigación que llevaron adelante para escribir su nuevo libro. Y así, contaron que, cuando tenía apenas 17 años, Fisher mantuvo tórridos y clandestino encuentros con el compositor de “Heroes” y con el líder de Queen.

Traducción libre de Lilith T. Masso de The Sunday Times

El soundtrack del soundtrack de la vida

El cine ha sido una gran influencia en mi vida, y una de mis actividades favoritas desde muy corta edad; puedo jactarme de haber visto muchas de las películas clásicas en la pantalla grande y me da mucha rabia cuando me pierdo alguna, la veo después en TV (sin importar las dimensiones) y me doy cuenta de lo diferente que habría sido la experiencia en una sala de cine, pero eso no resta que tenga un soundtrack del soundtrack de la vida.

Además de las obligadas producciones de Disney en el cine Lindavista (porque por allí vivía mi abuelita) la primera película con actores que recuerdo haber visto fue ‘Vaselina’ (‘Grease’) y continúa siendo una de las pocas películas musicales que me gustan, pero para un niño de 4 o 5 años, la interpretación de ‘You Are the Want That I Want’ me hizo experimentar mi primer crush (Olivia Newton-John) y probablemente también mi primer man-crush (John Travolta); años después vendría Timbiriche a arruinarlo todo (y hacerle un gran daño al país), pero no voy a hablar de eso, sino de ese ideal de cantar y bailar sin importar que la situación lo requiera o no, pero sobre todo la decisión que tomé con apenas un lustro de vida para ser como Danny Zuko y no seguir las tontas reglas de nadie.

Después de los obligados arreglos de John Williams para ‘Star Wars’, recuerdo haberme fascinado por la música que Queen compuso para la fantasía steampunk de Dino de Laurentis, ‘Flash Gordon’, ¿pero quién podría resistirse a la línea de bajo de John Deacon y la operística voz de Freddie Mercury explotar en un poderosísimo Flash? Cabe mencionar que De Laurentis quería a Federico Fellini como director de la cinta y el mismo George Lucas quiso hacer una versión de aquel héroe de historietas.

Crecer en los 80 fue sin duda una gran época para disfrutar de óperas rock como ‘Quadrophenia’, ‘The Wall’ o ‘Rock and Roll High School’, sin embargo y con el perdón de los puristas, esta vez estoy escribiendo sobre mis recuerdos de la infancia, y siendo sincero en aquellos tiempos era mucho más probable que mi atención la captara Kenny Loggings con ‘Footloose’, la épica historia de Ren McComack un adolescente de Chicago que por azares del destino llega a un pequeño pueblo en el que, óigalo usted, estaba prohibido bailar. Por increíble que parezca la cinta esta (levemente) basada en hechos reales.

Finalmente me referiré a un, ahora casi desconocido, western urbano de 1984 llamado ‘Streets of Fire’ de Walter Hill. Cuando tienes 10 años, cualquier película que parezca un cómic, es celebrada como la mejor que hayas visto en tu vida y si encima la música fue compuesta por Ry Cooder, es la combinación ideal para descubrir, dentro de tus fantasías pre adolescentes, que la música es tu verdadera razón de ser y para muestra está el primer sencillo del sountrack, ‘Nowhere Fast’. Así que no importa que no sepan cuál sea su destino, siempre y cuando este acompañado de la música que les gusta para llegar rápido, aunque sea a ninguna parte.

 

Podría interesarte: La sencillez del concepto

Stormtrooper crucificado desata polémica

Cuídese de la fuerza de los hombres de Dios, especialmente si estos creen que estás convirtiendo una Iglesia al lado oscuro.

Así inicia, con una advertencia, el texto de The Times.

 

Todo porque una instalación de arte que consta de un stormtrooper de Star Wars crucificado, estuvo en el centro de la controversia esta semana, después de que los representantes de la Iglesia Católica se quejaron de su presencia, mientras rezaban en su propia iglesia, intervenida por Christopher Wren.

El stormtrooper había sido instalado con otras obras de arte con tema de crucifixión como parte de la exhibición Stations of the Cross (Estaciones de la cruz).

El decano en St Stephen Walbrook en la ciudad de Londres había dado permiso a la exhibición. El predicador anterior, Jonathan Evens, había apoyado el proyecto, diciendo que estaba “diseñada para provocar la reflexión por artistas lidiando con sus respuestas al desafío y escándalo de la cruz de Cristo”.

Él agregó: “Para mi esta imagen levanta preguntas similares a aquellas que CS Lewis levantó en su trilogía de ciencia ficción, es decir, que habían otros artistas existentes en otros planetas. ¿Acaso Cristo encarnaría entre estas otras razas para luego morir por su salvación? El punto de vista de Lewis, aquel que propone en la historia, es que Cristo lo haría”.

Aunque, no todos creyeron su argumento. “Es simplemente ofensivo para los cristianos, para ser honestos”, dijo un padre.

“El personaje de Star Wars fue un poco raro”, dijo Francis McKenna, otro adorador en una iglesia anglicana. “No me importó demasiado.”

El Stormtrooper, de Ryan Callanan, fue exhibido con un dibujo en pastel por Francis Bacon y otros trabajos como parte de la exhibición que será mostrada hasta el 23 de Marzo. Ben Moore, su curador, dijo que la iglesia también se ha debatido sobre quitar algo de de las obras que muestran desnudez.

Moore organiza exhibiciones para reunir dinero para buscar a su hermano, Thomas, quien desapareció en 2003.

“Mi intención no es ser blasfemo o irrespetuoso a lo cristiano y a la iglesia”, dijo. “Creo que estos trabajos están levantando preguntas interesantes y debates. He reflexionado sobre la pieza de la crucifixión y creo firmemente que tiene resonancia con la historia de la crucifixión”.

Líderes eclesiásticos han optado por alejar el stormtrooper de la vista de los católicos que rezan. En una alcoba muy, muy lejana…

Dale click si te interesa profundizar en la obra de Ryan Callanan

Los últimos Jedi: la reinvención de todo un universo

Por: Elmer Mejía

“En una galaxia no muy lejana: ‘Star Wars’. El futuro de la saga y de la nueva trilogía está a merced de Disney, la compañía de entretenimiento más grande (y  posiblemente pronto la única) de la actualidad. Es esta ocasión deja al mando del episodio nueve a Rian Johnson, director de ‘Looper’, quien tendrá que enfrentar a un ejército de enardecidos fans si su cinta no cumple con sus expectativas, se parece al episodio cinco o a la primera trilogía, podría ser un buen epílogo para la nueva entrega del fenómeno cinematográfico más grande de la historia, y su conclusión sería que el director y escritor no lo logra.

La película comienza exactamente en el punto final en el que nos dejó el episodio siete: Rey (Daisy Ridley) logra dar con Luke Skywalker (Mark Hamill) en búsqueda de respuestas y un entrenamiento jedi. Desde este punto Rian Johnson rompe con la dinámica entera de una saga compuesta por nueve películas (si contamos ‘Rogue One’): el objetivo del cintillo de introducción es contar que sucedió entre episodio y episodio y aquí no ocurre.

Tal vez es algo trillado pero esclarece que el director nunca tuvo intensiones de hacer fan service. Por ejemplo, todas las teorías que se realizaron durante los dos años entre el episodio siete y éste fueron desechadas, unas que se quedaron sin responder y otras con respuestas tan absurdas, todo con el afán de entregar algo fresco e impredecible. Otro caso es la desmitificación del jedi, destruyendo por completo el concepto y las ilusiones de chicos y grandes sobre esa figura.

Otro error es la relación del tiempo con su narrativa: el tiempo hipotético de la cinta ocurre en menos de una semana, con sucesos que se reducen a batallas, y que busca profundizar en la historia de nuestros personajes de la manera más fácil posible con giros dramáticos más que improbables: Rey aprende su posición en el juego gracias al contacto directo con el lado oscuro, Poe Dameron (Oscar Issac) aprende a punta de prueba y error a ser un líder y Finn, junto a Rose, sigue siendo el emblema de diversidad, protagonista de una línea argumental secundaria que termina siendo innecesaria. ¿De qué sirve ese énfasis en la diversidad racial si su importancia es demeritada?

A su vez, las historias de Luke Skywalker y Leia Organa son tan insípidas que ahora sí ya se ven las intenciones de tenerlos como un gancho más que respetar su legado.

Agreguemos que los antagonistas Hux, Kylo Ren y Snoke son de los que hablan mucho y realizan poco, y por más que lo intenten escritores y realizadores, nunca serán personajes memorables y mucho menos Darth Vader. Hasta elementos secundarios como los Porgs, esas criaturas que nos introdujeron en los tráilers y que terminas odiando más rápido de lo que los amaste, lucen más que los propios villanos.

Sin embargo, en cuestiones de realización y producción cumple: fotografía, dirección de personajes, sonido, el auto-homenaje de John Williams en el soundtrack, actuación, pre y postproducción… Todo está ensamblado para entregar una película entretenida pero no digna de Star Wars. Es por eso que considerarla una de las mejores películas de la saga e inclusive compararla con “El Imperio Contraataca” es falaz, cuando realmente estamos frente ante una de las entregas más medianas de este universo.

Este texto más que ser una reseña de “Los Últmos Jedi”, es una crítica a lo que viene para la saga, tal vez en un sentido fatalista. Rian Johnson será el encargado de crear los episodios 10, 11 y 12 (o 1, 2 y 3) de una nueva trilogía que tal vez se preocupara más por la pluriculturalidad, el “final del jedi” y por vender muñecos a diestra y siniestra en navidad que por generaciones de fans habidas y por haber.

Johnson no planea revivir ‘Star Wars’ sino reinventarlo ¿Es necesario? Una cosa es introducir nuevos personajes, criaturas, planetas e historias a un universo que se puede expandir; otra es darle un twist completo a lo que ya se nos había planteado hace 40 años.

¿Realmente Rian Johnson es el hombre correcto para relanzar ‘Star Wars’? ¿Por qué no llegarle al precio a J.J. Abrams para que intervenga en este resurgimiento? ¿No es muy pronto para volver a construir el universo que deshizo Disney hace apenas unos años eliminando el canon que los fanáticos ya conocían? Tomemos en cuenta de que ‘Star Wars’ nunca envejecerá, ya es una tradición e inclusive una religión para muchos otros desde 2001. Johnson es el protagonista de este drama espacial con todo un universo en su poder, en el que puede tomar la batuta del jedi que salvó a la galaxia o del sith que al fin pudo terminar con la resistencia. Que la fuerza nos acompañe.

Star Wars y El recuerdo de Marnie

Desde que se ve el título en amarillo en la pantalla de la sala entra la nostalgia Star Wars con salas abarrotadas uniendo a 3 generaciones. Las ventas de boletos no parecen descender y la producción tiene ya varios records.

 

Otros momentos que llenan de sentimiento al fan es ver a los personajes de La Alianza Rebelde de la primer saga: Leia Organa (Carrie Fisher), Luke Skywalker (Mark Hamill), Han Solo (Harrison Ford) y solo por que lo sabemos Chewbacca (Peter Mayhew, actor que ha participado en todos los episodios).

 

Los hechos millonarios que han llevado esta película ahora dirigida por J.J. Abrams comienzan con la compra de derechos en 2012 por parte de Disney a la productora LucasFilm por 4,000 millones de dólares de todo lo referente a Star Wars.

 

Desde entonces, Disney ha tenido ganancias con todo tipo de artículos, parques temáticos, caricaturas, videojuegos y por supuesto, el episodio VII que puede ser visto en 3D y 4D.

 

Hasta el momento, el único que parece molesto con que sea una película “retro”, ya que tiene el toque de la primer saga es George Lucas, sin embargo los comentarios generales de los fans han sido muy buenos, sobre todo si se compara con las mala aceptación que tuvo la segunda saga (Episodios I, II y II).

 

La historia es muy parecida al episodio IV. La búsqueda del maestro Jedi que ha desaparecido y la lucha contra el imperio. Lo importante es la forma narrativa de Abrams quien ha demostrado con hechos que sí fue un fan desde niño de “La Guerra de las Galaxias”.

 

Una prueba de que el director no se casó con los personajes y fue estricto en el momento de edición por el bien de la historia fue el personaje de Maz Kanata, personaje al que Lupita Nyong’o dio fisionomía con el mapeo del motion capture, es una especie de oráculo/Joda que guía con paciencia y sabiduría a la luz.

 

Ese personaje estaba supuesto a salir más, pero al final la fluidez no lo permitió.

 

El antagónico de “El despertar de la fuerza” es Kylo Ren (Adam Driver), mostrado como una marioneta del lado oscuro e integrante de la familia contra la que pelea. Con la sombra de Darth Vader, su deseo de ser el gran señor no llega.

 

El personaje principal es Rey, interpretado por Daisy Ridley, el cual ha dejado muchas dudas que han sido explotadas en redes sociales y por varios portales de Internet. Como es un personaje nuevo y no se da casi ninguna explicación de su origen, el misterio ha dado varias teorías para descifrar quienes son sus padres. La más mencionada es si es hija de Luke Skywalker… pero seguro eso no se sabrá con certeza hasta el 2017, año donde se planea el estreno del episodio VIII. Ya ha sido anunciado que los dos siguientes episodios serán dirigidos por Rian Johnson.

 

Volviendo a Rey, es un personaje femenino que nos recuerda a la Princesa Mononoke, que más allá de la vestimenta y el Bō que tan bien dominan, describe a una joven en soledad. La esperanza de mejorar, de luchar contra los grandes monstruos intangibles.

 

De eso mismo habla “El recuerdo de Marnie” dirigida por Hiromasa Yonebayashi. La primer película del Studio Ghibli tras la salida de de Hayao Miyasaki quien se despidió con “El viento se levanta”. Otra despedida del estudio la hizo Isao Takahata con “El cuento de la princesa Kaguya”.

 

“El recuerdo de Marnie” tiene elementos claros de las dos películas anteriores y del resto del catálogo ya que la mayoría o por lo menos las más renombradas tiene personajes femeninos retratados con una fuerza que las hace especiales. Ya sea una princesa del mar (Ponyo), la elegida de Buda (Kaguya), la encargada de aventuras maravillosas (Chihiro), la joven encantada que logra romper hechizos del castillo ambulante  (Shopie) y la lista continua… Todo esto es para dejar claro el largo trabajo desarrollado de la heroína poco convencional de los estudios Ghibli.

 

Sobre Marnie, es también una niña poco común que parece no encajar con sus compañeros de escuela. Luego de enfermarse es llevada a una provincia alejada de la ciudad con familiares que la cuidan. En ese lugar conoce a Marnie, quien desde el inicio se vuelve su amiga. Los recuerdos van y vienen como alucinaciones para descubrir que es una historia de recuerdos más que de fantasía.

 

Hay viajes al pasado que no son muy claros hasta que la verdad se devela sobre qué une a las niñas. La animación es impecable y en general la narrativa es simple, aún los nudos dejan ver detalles de la conclusión.

 

Hay otro punto de unión con Rey y sus recuerdos/visiones y la condición de orfandad que al fin de cuentas, encuentra una causa más fuerte para seguir adelante y luchar contra todo problema que se presente de forma natural.

 

Cabe mencionar que Disney es la distribuidora oficial en Estados Unidos de las películas producidas por Studio Ghibli. Sobre sus inversiones, ya ha superado todo. Star Wars: El despertar de la fuerza recaudó 120 millones en su día de estreno tan solo en Estados Unidos, siendo la primer película en lograrlo.

 

¡Más guerreras por favor!

Star Wars estrena app y presenta detrás de las cámaras de “The Force Awakens”

Por si fuera necesario algo más para alborotar a los que ya tienen marcado en su calendario el 18 de diciembre de 2015, Star Wars presentó un detrás de las cámaras de “The Force Awakens”, el primer episodio de una nueva trilogía que ya tiene sumamente ansiosos a todos los warsies, y una nueva aplicación que extiende el universo más allá de Arderaan.

 

El nuevo material detrás de cámaras” de “Star Wars: El Despertar de la Fuerza” fue presentado en Comic-Con 2015 en San Diego por su director J.J. Abrams y su productora Kathleen Kennedy.

 

 

Si necesitaban estar más pendientes del estreno del episodio VII, Disney Interactive y Lucasfilm lanzaron la aplicación oficial de Star Wars para sistemas iOS y Android, con la que podrán estar al tanto de todo lo relacionado con la franquicia, que este año también abarcará la serie Rebels y videojuegos como Battlefront.

 

-->