hi

Agro Nitrogenados un mal negocio para Pemex

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) ordenó a Petróleos Mexicanos (Pemex) investigar y sancionar a servidores públicos encargados de adquirir la planta de Agro Nitrogenados a Altos Hornos de México, porque no ha generado utilidades para el Estado y por el sobrecosto de 248 millones de dólares en la rehabilitación de las plantas de urea y otras instalaciones.

“Se incumplió con los objetivos y las metas de poner en operación la planta de fertilizantes nitrogenados, los costos (del contrato AGRO-DG-003/14 para rehabilitar la planta) han sido rebasados de 195 millones de dólares a más de 443 millones 099 mil dólares”, informó el órgano fiscalizador a la Cámara de Diputados.

A noviembre de 2017, la planta adquirida por autorización de Emilio Lozoya Austin “no ha generado utilidades para el Estado, por lo que el proyecto no ha sido rentable”, señala.

Según el reporte publicado en la cuenta pública de 2016, la compra de la planta de fertilizantes su equipo estaba incompleto, en mal estado y no utilizable, con 30 años de antigüedad y 18 años fuera de operación.

Lee también: Pemex salva de la quiebra a Fertinal

El 15 de enero de 2014, PMI, una filial de Petróleos Mexicanos, firmó un contrato para la compra de los activos de Agro Nitrogenados, una planta de fertilizantes que tenía 14 años sin operar y “en las prácticas de negocios no se conoce que se otorguen garantías a bienes con considerable antigüedad y que no están en funcionamiento”, explican auditores de la ASF.

El precio inicial la planta de fertilizantes pagado a Alonso Ancira, propietario de Altos Hornos de México (AHMSA), fue de 275 millones dólares, y le destinaron para rehabilitar una inversión de 200 millones de dólares. Es decir Pemex gastó a 475 millones de dólares para quedarse con los activos y echarlos andar.

“La operación de adquisición careció de estudios y análisis competentes para garantizar su rentabilidad y determinar adecuadamente los costos de mantenimiento desde el proceso de su adquisición”, manifiesta el reporte realizado por los auditores del ejercicio del gasto de 2016

Tampoco se establecieron antes de la contratación de los trabajos los conceptos o partidas que la contratista podría subcontratar, así como  no se cumplió con verificar que la contratista demostrara su capacidad técnica, material y humana conforme a lo pactado en el contrato, expresa.

La ASF recuerda que no se justificó el sobrecosto en el pago de diversos conceptos con un monto mayor del autorizado.

Ante todas esas irregularidades “la Auditoría Superior de la Federación emite la Promoción de Responsabilidad Administrativa Sancionatoria para que la Unidad de Responsabilidades en Petróleos Mexicanos realice las investigaciones pertinentes e, inicie el procedimiento administrativo por las irregularidades de los servidores públicos que en su gestión adquirieron una planta de fertilizantes con equipo incompleto, en mal estado y no utilizable, con 30 años de antigüedad y 18 años fuera de operación, la cual no ha generado utilidades para el Estado”, cierra la ASF.

Lee también: Los hijos de Claudio X. González luchan contra la corrupción

-->