hi

Banda Sonora – El rock en el cine de los 90

Iniciamos un nuevo programa en Rock 101, hemos hecho un recorrido por los primeros años del puro, total y absoluto cine y rock, para estrenar este blog les comparto 20 películas que sintetizan la relación entre los dos elementos fundamentales del espacio sonoro que presentamos esta semana, el cine de los 90.

THE DOORS (1991)
Dirigido por Oliver Stone y protagonizado por Val Kilmer, THE DOORS es un filme biográfico sobre Morrison y The Doors, desde que Morrison estudiaba cine en la UCLA hasta su extraña muerte a los 27 años en 1971 en París. Después de esta película se han hecho varios documentales sobre The Doors que valen mucho la pena.

 

1991: THE YEAR PUNK BROKE (1992)
Dirigida por David Markey, esta película sigue la gira europea de Sonic Youth de 1991, en la cual los acompañó Nirvana como teloneros, justo en el boom del grunge en Seattle y a unos meses del lanzamiento del álbum de ruptura Nevermind de Nirvana.

 

PERROS DE RESERVA (1992)
Se estrenó el 21 de enero de 1992 en el festival Sundance. Luego se exhibió en los festivales de Cannes, Toronto, Nueva York, Sitges, Chicago… y acumuló un montón de premios. Y fue con el éxito de esta película hiperviolenta y con una banda sonora espectacular que el nombre de Quentin Tarantino se escuchó por todo el mundo.

 

SINGLES (1992)
Dirigida por Cameron Crowe en 1992, SINGLES cuenta la historia de unos veinteañeros que se mueven en la escena grunge de Seattle de principios de los 90s. Un retrato inmediato desde la ficción de un movimiento musical bien poderoso liderado por bandas como Alice in Chains, Pearl Jam, Soundgarden, Mudhoney…

 

DAZED AND CONFUSED (1993)
Obsesionado con la juventud, Richard Linklater hizo DAZED AND CONFUSED en 1993. La historia de la película se ubica en 1976 y narra las aventuras de un grupo de jóvenes en su último día de clases. La banda sonora tiene puros cañonazos de bandas de la época: Black Sabbath, Alice Cooper, Deep Purple, Lynyrd Skynrd, Ted Nugent, ZZ Top

 

PULP FICTION (1994)
Se estrenó en el festival de Cannes el 12 de mayo de 1994, donde se llevó la codiciada Palma de Oro. De ahí en adelante fue tan grande el impacto de esta película tanto en taquilla como en crítica que se convirtió en un clásico instantáneo. Muchos salimos corriendo del cine a comprar el soundtrack de inmediato.

 

ASESINOS POR NATURALEZA (1994)
En el festival de Venecia de 1994 se estrenó ASESINOS POR NATURALEZA, de Oliver Stone. Película hiperviolenta, con personajes traumatizados que asesinan sin piedad y cuyo soundtrack fue producido por Trent Reznor. En la banda sonora: L. Cohen, Cowboy Junkies, Nine Inch Nails, Jane’s Addiction, Patti Smith, Bob Dylan…

 

DEAD MAN (1995)
DEAD MAN es un peliculón de Jim Jarmusch. La protagoniza Johnny Depp y la música original es de Neil Young, quién durante el rodaje veía los avances e improvisaba contra las imágenes proyectadas, tal como lo hizo Miles Davis en ASCENSOR PARA EL CADALSO de Louis Malle en 1958.

 

CASINO (1995)
De Martin Scorsese, es una película de mafiosos en Las Vegas protagonizada por Robert De Niro, Joe Pesci y Sharon Stone, y que tiene una banda sonora de antología. Una selección de rolas que define los gustos musicales de Scorsese: Rolling Stones, Ottis Reading, Muddy Waters, Roxie Music…

 

TRAINSPOTTING (1996)
Además de ser una gran adaptación de la novela de Irvine Welsh, es cinematográficamente tan poderosa que marcó a toda una generación. Así de importante es. Y la banda sonora es sin duda uno de los mejores maridajes que se han dado entre cine y rock.

 

HYPE! (1996)
Dirigido por Doug Pray, HYPE! es un rockumental clásico de los 90s que retrata la escena grunge de Seattle. Un filme portentoso con una banda sonora de altísimo calibre. Música de Nirvana, Pearl Jam, Soundgarden, Alice in Chains y bandas más oscuras como Fastbacks, the Gits, Some Velvet Sidewalk y Love Battery

 

SUBURBIA (1996)
Dirigida por Richard Linklater, este director obsesionado con la juventud y el tiempo, retrata a un grupo de adolescentes en los suburbios de EU que viven las tribulaciones típicas de esta etapa de la vida. No es la mejor película de Richard Linklater (BOYHOOD es mi favorita) pero sin duda cuenta con una banda sonora de altísimo calibre: Elastica, Sonic Youth, Beck, UNKLE, Flaming Lips, Butthole Surfers…

 

BREAKING THE WAVES (1996)
El danés Lars von Trier es un personaje: genio del lenguaje cinematográfico, torturador de Björk, integrante del movimiento Dogma 95 y provocador profesional. Todo eso es Lars von Trier y la verdad es que su filmografía es muy impresionante. En mayo de 1996 llevó a Cannes BREAKING THE WAVES, una película que desde entonces dejaba a ver el poder de las imágenes y las retorcidas historias de este cineasta de ruptura. A diferencia de la mayoría de sus películas, donde la música incidental pasa casi inadvertida, para Breaking the Waves Von Trier armó un soundtrack bien roquero, con rolas de Deep Purple, Elton John, T. Rex, Roxy Music y Jehtro Tull…

 

YEAR OF THE HORSE (1997)
Realizada por Jim Jarmusch, YEAR OF THE HORSE documenta la gira de 1996 de Neil Young & Crazy Horse. Hay concierto filmado, entrevistas con miembros de la banda y material de archivo. Una película olvidada pero de gran relevancia para el cine-rock.

 

FEAR AND LOATHING IN LAS VEGAS (1998)
Adaptación de Terry Gilliam del libro de viajes (en el sentido literal y figurado) de Hunter S. Thompson, con Jonny Depp y Benicio del Toro como protagonistas. La banda sonora: puro rocanrol bien seleccionado con diálogos y monólogos incluidos.

 

VELVET GOLDMINE (1998)
Un poderoso retrato del glam rock en Inglaterra con evidentes referencias a David Bowie. El director Todd Haynes armó dos supergrupos para este soundtrack y en 2007 hizo I’M NOT THERE sobre Bob Dylan.

 

THE BIG LEBOWSKI (1998)
Los hermanos Coen hacen películas geniales. Échenle un vistazo a su filmografía y verán que se encuentran por lo menos 5 peliculones. En el 98 estrenaron THE BIG LEBOWSKI, con la inmortalizaron a ese personaje apodado The Dude, magistralmente encarnado por Jeff Bridges.

 

SLC PUNK! (1998)
Se filmó en 1998 pero se estrenó oficialmente en el festival Sundance de 1999. Me refiero a SLC PUNK!, película que lleva a la comedia la vida de los dos únicos punks en una ciudad dominada por mormones. Es muy divertida y la banda sonora es genial.

 

MEETING PEOPLE IS EASY (1998)
Dirigido por Grant Gee, MEETING PEOPLE IS EASY (1998) es un retrato de Radiohead en sus procesos creativos y tocadas en vivo en tiempos del Ok Computer. Una joya de rockumental que se mantiene sin una sola arruga después de 20 años.

 

GHOST DOG (1999)
Me gustan las películas de artes marciales y samuráis pero GHOST DOG (1999) de Jim Jarmusch me es tan importante que tengo un poster colgado en la pared. Forest Whitaker encarna a un asesino a sueldo que se rige por el Hagakure, código de los samuráis, y se comunica con palomas mensajeras. Todo al ritmo hiphopero de The RZA.

A 15 años de ‘Almost Famous’

Nueve años después de que Cameron Crowe llevará a la pantalla grande su interpretación del grunge ‘Singles’, en la que participaron integrantes de Alice In Chains, Pearl Jam y Soundgarden, el director presentó su película ‘Almost Famous’, en la que muestra de forma en parte autobiográfica otro fragmento de la industria de la música. A 15 años del estreno del filme, lo recordamos como ese momento que a diferencia de ‘This Is Spinal Tap’ que reunió anécdotas para crear una comedia de exageraciones basadas en la realidad, el director realizó “un pedazo de reflexión sobre una banda de nivel medio que lucha con sus propias limitaciones en el duro rostro del estrellato”.

‘Almost Famous’, protagonizada por Billy Crudup, Frances McDormand, Kate Hudson y el novel Patrick Fugit (dos años después libre de inocencia y como junkie en ‘Spun’ de Jonas Åkerlund), muestra la historia de William Miller, estudiante de preparatoria apasionado por la música que inesperadamente es invitado a escribir en la revista ‘Rolling Stone’. Su primer trabajo como periodista lo lleva hasta Stillwater, grupo que está en vías de alcanzar el reconocimiento y a quienes conoce durante un concierto de Black Sabbath.

Durante la travesía el joven escritor conocerá a una serie de gruppies, múltiples hoteles, lo que sucede en el backstage, las rencillas y celos entre los propios integrantes del grupo, y lo desastroso que puede ser estar en gira continua dentro de un autobús donde no hay espacio para el ego.

Quizás lo más interesante de la película es la serie de anécdotas que se muestran a lo largo de ‘Almost Famous’, escenas que Cameron Crowe tradujo de sus propias experiencias como el reportero más joven de Rolling Stone. Tan sólo para dar unos ejemplos de éstas anécdotas encontramos la escena en que Russell Hammond (Billy Crudup) atascado de ácido grita “I am a Golden God!”, referencia directa de la ocasión en que Robert Plant de Led Zeppelin, gritó lo mismo (sobrio) desde el balcón de un hotel en Nueva York.

Otras semejanzas de la realidad son los integrantes de Stillwater, que se basaron en algunos aspectos del primer grupo que siguió durante una gira Cameron Crowe, The Allman Brothers; sin embargo el personaje de Russell Hammond se basa en Glenn Frey, guitarrista de The Eagles.

Crowe también tomó otros aspectos de sus experiencias, como la escena en que el avión se encuentra en problemas en pleno vuelo, situación que vivió cuando estuvo de gira con The Who. El director también tomó para ‘Almost Famous’ el personaje de Red Dog, quien fuera uno de los roadies más famosos de The Allman Brothers.

De la misma forma Crowe aprovecha la trama para hacer múltiples referencias a la historia de la música de los 60 y 70, tomando desde la portada de un disco y una canción hasta fotografías y participaciones especiales, como es el caso de Peter Frampton, quien actuó en ‘Almost Famous’ como parte del staff de Humble Pie (grupo al que realmente perteneció) para devolverle un favor a Cameron Crowe, quien a sus 18 años escribió algunas líneas para el disco ‘Frampton Comes Alive!’.

La historia es la obsesión de muchos desde hace quince años, la combinación de anécdotas con un excelente soundtrack hicieron que Cameron Crowe fuera apreciado por su capacidad para crear un marco musical anclado en los recuerdos, ‘Misty Mountain Hop ‘, ‘Tangerine’ y ‘That’s The Way’ de Led Zeppelin, ‘Everybody Knows This Is Nowhere’ de Neil Young, ‘Waiting For The Man’ de David Bowie, ‘One Way Out’ de The Allman Brothers, ‘Sparks’ de The Who y ‘Sweat Leaf’ de Black Sabbath nos transportan a una época en la que se forjaron clichés del rock and roll, estrellas de rock de excesos que involucraban televisiones y dioses dorados que no envejecen.

La idea general la encontramos en pequeñas y contundentes frases: “la música, la verdadera música – no sólo el rock adn roll – te elige a ti. Se vive en el coche o solo al escuchar con auriculares, con los puentes escénicos emitidos y coros angelicales en tu cerebro. Es un lugar aparte de la gran vuelta, benigna de América”. Definitivamente la serie de reflexiones de Lester Bangs suenan más poéticas en la versión Cameron Crowe (en la vida real era sumamente ácido), pero 15 años después siguen resonando como esa corta escena donde ‘Tiny Dancer’ se convierte en el lazo que difumina diferentes rencores.

 

-->