hi

Ernesto Cordero denuncia por lavado de dinero a Ricardo Anaya

Entre pancartas de traidor y una pertinaz lluvia Ernesto Cordero Arroyo, presidente del Senado de la República, llegó a las instalaciones de la Procuraduría General de la República (PGR) para denunciar por tráfico de influencias y lavado de dinero a Ricardo Anaya Cortés, candidato del PAN, PRD y Movimiento Ciudadano.

“Vengo a denunciar hechos que a mi juicio constituyen uno o varios delitos y que vinculan a Ricardo Anaya Cortés“, explica la denuncia de 14 páginas interpuesta por el panista ante la PGR.

Los presuntos delitos fueron cometidos por las familias Barreiro Castañeda y Gómez Cobo se realizaron a través de operaciones inmobiliarias, en donde se ha detectado tráfico de influencias y movimientos de recursos de procedencia ilícita, explica el ex secretario de Hacienda y Crédito Público (SHCP) durante el gobierno de Felipe Calderón.

El panista también pidió investigar las discrepancias existentes entre las declaraciones patrimoniales y los ingresos de Ricardo Anaya y su esposa Carolina Martínez de los últimos cinco años.

Lee también: Los Barreiro lavaron dinero a Ricardo Anaya

La queja interpuesta por Cordero Arroyo, quien amigo desde la universidad de José Antonio Meade Kuribreña, retoma extractos del vídeo de Juan Barreiro Castañeda, quien el pasado jueves describió cómo le lavaban dinero a Ricardo Anaya.

“Ricardo Anaya Cortés probablemente ha realizado negocios ilegales con empresarios queretanos, particularmente con la familia Barreiro Castañeda, que podrían confirmar que durante su trayectoria como servidor público traficó o utilizó sus influencias para recibir una contraprestación económica”, dice el economista egresado del ITAM.

El dinero recibido por el candidato del Frente pudo ser usado para mejorar su situación personal o para ayudar en el financiamiento de su carrera política, especialmente en la campaña a la presidencia de la República, según el senador panista, quien desde hace varias semanas apoya la candidatura de José Antonio Meade.

Lee también: Operador financiero de Ricardo Anaya tiene residencia en Miami

La audiencias públicas ha quedado evidenciado que Ricardo Anaya Cortés es investigado, por lo que se debe incorporar el video de Juan Barreiro y lo incorpore a las carpetas de investigación.

El político panista también refiere que Ricardo Anaya, cuando era secretario particular del gobernador Francisco Garrido Patrón en 2009, se les compró en 155 millones de pesos un terreno a los hermanos Severino y Alejandro Cobo Gómez.

“La venta fue investigada por la Contraloría del Estado, quien determinó diversas irregularidades en virtud de que el Comité de Adquisiciones autorizó la compra de los 974 metros cuadrados por un precio muy superior al real. Esto ya que derivado de dos avalúos del terreno se determinó que el valor de éste era de 43.8 millones de pesos o bien de 17 millones de pesos”, dice la denuncia.

Anaya Cortés y Alejandro Cobo Gómez consolidaron su amistad a finales de 2017, cuando el empresario le dio un millón 600 mil pesos para la precampaña, expone Cordero Arroyo.

Lee también: Panista triangula negocio con empresario ligado a Ricardo Anaya

Ernesto Cordero agrega que Vicente Cobo Gómez, hermano de Alejandro y Severiano, fue nombrado Coordinador Agropecuario en la campaña del candidato del Frente.

“Los hermanos se ven favorecidos por el gobierno en una operación inmobiliaria para después devolver el favor apoyado económicamente a Ricardo Anaya Cortés cuando más lo necesita, y éste devuelve el favor dando influencia política a uno de ellos nombrandolo coordinador en su campaña”, cierra el senador.

Denuncia por lavado de dinero a Ricardo Anaya

Se construye en opacidad el Tren México-Toluca

La construcción del Tren México-Toluca, una de las obra de infraestructura más importantes del gobierno de Enrique Peña Nieto, dejó de ser socialmente rentable por su encarecimiento, así como hay opacidad en la contratación de proveedores y faltan documentos que muestren cómo se invirtió el presupuesto, advirtió el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO).

“Hay una falta de información y transparencia, así como un proceso de contratación opaco”, Max Kaiser Aranda, director de Anticorrupción del IMCO.

Según el investigador, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) y la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) reportaron que no encontrar documentos: “Esto no debe pasar en ni siquiera en las obras más pequeñas para pavimentar una calle y menos en un megaproyecto”.

El organismo financiado por el empresario Valentín Diez Morodo detectó que también hay inexistencia de documentación en los procesos de contratación pública, tales como oficios de preinversión, requerida por la Ley de Obra Pública y Servicios Relacionados.

Lee también: Los hijos de Claudio X. González luchan contra la corrupción

En 2014, el Plan Nacional de Infraestructura planteó que costaría 38 mil millones de pesos la edificación del tren de pasajeros, que conectará la Ciudad de México con Toluca.

De acuerdo al Proyecto de Presupuesto de Egresos de 2018, el costo actual asciende a 59 mil millones de pesos, según la Cartera Pública de Inversión de la SHCP con clave 13093110008.

Los megaproyectos suelen tener fallas, pero no hay una justificación del sobreprecio de la construcción del Tren México-Toluca, declaró Kaiser Aranda.

“Esa obra tuvo que ser concluida y entregada en diciembre del año pasado y estamos en marzo de 2018 le falta mucho; y el presupuesto va en 59 mil millones de pesos“, manifestó director anticorrupción.

Por el sobreprecio de 50 por ciento de la obra  ya no es socialmente responsable, hay números negativos y les costará más a los mexicanos respecto a los beneficios, agregó.

México no puede volver a hacer una obra pública mal planeada, sin transparencia, rendición de cuentas, ni consecuencias para los responsables del sobrecosto y los retrasos, concluyó el IMCO.

Lee también: Vuelven los tranvías a Ciudad de México

Gastan 537 mil pesos en óleos de Meade y Videgaray

Los retratos de José Antonio Meade Kuribreña, ex secretario de Hacienda y Crédito Público (SHCP), y de Luis Videgaray Caso, secretario de Relaciones Exteriores (SRE), costaron más de 537 mil 747 mil pesos, dinero suficiente para adquirir una casa de interés social en el Estado de México, Querétaro, Nuevo León o Hidalgo.

Con esos óleos y dos fiestas celebradas el 23 y 24 de agosto de 2017, los funcionarios sellaron una amistad que nació en 1998, año en que ingresaron a estudiar la licenciatura en economía en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM).

A los cocteles para presentar las obras de arte sólo asistieron políticos, empresarios, familiares del ex titular de la SHCP y el canciller, así como funcionarios como Aurelio Nuño, ex secretario de Educación (SEP) y Enrique de la Madrid, secretario de Turismo (Sectur), y el panista Ernesto Cordero, entre otros más.

Los ex secretarios de Hacienda develan un retrato en Palacio Nacional.

“El bien artístico (o retrato de Luis Videgaray) tiene un valor de 348 mil pesos” y fue otorgado en asignación temporal para que sea exhibido en la Galería de Retratos de los Exsecretarios de Hacienda y Crédito Público, revela el contrato firmado por José Ramón de San Cristóbal Larrea, director general de Promoción Cultural y Acervo Patrimonial de la SHCP, y Ángel Ismael Ramos Huitron, artista plástico y muralista. 

Ramos Huitron cedió a través del acuerdo con el contrato en poder de Rock 101 el óleo sobre tela para que se exhiba en las instalaciones de la Secretaría para efectos de difusión cultural, sin menoscabo de que pueda estar sujeto a ser adquirido para formar parte de las colecciones.

El contrato entre el muralista y el funcionario de la SHCP fue suscrito el 21 de agosto de 2017, dos días antes fuera develado el rostro de Luis Videgaray en el Salón Panamericano de Palacio Nacional.

Adicionalmente, el contrato establece que el retrato estaría colgado en uno de los salones de Palacio Nacional hasta el 31 de diciembre de 2017, después de ese día se decidía si se sellaba la adquisición del óleo.

Tal retrato seguía colgado el 11 de enero de 2018, cuando se reunieron los ex secretario de Hacienda. Ahí una vez más aparecieron muy de cerca José Antonio Meade Kuribreña, quien fue destapado, por su amigo Luis Videgaray a finales de noviembre de 2017.

Otra de las caras llevadas a un lienzo de tela fue la de José Antonio Meade Kuribreña, un hombre que aspira a ser candidato por el PRI a las elecciones presidenciales de 2018.

“El retrato del ex Canciller (José Antonio) develado en 2007 tuvo un costo de 189 mil 747 pesos, que fueron ejercidos a través de los contratos SRE-DRM-LP—23-/17 y del SRE-DRM-LP—24-/17”, según los acuerdos de servicios integrales contratados por la SRE y las empresas Creatividad y Espectáculos (CREA) y Servicios Compartidos de Alta Dirección. Ambas empresas son filiales de CIE, la compañía encargada de traer la Fórmula 1 a México.

“El retrato entregado por el proveedor como parte de los insumos para la realización del evento Develación del retrato del Dr. José Antonio Meade Kuribreña, como ex secretario de Relaciones Exteriores, bajo el concepto de servicios integrales”, dice el contrato.

El documento explica que la factura es por el monto total del retrato, incluyendo el evento realizado la noche del 24 de agosto de 2017 y donde hubo abrazos, aplausos y recuerdos de dos amigos.

Los dos contratos firmados por Relaciones Exteriores con las subsidiarias de CIE determinaban ofrecer un catálogo general de productos y servicios, un mesa de platos fríos y calientes o brindis institucional, así como organizar capacitación externa, presentación de cartas credenciales, visita de estado y un foro regional.

El canciller devela el retrato de su amigo José Antonio Meade.

 

-->