hi

Ceremonia 18, hacia la apertura de sonidos

No era lo que más destacaba entre las múltiples actividades, escenarios y zonas de descanso, pero al fondo, sobre una colina del Foro Pegaso estuvo visible todo el tiempo, sin decir mucho pero manifestando demasiado con su presencia, la bandera del arco iris reflejaba el espíritu de Ceremonia 18, tanto en sonidos como en una apertura general de respeto hacia los actos, la música y las expresiones que veríamos a lo largo de la tarde y noche del sábado.

Drags, penachos, lentejuelas, boas rosas y azules decorando los escenarios y uno que otro alienígena inflable, muchos más que en otras ediciones de Ceremonia, un festival que desde su inicio se ha inclinado hacia el crossover, acercándonos a tendencias que se convierten en una experiencia hacia actos más conocidos y otros por conocerse.

 

Podría interesarte: ¿Por qué le temen tanto al reggaeton?

 

Con el viento que cambió todo en Ceremonia 17, pero con mayores medidas de seguridad en el 2018, nos dejamos ir por el calor y el paseo en la rueda de la fortuna para observar desde las alturas la dinámica del festival: el flujo de gente sin grandes aglomeraciones, sus sonidos diversos, un público que se adapta a las propuestas y pasa de ellas cuando no le agradan sin necesidad de agredir a quienes están en el escenario, siempre buscando una experiencia nueva, incluso en el área gastronómica, todo mundo tiene un foodie en el interior al que le interesa sorprender a su paladar de vez en cuando.

 

De las mejores vistas de #Ceremonia18

A post shared by Rock 101 (@rock101online) on

Desde Mint Field con sus distorsiones apuntando al dream pop, a la cadencia líquida de Wet Baes que requiere cambios de vestuario para englobar un concepto y su programa espacial, las grandes expectativas hacia Cuco como una nueva experiencia chicana que involucra diversas herencias sonoras hasta el R&B y wonky pop de Mura Masa, el inicio de Ceremonia implicaba dejarse llevar por el clima y las ganas de bailar.

Al atardecer no es que hayamos perdido las ganas de mover los pies, pero las propuestas se fueron asentando con toda claridad. En la carpa Tentación encontraríamos un trap agresivo que sigue buscando más público; en Camp Roswell el brillo cobraría sentido con Kelela y la extraordinaria propuesta de Arca, el venezolano logró englobar todos los objetivos del festival descritos al inicio de este texto; mientras que en los escenarios Ceremonia y Corona los nombres más conocidos empezaban a atraer cada vez más gente con fusiones más conocidas para la mayoría.

 

Bailamos mucho a lo largo de la jornada, pero definitivamente nos quedamos con Beck, Mura Masa, King Krule y St. Vincent en #Ceremonia18

A post shared by Rock 101 (@rock101online) on

Visto desde esa perspectiva, Ceremonia en su edición 2018 no ha cambiado, sólidamente mantiene su espíritu desde la primera edición en el 2013, de esa forma cabe el jazz y el hip-hop experimental de King Krule, que con voz desgarradora y actitud punk obtuvo más un nuevo seguidor. El pelirrojo fue el punto de partida para que cambiara el sonido, más guitarras menos cadencia bailable, aunque Caribou en el escenario continuo podría contradecirnos en esta afirmación.

La gran sorpresa para muchos fue St. Vincent. Una Ernie Ball para cada canción, un visual diferente sobre violencia en la pantalla en cada ocasión, el mensaje de la movilización de masas con una Annie tan delicada como potente, una guitarrista que inició con un espacio por llenar y que concluyó su actuación con el público en la bolsa después de conmoverlo con su voz y el miedo hacia el futuro, de seducirlo con una combinación de techno y glam proveniente de su disco ‘Masseduction’ y las ilusiones entre Los Angeles y Nueva York, bajo las botas altas de plástico entendimos que no hay otro icono en el rock que se parezca a Annie en la actualidad y que no por eso pierde su aire pop.

 

 

Con la noche recordándonos que estábamos en Toluca y que se requieren más vendedores de café (no importa cuánto te caliente el ánimo Arca), a lo lejos escuchamos al güero, el público inmediatamente corrió al escenario Ceremonia en al escuchar a la distancia ‘Loser’, para algunos fue el punto de conexión generacional en un festival que brindó sonidos que muchos se esfuerzan por abrazar pero que las etiquetas les hacen rechazar. No es que Beck sea el pegamento, pero en Ceremonia si fue quien a través de canciones que todos reconocemos, nos recordó porqué amamos la música en vivo, el tipo es una fusión de todo lo que escuchamos durante ese día.

A la distancia escuchamos los trancazos de Igor Cavalera, en la rumorología de festival algunos lo metieron en Pantera, pero solo uno de los fundadores de Sepultura podría otorgarle ese ensordecedor toque a la propuesta visual de Soulwax, ahí fue donde notamos que pertenecemos a festivales diferentes y que nuestras piernas ya dan menos a las 2 de la mañana.

¿Qué sigue para Ceremonia? Probablemente la balanza seguirá inclinándose a un tipo de sonidos, pero sabemos que algunos nombres nos seguirán obligando a involucrarnos con el festival una vez más. Veamos hacia donde nos lleva la brecha de géneros, etiquetas y auto-tune.

#SonicArsenal – 4AD, el sello de construcción femenina

 

El primer día de 1980, inició el fast forward resumido en las siglas 4AD, la visión del sonido desde la perspectiva del que se alimentaba con la historia de la música y que al mismo tiempo intentaba crear un nuevo panorama, poco sabía Ivo Watts-Russell que su perspectiva definiría de muchas formas la década de los 80, mucho menos que sería cautivado en numerosas ocasiones por voces femeninas y que estas a su vez determinarían el sonido del sello discográfico.

 

No solo se trata del número de mujeres dentro de 4AD, sino del tipo de voces femeninas que tenían una perspectiva inefable. No era un enfoque de estrellas de pop o de personalidades que pudieran explotarse visualmente, sino sobre la música. Había algo extraordinario en ellas, algo emocional y visceral, algo básico y sin embargo complejo. Aunque algunos criticaron a lo largo de los años que el sello careciera de una consciencia política, debido a su concepto de belleza contagiada a través del oído, de algo no se pudieron quejar: la contribución de 4AD a la visibilidad y la promoción de la mujer.

 

El libro ‘Facing The Other Way: The Story of 4AD’ de Martin Aston buscar trazar la historia en tiempos de Ivo Watts-Russell, se va revelando la manera en que esas voces crearon junto con el arte de Vaughan Oliver el concepto 4AD. La energía masculina de Bauhaus, In Camera, Blue Soul y The Birthday Party en los años de formación del sello, lentamente se inclinó hacia un espíritu más femenino y andrógino, “pero atravesado por una racha tenaz (no es de extrañar que los gays se sientan atraídos por 4AD). Ivo no era gay, simplemente estaba hipnotizado por las mujeres – su presencia, la forma, la energía y el sonido. Ningún otro A&R hombre o mujer, ni antes ni después, ha dado tantas oportunidades a las mujeres artistas”.

 

 

La mística de los artistas de 4AD siempre estuvo en la música reforzada por el empaque y el arte de cada material. En su primera década prácticamente era un sello de múltiples capas, necesitabas hundirte en los sonidos y las imágenes para acceder a la noción completa, bajo esa idea de inmersión no resulta extraño que casi todos los que se unieron a la disquera fueran bastante tímidos, en algunas ocasiones hasta eran considerados misteriosos o arrogantes, en realidad era el club de criaturas frágiles de 4AD, incluso cuando muchas de ellas tenían un origen en el punk.

‘Facing The Other Way’ expone que “con el el número de mujeres Ivo logró crear regularmente un ambiente libre de la insensibilidad-alfa macho que habría sido notable en cualquier industria. Para los estándares de la industria de la música, era notable”. Solo en ese ambiente podrían haber surgido y continuado tantos proyectos como The Amps, Belly, The Breeders, Cocteau Twins, Dead Can Dance, Laurie Anderson, Lisa Germano, His Name Is Alive, Lydia Lunch, Lush, Stereolab, Throwing Muses, Xmal Deutschland y el celebrado proyecto colectivo This Mortal Coil, que logró reunir en algunas ocasiones todas esas voces en un mismo espacio.

 

4AD no firmaba bandas de moda, se trataba del buen gusto y un aspecto distintivamente femenino una gran parte del tiempo. Para el final de sus años en 4AD, Ivo había trabajado con veintiséis solistas o bandas con cantantes y músicos femeninos, una proporción similar a la cantidad de artistas masculinos con los que colaboró el sello.

 

Aunque se podría pensar que el estancamiento de sonidos que sufrió 4AD durante años podría haber afectado la inclinación por voces femeninas, curiosamente, el número de mujeres artistas firmados en la nueva era de la disquera coincide con el de Ivo, por lo que ha logrado que las mujeres aún sean visibles en la música contemporánea con nombres tan notables como los de Anni Rossi, Blonde Redhead, Camera Obscura, St. Vincent y Tune-Yards, la única diferencia es que el 4AD del presente es una etiqueta muy diferente, pero todavía logra mostrar el fast forward de la idea inicial.

St. Vincent realizará el mixtape perfecto

Lista de canciones donde quiera, sin embargo la oferta de que Annie Clark de St. Vincent realice el perfecto mixtape para una sola persona es verdaderamente tentadora. La oferta es real y tiene el objetivo de darle a alguien el mejor remedio para cualquier mal (que pueda ser curado por la música, por supuesto).

El afortunado que mande 50 palabras o menos describiendo los beneficios que tendría en su vida que St. Vincent realizará un playlist personalizado. El anuncio llegó a través de la página de Facebook, ahí se explica que algunas de esas historias serán publicadas, pero permanecerán en el anonimato, tampoco serán revelados detalles personales.

Si les interesa el acercamiento y la dedicatoria sonora de Annie Clark, todavía pueden enviar sus historias a la página de St. Vincent.

St. Vincent y Beck en el nuevo disco de The Chemical Brothers

La larga ausencia de The Chemical Brothers concluye el próximo 17 de julio, Tom Rowlands y Ed Simons ya tienen listo un nuevo material,  Born in the Echoes , que tendrá como invitados a St. Vincent, Beck, Q-Tip, Cate Le Bon y Ali Love. El dueto liberó la canción  Sometimes I Feel So Deserted , pero no escucharemos el primer sencillo del disco el lunes 4 de mayo, hasta esa fecha podremos comprobar si  Go  con Q-Tip tiene la conexión emocional que prometió Tom Rowlands recientemente en una entrevista. The Chemical Brothers no ha lanzado un material de estudio desde  Further  del 2010, en esos cinco años lanzaron la película y álbum en vivo  Don t Think  y el soundtrack de la película  Hanna  (2001). El año pasado lanzaron un track en compañía de Miguel y Lorde para la película  Hunger Games: Mockingjay Pt. 1 .  Born in the Echoes :
 01 Sometimes I Feel So Deserted
 02 Go [ft. Q-Tip]
 03 Under Neon Lights [ft. St. Vincent]
 04 EML Ritual [ft. Ali Love]
 05 I�ll See You There
 06 Just Bang
 07 Reflexion
 08 Taste Of Honey
 09 Born In The Echoes [ft. Cate Le Bon]
 10 Radiate
 11 Wide Open [ft. Beck]

-->