hi

Nrmal 2016, ese delicioso horrible ruido

Desde el principio el nombre ha sido una broma, un guiño para los que entienden eso que no es tan normal para la mayoría, pero que a final de cuentas se convertirá en aquello que todos mencionarán, problablemente tres años después. Nrmal siempre trata de adelantarse a las tendencias, eso provoca que sus escenarios tengan ciertas singularidades, las mismas que su público.

A diferencia de otros festivales, Nrmal no se trata de esos espectaculares momentos de comunión masiva y del instante de reconocimiento de sencillos, se trata del primer encuentro para muchos con una banda, eso hace que tanto la selección del cartel como el público se sumen con una simple idea: podrías encontrarte con tu nueva banda favorita… o tal vez no.

Gran parte del primer día del festival nos encontramos con ese horriblemmente sabroso noise, que entre la disonancia y la falta del verso-coro-verso hizo que más de uno mirara con los oídos bien abiertos, absorbiendo lo que emanaba en el escenario durante las actuaciones de Camera, (Sic), Bulbul, San Pedro el Cortez, Föllakzoid y A Place To Bury Strangers, ejemplos claros de actitud, estridencia, ritmo robótico y acto de destrucción para abrir con gusto un set que promete tener muchos accidentes que la guitarra que es despedazada en la primera canción.

El claro contraste de esos momentos de ruido frenético son las pausas electrónicas, desde la apertura del festival con Bluehost, Aloa Input, Coiffeur, Kreidler y Empress of, el balance para el oído dispuesto a explorar entre dos puntos sumanete distantes unidos por dos grupos que suelen moverse entre ambos lados, tanto Low como Deerhunter han tenido sus instantes oscuros, bailables, ruidosos y experimentales guiados por un pedal, aunque a últimas fechas están cercanos a la armonía.

La linea de pensamiento en Nrmal es ese flujo que proviene del público, sabemos que en cualquier otro tipo de festival nos encontraríamos con ese impaciente conjunto de personas que no tolera nada que no conozca o que no haya estado en constante rotación en una estación de radio, los tres escenarios del festival se basan en esa probabilidad de sonidos que nutren más que el sencillo popular, el encuentro de lo nuevo es más interesante que la repetición de lo que ya es conocido.

Del under a border: San Pedro el Cortez

Después de esa frontera brillante que nos mostró Nortec, regresamos a la calle Revolución donde conviven el origen de la ensalada César con la parranda que parece no terminar nunca o que puede acabar en una de las 50 habitaciones del hotel Caesars con un nuevo sonido de fondo, ya no estamos en el nuevo milenio electrónico, nos sumergimos en la sordidez, lo crudo y el experimento házlo tú mismo de San Pedro el Cortez, donde la violencia te salva “pero el cerebro ya valió”.

 

El TJ4 para una generación que sigue buscando alejarse del pasado, sin mirar al futuro, concentrada en el hoy porqué no da tiempo de pensar en algo más. El ruidoson que empezó en el under esquina con playas y garita, totalmente border se empieza a propagar por el resto del país con bandas como Los Macuanos y San Pedro el Cortez.

 

Se trata de un nuevo despertar que nuevamente involucra a gente creativa de diferentes ámbitos, sin embargo la nueva estética parte de ‘Basura’, aquel documental que realizó Carlos Matsuo involucrando a San Pedro el Cortez que hace más de cuatro años, se distribuyó con base en likes tuvo como conclusión la participación de la banda en All My Friends (Tijuana), Antes de que nos olviden (Ciudad de México) y el Nrmal (Monterrey), festival al que nuevamente se suman en el 2016 en su edición en la Ciudad de México.

 

 

Platicamos con Aris Chagoya (guitarra) y Diego Córdoba (guitarra y voz) sobre su participación en Nrmal y el lanzamiento de su segunda producción el 22 de febrero, pero sobre todo conversamos sobre su entrada a la escena de Tijuana.

 

“Como todo, siempre tiene que salir algo, la contraparte de lo que siempre se habla”, explica Chagoya e inmediatamente agrega Córdoba: “Nortec era un movimiento electrónico chingón, que estaba mezclando cosas de Tijuana muy diversas, pero hacía falta el otro movimiento, el DIY, eso es lo que hacemos nosotros, organizamos nuestros propios shows, cierto morbo y humor, está agarrando otra vez ese auge de forma independiente en el rock y lo experimental, ya no tanto en lo electrónico”.

LAS IDEAS DE TRANSGRESIÓN, BORDER

Pareciera que no hay diferencias, pero cualquiera que ha estado en la frontera, conviviendo con las personas que viven cruzando entre dos países continuamente, tanto para cargar gasolina como para pasar el rato, entiende que no se percibe el mundo de la misma forma, como explica Aris “si viviéramos en el centro tendríamos que pagar el triple por ver una banda que nos gusta, nos gusta estar aquí, aunque mucha gente nos dice que nos vayamos para allá porqué hay más onda, que nos centralicemos, pero no creo que duraríamos allá tanto tiempo”.

 

La situación también es diferente para los grupos, en Tijuana no solo tienen cerca los estudios de Fox en Rosarito o el burrito Baja style, tienen cerca la fábrica de Fender y “también el hecho de los instrumentos acá son más baratos en la frontera y la música que sale de California llega inmediatamente, nos cae más rápido, nos llega primero y nos influye de alguna forma, el hecho de poder ver shows que no son tan caros y están tan solo cruzando la frontera, lo mismo con las buenas bandas que vienen a tocar a Tijuana, a mi me gusta mucho estar en esta región del mundo”, nos comenta Diego Córdoba.

 

DESPUÉS DE BASURA

Los conocimos por la blogosfera, que siempre tiene el radar más encendido que los medios tradicionales, pero cuando platicamos con ellos la situación es diferente, no solo los entrevistamos por Skype, tienen una serie de medios esperando platicar con ellos, Rock 101 tiene su turno a las 7 de la noche y sabemos que llevan todo el día en esa conexión desde Tijuana a cualquier lugar que sea posible.

 

Al preguntar sobre esta transición, con un nuevo disco por salir, Aris contesta: “La idea no es ponernos mamilas, sabemos que vamos a entrar a una nueva forma de trabajo, que está suave, es parte de las cosas que el tiempo te da, pero no vamos a entrar en esta onda de lo que hicimos o somos o que gracias a nosotros hay algo. Tampoco se trata de tocar por todos lados nada más porqué si, eso es lo que puede atraer a más gente”.

 

Sobre todo viene la duda, podríamos seguir hablando de ‘Basura’, pero viene algo más para ellos, “algunos se asustan de que empecemos a salir en la televisión, que estará bien, pero no creo que vaya a ser así, estamos dispuestos, pero hay que ver a donde nos lleva esto” comenta Diego entre carcajadas que evidencian que no lo ve posible, sobre todo cuando sus actuaciones suelen terminar en actos escatológicos.

 

 

Conocemos el paso continuo de bandas a Tijuana, siempre se habla de las legendarias presentaciones de Jane’s Addiction, Nirvana y Black Lips en años más recientes, pero la situación es diferente, el contexto para que apareciera una banda como San Pedro el Cortez es simple, como explica Aris se trata de algo que pasa en el resto del país:

 

“Es por lo que ocurre, aquí si no tocas ska o reggae no van más de 20 personas. Si no viene Caifanes o Panteón Rococó o los mismos de siempre, te hartas bien gacho. Empezamos a hacer esto por el gusto musical y para decir ‘creo que lo que estás haciendo es una mierda’. Porqué siempre es lo mismo y parece que te están programando y ahí vas, parece borreguiza, si viene tal van un chingo, si viene la Maldita Vecindad por décima vez ahí van todos y la misma canción de siempre. Si va Tijuana No a la Ciudad de México va a tocar ‘Pobre de Ti’ y todos se van a volver locos. ¿Qué han hecho nuevo? Nada, nada. Entonces hay que seguirle machacando, crear otras rolas, pero no estamos tan hambreados como para decir ‘vamos a ser el próximo hit mundial y vamos a ganar millones’”.

 

Como otros, San Pedro el Cortez parte de lo que no encontraban, hacen lo que les gustaría escuchar, Diego Córdoba cierra la entrevista con una idea del presente, mirando un poco al futuro: “Nos encantan las bandas que han hecho eso, es la idea, contribuir con algo, a la historia o a la ciudad. Así también empezó Caifanes, estaban hartos de la misma porquería, hicieron algo que causó una diferencia, por eso están donde están, pero nosotros estamos peleados con la idea de que hay que seguir con el grupo porqué es lo que nos está dando, esperamos no traicionarnos a nosotros mismos”.

 

Descarga el disco San Pedro El Cortez desde ValeVergaDiscos

 

Entrevista Festival Nrmal

El Festival Nrmal ha crecido, se ha mudado por completo y sigue con el espíritu inicial: presentar un cartel poco convencional para los amantes de la música.El 2016 representa el séptimo año de música y gastronomía. Ahora sólo a realizarse en el Distrito Federal y algunas de sus razones nos las han dicho en una entrevista que les compartimos en vídeo.

 

Entre otros temas, nos cuentan de la selección y cómo es que eligen a las bandas. También tenemos las impresiones de Haciendo el Mal, quienes han sido ya anteriormente parte del festival. También seguirán los conceptos “NODO, encuentro para el circuito musical contemporáneo, y #CocinaCentral, el escenario para la creatividad gastronómica.”

 

Pueden conseguir los boletos y evitar la reventa en Boletia. El pase Early-Bird que tenía un costo menor ya se ha agotado. Aún quedan 2 pre-ventas antes del precio final en taquilla. El costo va de $700 a $1,100.

 

-->