hi

AFI – AFI (The Blood Album)

Apenas van algunos días de enero y una buena cantidad de producciones discográficas ya han salido al mercado. Por ahí un EP de Bowie, uno nuevo de los Flamimg Lips, el de Run The Jewels e incluso el francés Vitalic ha regresado después de su decepcionante Rave Age del 2012, pero uno que nos atrajo para escuchar y comenzar este 2017 es el homónimo de A Fire Inside, mejor conocidos como AFI.

Décimo álbum de estudio de los californianos que en el ya muy lejano 1995 debutaban con pura metralla y velocidad con el ‘Answer That and Stay Fashionable’ y el ‘Very Proud of Ya’, después vinieron tres magníficos discos, ‘Shut Your Mouth and Open Your Eyes’, ‘Black Sails in the Sunset’ y ‘The Art of Drowning’, hasta que en el 2003 llega ‘Sing the Sorrow’ y el cambio en la velocidad de las canciones es notorio. Siguen con la oscuridad y la influencia post new wave ochentera que Davey Havok siempre había mostrado, pero los decibeles y la melodía denotan el lado más nostálgico y sentimental que indicaban un camino más pop depresivo conocido como EMO.

A partir de ahí su carrera asciende en popularidad pero disminuye en autenticidad y energía. Logran con sus siguientes tres producciones entrar al pseudo mundo mainstream del rock, a la moda HOT TOPIC llena de fashion punk en todas las plazas comerciales y en ese curso del Warped Tour en donde el punk-rock poco a poco se fue desvirtuando.

Y es que se entiende el camino de la música tomado desde principios del nuevo siglo, pero hay grupos que sobresalen por la esencia y la capacidad de mantener ese punto principal de su sonido aunque lo lleves a diferentes caminos. A AFI sinceramente no le ha salido.

La causa por la que decidimos escuchar esta nueva producción fue la incertidumbre y honestamente la esperanza de que después de bastantes años, por fin Puget y Havok reintentaran crear riffs demoledores y bases rápidas y contundentes como en antes. La sorpresa no es que se hayan mantenido en su sonido de 3 discos anteriores, sino que ahora se escuchan mucho más soft. Producción decente con temas simples melodías pop un tanto oscuras, y coros melódicos pero no inquietantes ni tan pegajosos. En ocasiones nos recuerda al ‘Love is Gone’ de Dommin o a ondas post-punk como Beastmilk.

Sin apartarse del tinte gótico pop que los caracteriza, ‘AFI (The Blood Album)’ es una mezcla de sus producciones a partir del ‘Sing The Sorrow’. Nos quedamos con ‘Still A Stranger’, ‘Snow Cats’, ‘Pink Eyes’ y ‘Feed From The Floor’, que trae toda la estructura The Cure-zca del ‘Head On The Door’ y suena totalmente nostálgica.

En general esperábamos algo más intenso y algunos toques de velocidad con la metralla de antaño. Nada nuevo bajo el fuego que se ha ido extinguiendo poco a poco de las entrañas de Havok y sus tres amigos.

Dismaland, un proyecto de Banksy con aspectos musicales

Se ha hablado mucho esta semana de Banksy, el famoso artista urbano cuya marca de humor negro se ha extendido más allá del muro y realizará una intervensión que no será precisamente para niños y adultos. El creador del documental falso ‘Exit Through the Gift Shop‘ abre su parque temático dedicado a la vida lúgubre en la pequeña localidad de Wester-super-Mare, Inglaterra, con patitos de hule cubiertos de petróleo y una interesante selección musical que incrementará las expectativas.

Dismaland tiene la intención de retratar la cruda realidad que Disneyland y parques similares pretenden evadir, las princesas muertas son acosadas por paparazzis, los inmigrantes son mostrados en un gris de reflejo cristalino y la cadena de empleados tan solo crece para aumentar el poder del 1%, un tema que ya mostró en diversas ocasiones, incluso en la entrada de ‘Los Simpsons’. Nuevamente se trata de una serie de ironías que esta vez no son lanzadas a la pared, sino a todos los terrenos posibles como esculturas que ya empiezan a mover abogados, sobre todo en la tierra de los sueños creada por Walt Disney.

El carácter subversivo se mantendrá hasta el 27 de septiembre, mostrará ese choque festivo e irreal a través de una serie de conciertos que iniciarán el día de su inauguración (28 de agosto). Dismaland abordará la otra faceta de Banksy como colaborador de The Guardian y ávido consumidor de música. Su proyecto monumental contará con las actuaciones de DJ Yoda y Peanut Butter Worlf junto a Breakbeat Lou y les seguirán Run the Jewels, Sleaford Mods, Savages, Kate Tempest, Pussy Riot y, finalmente, Massive Attack. El cómico Simon Munnery ofrecerá una actuación el 11 de septiembre.

-->