hi

Claudia Ramírez comparte el soundtrack de su vida

 

Las canciones no necesariamente te gustan sino por lo que te conectan, los recuerdos. Quizá soy demasiado melancólica y me gusta conectarme con canciones que me hacen feliz”

Claudia Ramírez

 

Actriz de cine y televisión, Claudia Ramírez entró de lleno en la vida de los mexicanos en 1991, cuando protagonizó Sólo con tu Pareja, al lado de Daniel Giménez Cacho. Una década más tarde se filtró en la pantalla chica con “Demasiado Corazón”, una telenovela parteaguas. Hoy se mantiene como una de las actrices crush para dos generaciones.

Llegó a LaPopLife como Residente #101 para compartir aspectos de su vida, de sus experiencias en el cine mexicano, así como su soundtrack más emblemático, revelándose como una melómana empedernida. Su playlist abrió con “As Tears Go By” de The Rolling Stones, canción que integra el tercer álbum de la banda británica (Metamorphosis, 1975) y que llegó a su vida en formato cassette a los once años. “Lo escuchaba en una grabadora tipo periodista”.

“Uno conecta su vida en referencia lo que hace. En esa época vivía en la colonia Cuauhtémoc”, rememora. Minutos más adelante comenta: “las canciones no necesariamente te gustan sino por lo que te conectan, por los recuerdos”.

Entrevistada por Alex Castro, aclaró que su sustento está en la televisión. “Vivo de hacer telenovelas”, sentenció.

Gran charla y muy buena música esta tarde en compañía de @ramirezclaudia_ #Residente101 pic.twitter.com/IPVWOWXjyo

— Rock101 (@r101ck) July 17, 2018

“Eventualmente hago series, cine, hago poco teatro. Lo que más me gusta es hacer cine”.

En el caso de las telenovelas, “Demasiado Corazón” ha sido la favorita de su carrera. “Fue un parteaguas en la televisión. La temática, producción, el casting era muy interesante. Tuve fortuna de participar en un proyecto como ese. Creo que (Argos Televisión) hizo cosas diferentes, rompiendo el formato clásico”.

“Era increíble. El elenco era increíble: Daniel Jiménez Cacho, Bruno Bichir, Claudia Lobo, Rodrigo Murray, Damián Alcázar, Gabriela Roel… Nos divertíamos muchísimo”.

Habló también de “Vivir para morir”. “Fue mi primer protagónico. Tuvimos un taller super intensivo. La dirigía Ana Martin. Fue una telenovela que se hacía con cuatro paredes. Por ahí de 1988, durante nueve meses.

Como segundo tema seleccionó “Fool on the Hill”. Parte “del segundo disco (Magical Mystery Tour, 1967) que tuve en mis manos, antes de mi adolescencia”.

No podía faltar la mención a Sólo con tu Pareja. “Es una película que marcó una época en el cine nacional. Una época en que el cine mexicano estaba resurgiendo, dejando atrás las ficheras”.

“Era una época en que todos estabamos esperanzados en que hubiera un cambio en este país”, dijo.

El tema se abrió para preguntar sobre el reciente proceso electoral. “Sin comentarios”, lanzó de inmediato. Luego se soltó: “Creo que me deprimí. Bueno sí y no, porque ya sabíamos lo que iba a pasar”.

La entrevista regresó al cine como tema central. Habló de Lubezki y Alfonso Cuarón, a quienes “les fue muy bien”.

“Desgraciadamente no hay un apoyo realmente importante en el país. El nuevo gobierno ponga énfasis en la cultura. Es muy complicado”.

Rehúso hacer comentarios sobre el nuevo gobierno, pues advirtió que tan solo en redes fue atacada por su posición: “hubieras visto la guerra en twitter”.

Adelantó que en octubre formará parte de una película que la emociona mucho, mientras espera el estreno de cinco películas recientes. Aprovechó para lanzar una critica ligera:  “ahora los elencos se conforman por gente que tiene muchos followers”.

“La tendencia es ser influencer. Qué flojera. Hay gente padre, pero muchos nada más tienen ocurrencias”.

La tercera canción programada fue “California Dreamin'”, de The Mamas & The Papas. “Híjole, esa sí es mi favorita del mundo mundial. Me fascina. Siento que me conecta”.

Al mencionarse “La Pícara Soñadora”, Claudia toma un camino diferente, habla de la muerte: “era una telenovela protagonizada por Mariana Levy y Eduardo Palomo y ambos murieron. Es una cosa rara”.

“No somos tan grandes para que nos muramos así”, dijo.

Sin embargo, la cuarta canción del playlist puso otra atmósfera a la conversación: “En la casa del Sol naciente”, de The Animals (del disco homónimo, 1964).

Musicalmente Claudia Ramírez se centró en los 60 y 70 pero se dio tiempo para hablar de la década de los 80 del siglo XX. Intensa, apasionada, punk, con bandas que forman parte del imaginario juvenil de aquella época, como Size.

Del punk al terror bastó un ligero paso. alguien de la audiencia compartió que Ramírez también participó en La hora marcada. “Era increíble. La dirigía Alfonso (Cuarón) y Guillermo del Toro era quien hacia todos los efectos especiales”.

Memorias laborales y recuerdos personales enclavados en canciones como “Wish you Were Here”.

“Es que es lo máximo Pink Floyd. Es lo máximo todo ese disco. Y me recuerda a mi padrastro. Él ponía ese disco y por un camino de pinos me contaba que ese disco lo habían grabado bajo una burbuja debajo del mar…”.

Sexta canción: “Sweet Lord” de George Harrison.

Séptima: “Gloria” en versión de Patty Smith, que incluye sus propios versos. Del álbum Horses (1975). Al concluir habló otra vez de telenovelas, de su primer antagónico, con Francisco Franco como director: “Soy su fan. Me divertí mucho, pero sufrí”.

Luego de escuchar a The Kinks con “You Really Got Me” (1964), comentó que con la música actual no se engancha. “No hay algo que me conecte emocionalmente”. Es evidente su preferencia por el rock clásico, aunque también le gusta el primer disco de Coldplay. Y a lo dicho un ejemplo claro: el súper éxito de Fleetwood Mac: “Dreams” (Rumours, 1977).

“Mi generación no tuvimos oportunidad de ver tantos conciertos”, refirió luego de comentar que ha ido a conciertos de The Killers con sus hijos. Pero la nostalgia se mantuvo vigente y compartió “Behind Blue Eyes” de The Who (1971), una banda a la que también vio en vivo “pero hace como 30 años”.

Se coló en la plática “Heroes”, himno de David Bowie: “Me dolió que se muriera como si fuera parte de mi familia. Fue un luto. Fue muy sorpresivo”.

No hubo tiempo para charlar más. Sonó “Light My Fire” (1967) de The Doors, “Vicious” (1973) de Lou Reed, un fragmento de “Knockin’ on Heaven’s Door” (1965) de Bob Dylan y finalmente se despidió con “Shadowplay” (1979) de Joy Division, “una banda que va con mi personalidad”.

 

Así se despidió Claudia Ramírez 

 

 

-->