hi

Rock Stock

 

En 1968 hubo una cerrazón del sistema político que, desde mi punto de vista, retraso el avance democrático cultural, social del Pais, cuando menos dos decadas. En un momento en el que el mundo estaba cambiando los principios de autoridad que habían sido establecidos a partir de la segunda guerra mundial, los jóvenes nacidos inmediatamente después de esa guerra y al principio de la década de los cincuenta, iniciaron una serie de manifestaciones a nivel mundial influenciadas por la musica, la literatura, el arte en general que había escapado al control gubernamental a través de las consideradas manifestaciones inocuas de los jóvenes y su musica.

 

Contagiados por esa alegría propositiva en Mexico los jóvenes quisieron emular a sus congéneres del mundo actuando con la libertad de movimiento, pensamiento, actitud que veían en otros países. Pero el conservadurismo que ha sido tradición en el Mexico postrevolucionario, ese de las hipocresías de las ‘buenas conciencias’ a cargo de un Presidente acomplejadisimo como Gustavo Diaz Ordaz y un Secretario de Gobernación fundamentalista como Luis Echeverria, fueron empujando al extremo del orden social esas manifestaciones lúdicas hasta convertirlas en movimientos subversivos que ‘atentaban contra el sistema’.

 

De ser un movimiento sociocultural la constante censura del sistema a espacios, físicos y en los medios de comunicación a estas expresiones, lo fueron transformando a un movimiento ‘oposicionista’ que tuvo ademas el tino de empatar con las frustraciones de la clase media. La excesiva censura del Gobierno Mexicano fue la que creo el movimiento estudiantil que se transformo en el Movimiento Nacional de Huelga nutrido con la corta visión de los anacrónicos revolucionarios Ordaz/Echeverria que desde 1964 no vieron que el mundo estaba cambiando y que callaron cualquier opción con la acción violenta del 2 de octubre de 1968 y que remataron, con ya Luis Echeverria como Presidente, en junio de 1971.

 

En 1984 cuando propuse Rock 101, su creación estaba basada en en el manejo cultural del concepto ‘rock’ buscando romper el prejuicio que se había instalado en la cultura popular de que todo lo relacionado con rock era o subversivo social y políticamente, o ‘sucio’ y ‘decadente’ con referencia a lo familiar. El mismo hecho de llamar a una estación “Rock” era ya el inicio de la provocacion. Defendimos el valor social de la cultura rock basados en la influencia que para ya ese 1984 era reconocida que tenia en todos los aspectos de nuestro dinamismo e intercambio social.

 

En cine, en literatura, en las artes graficas, en todos los frentes de moda, del mismo lenguaje, la cultura alrededor del rock era ya una fuerza imparable que había seguido evolucionando en todo el mundo menos en Mexico, aislado a partir de la política estatizante de Echeverria que había cerrado Mexico al mundo, y que a partir de la gran primera crisis de 1976 habían aislado culturalmente al Pais creando un entorno cerrado que impedía el intercambio de información y contenidos con el mundo beneficiando a los intereses financieros que hacían en el aislacionismo espectaculares transacciones que hundían cada vez mas al Pais lejos de la supervisión internacional, actuando como una autentica ‘republica bananera’ que exploto finalmente en 1982 con la destrucción de la economía y del sistema financiero nacional a manos de Jose Lopez Portillo. Con esa fragilidad económica y en una crisis que había acabado con cualquier reserva de autoritarismo, Miguel de la Madrid aparece como un Presidente totalmente debilitado en la institución de poder que había sido el gobierno mexicano.

 

Es en esa circunstancia que se abre la posibilidad, actuando de manera inocente y guiados únicamente por la pasión por la música, de abrir un espacio que va a ser el inicio del derrumbe de ese control de pensamiento y… entretenimiento. En 1984 iniciamos la transmisión de Rock 101 y con ello rompimos el silencio de la contracultura que ahí estaba, en las calles, sin acceso a ser escuchada y difundida en cualquier medio profesional, alimentada por las vías informales de comunicación que multiplicaban las importaciones de carácter personal a través de cassettes. Basados en la difusión de las ideas musicales de los artistas que habían creado esta cultura desde 1956 y respetando siempre el carácter cultural de la música explicando puntualmente su origen, su concepción, fui creando un lenguaje que se enriqueciera por todos los participantes que tuvieran algo que decir a partir de la musica, sobre todos los temas que se derivan de la misma y que en su propio discurso, van cargados siempre de una carga contestataria, política, social y propositiva que nos va a identificar en los próximos años a todos los inquietos, naturalmente inquietos por la vida.

 

Uno de los puntos culminantes de la influencia Rock 101 en nuestra sociedad y cultura fue la apertura de Rock Stock. En una ciudad que había cerrado en la década de los 60 los ‘cafes cantantes’ y que había cancelado las posibilidades de conciertos en vivo, abrir en pleno Paseo de la Reforma un lugar diseñado y acondicionado específicamente para disfrutar la música que había sido censurada por múltiples gobiernos como incitadora a la ‘revolucion’ y destructora de morales y ‘buenas conciencas’ era un acto totalmente contestatario que, sin embargo, lo asumimos y presentamos como lo mas natural siempre enfocados en el concepto entretenimiento. Y es que al final del dia, eso éramos y hemos sido siempre: entretenimiento.

 

El lugar fue diseñado especificamente para ‘perder el control’. Con materiales industriales de uso rudo y resistente la idea era que no había ningún tipo de restricción sobre el comportamiento en el lugar. De hecho se tenían letreros de transito que prohibían el uso de tacones y corbata al interior del lugar. En la recepción, los encargados de seguridad siempre pedían a los asistentes encorbatados que se removieran la corbata. Con énfasis decisivo en el equipo de sonido, el lugar tenia una pista de baile que envolvía a la gente en 110 db’s de música y vibración estudiada para que, sin lastimar el oído, proveyera la máxima experiencia de liberación corporal en el baile. Adicionalmente se busco una utilidad razonable ofreciendo una barra libre de primera calidad que ofrecía ron, brandy, tequila, whisky, vodka, cerveza, anis, cocteles, y alimentos dos veces en la noche: una primera ronda de palomitas y una segunda ronda de hotdogs, todo cuidadosamente diseñado para una noche de fiesta prolongada.

 

Concebido como un ‘concert hall’ el evento estelar de la noche era la presentación de la banda que aparecía a la medianoche. Ahi, en el escenario de RockStock se consolido todo el movimiento Rock en tu Idioma. Todos, absolutamente todos, músicos y bandas que crearon la nueva ola confirmada de rock en español, mexicano, tocaron en RockStock, así como las primeras presentaciones de artistas extranjeros que mas adelante serian fundamentales en el movimiento también: Joaquin Sabina, Mana, Toreros Muertos, Miguel Mateos, Charlie Garcia, Caifanes, Café Tacuba, Maldita Vecindad, Santa Sabina, Neon, La Union, Bon, y un larguisisimo etcétera. Desde los ‘famosisimos jueves de mujeres gratis’, hasta los sábados de transmisión vía Rock 101, por RockStock, según lo he constatado a lo largo de mi vida, paso todo mundo: politicos, empresarios, artistas, actores, actrices, cantantes, comicos, modelos, activistas, todos que, aun hoy, en discreta confesión en oficinas de alto nivel ejecutivo me confiesan haber estado una o algunas noches en RockStock infrenables y reventados.

 

En Mexico 1987, cuando RockStock abrió sus puertas solo había dos o tres opciones para la vida nocturna. Con un manejo siempre profesional colaboramos a despejar los miedos de la actividad juvenil nocturna en el DF y a crear la sinergia para dejar atrás todos esos prejuicios que se venían arrastrando desde 1968. Liberamos a la música en español, al rock como cultura y a la cotidianidad de una noche de parranda, siempre a través de una comunicación cuidada, responsable, administrando la euforia y el entusiasmo para crear conceptos solidos que lejos de provocar reacciones negativas en el ‘establishment’ nos aceptaran como un canal de escape, de recepción de todas estas inquietudes que habían estado tanto tiempo en silencio.

 

RockStock es la confirmación material de nuestra idea en los 80. Crear un concepto de rock’n roll, mantenerlo en el canal subversivo que es necesario para el entendimiento de la cultura contemporánea, coqueteando con el ‘establishment’ que asegure la supervivencia desde la critica y la opción constructiva. De 1987 a 1994 Rock Stock aporto las ideas que definieron la vida nocturna en Mexico, como la inclusion de la Idea Musical a la noche, la manera unica de mezclar musica que no estaba diseñada para ser mezclada, así como un flow en la noche que buscaba siempre el extasis en algún punto de la madrugada. Aun hoy, en muchos antros de la Republica Mexicana se escuchan las mezclas y musicas de Rock Stock, la ‘materializacion’ de Rock 101, sin lograr, sin embargo, replicar el ambiente único del lugar, reconociendo, no obstante, la importancia histórica e influencia para una nueva generación que hoy vive Mexico en un ambiente totalmente distinto, cargado de libertades y opciones que colaboramos a crear desde ese espacio único que confirmaba la teoría que transmitiamos todos los días en Rock 101 en fm.

 

Esa sinergia única es elemento esencial que nos ha dado el cimiento para continuar con la evolución y el crecimiento permanente del concepto Rock 101 entendiendo los nuevos tiempos, participando con propuestas basadas en toda nuestra experiencia e historia, memoria histórica, olfateando el zeitgeist y siempre avanzando en ideas que, lo sabemos, nos lo dicen todos, lo oimos, siguen influenciando a la media que, sin apreciar los parámetros de libertad y oportunidad que tienen a la mano, optan por el status quo. Entender de donde venimos, y como fueron creados nuestros conceptos fundamentales nos da una claridad revisionista que estamos aplicando para respaldar en nuestro proyecto hoy, a nuevas generaciones, nuevas ideas, nuevas formas de interpretación de la dinámica en comunicación, asumiendo nuestra posición, sin regateos, en esta historia de construcción que continua desafiante, desafiando, hoy en día. Asi, recordando Rock Stock, celebramos la memoria constructiva de lo creado hasta hoy junto con todos ustedes a partir de nuestra propuesta. Con la fija idea de seguir proponiendo, no parar en nostalgias equivocadas e incrementar el grado de desafío al futuro, la nuestra es una celebración de los cimientos que hoy hacen a rock101online.mx el proyecto mas exitoso y propositiva en Internet.

28 años

Exactamente en un jueves 19 de noviembre abrimos Rock Stock. Una idea trabajada a lo largo de prácticamente todo ese año de 1987 motivada por la necesidad que sentíamos de un lugar en el cual exponer toda la tendencia musical que presentábamos desde 1984 al aire. En un México muy diferente y encasillado en sus propuestas de noche, existían propuestas atrapadas en la convencionalidad comercial y que no se decidían a salir de la influencia disco: El Magic en la frontera con el Estado de México, el News en el Pedregal; propuestas que buscaban nuevos mercados mas instalados en el “new wave”: Hysteria en Polanco y la Danceteria en la Zona Rosa; propuestas mas de carácter alternativo con un toque muy underground por el tipo de música que presentaban: El Bar 9 y el Tutti Frutti, mas parecidos a nuestro concepto musical, pero con infraestructuras muy limitadas. Finalmente, estaba el recién inaugurado Rockotitlan como el sitio diseñado para el apoyo de la producción nacional que estaba comenzando a entrar en los terrenos de Rock En Tu Idioma, movimiento del cual Rock 101 era precursor, pero atrapado en este arquetipo del rocker del cual queríamos desprendernos.

El concepto motor de Rock Stock fue crear un espacio que “concretara” lo que al aire estaba siendo Rock 101 desde 1984, no solo en el aspecto musical, sino también en una propuesta integral, que trascendiera la mera postura de moda, enfocados en el respeto a la cultura de vida que representábamos, que incluyera la calidad del servicio, la calidad del audio, la calidad del espacio, de alimentos y bebidas, enmarcados en una lógica vanguardista que rompiera con los atavismos trillados de los lugares mencionados, incluyendo aspectos como la no restricción en el estilo de vestir -lo cual recalcábamos con letreros viales de “no corbata” o “no tacones”-, y, muy importante, la no selección en la puerta. Con la música como convocante, el objetivo era diseñar un espacio que pudiera ser “arrasado” cada noche en el baile, en la euforia provocada por la selección musical y el ritmo de la noche -siempre en la estricta selección y curaduria característica de Rock 101-, por la cercanía con los músicos que prácticamente estaban rodeados por el publico en un espacio sin lujos, construido industrialmente para permitir todas las libertades “razonables” del publico.

Para el inicio de 1988 el lugar inicio su historia de manera categórica con la presentación de La Union en el primer concierto de escenario especial -que abarcaba toda la pista de baile- y que le daba esa sensación de adaptabilidad y respeto a la música, sello siempre fundamental del proyecto Rock 101. A partir de esa noche, y de la creación del “famosisimo jueves de mujeres gratis” el lugar mantuvo llenos permanentes en jueves, viernes y sábados hasta 1994.

En esos 7 años todos, absolutamente todos los grupos del movimiento Rock en tu Idioma pasaron por su escenario, incuyendo, entre muchas otras, las primeras presentaciones en Mexico de Joaquin Sabina, Caifanes, Charlie Garcia, Mana, Cafe Tacuba, y un gigantesco etcetera.

Una generacion enterita, y no exagero, paso por Rock Stock: artistas, musicos, politicos, empresarios, periodistas, estudiantes, activistas, escritores, actores, despistados que a la media hora estaban mas que adaptados a “la cantina de star wars” como me describio mi amigo Angel Gali el lugar, fascinado de la absoluta libertad y desparpajo con que todo mundo disfrutaba el lugar.

Lugar que ha vivido en el imaginario colectivo cargado de anecdotas, memorias, nostalgias, lo celebramos el dia de hoy reconociendo la aportacion que persistentemente hemos dado a la Ciudad de Mexico desde 1984. Es el legado que nos mueve a seguir creando, produciendo nuevas ideas, nuevos conceptos que continuaremos presentando siempre en la exploracion de satisfacer esas necesidades ocultas que la comercializacion excesiva e insensible ha pasado por alto. Conmemorar Rock Stock en una fiesta como la de hoy en la noche es nuestra manera de convocar al pasado para dar pie al futuro. Un futuro cargado de emociones, experiencias, leyendas y mucha historia, que apenas comienza, y, como siempre, a partir de Rock 101… y ustedes.

-->