hi

El soundtrack de la vida – Verano Austral

En febrero de 1982 Gustavo Adrián Cerati conoce en el club River Plate a Charly Ficicchia, hijo de Tito Alberti. Completando así, la última pieza, junto con Zeta Bosio, que faltaba para lo que sería la formación de una de las bandas de rock en español más grandes de la historia.

Cabe mencionar que el movimiento rock argentino nace tras un hartazgo social de las oscuridad y represión de la dictadura militar y un sentimiento nacionalista provocado por la guerra de las Malvinas.

También podría interesarte: Cerati Infinito

La primera banda que formó Cerati junto a Bosio y Alberti se llamó los Estereotipos, inspirados en el sencillo Stereotype / Interrnational Jet Set de la banda británica de 2 tone, The Specials. La banda sobresalía por su mensaje antiracista y de unificación por la libertad. La influencia de la voz de Terry Hall en Gustavo Cerati es muy clara y el sentimiento idealista de la banda era compartido por el trío argentino.

 

 

En sus inicios la banda recorría la recién descubierta escena de pubs en la Capital Argentina, entre su repertorio se encontraba una versión en español de I Saw Her There de The Beatles, castellanizada como ‘La vi parada ahí’ . La canción original del cuarteto Liverpool, era el lado B de del primer sencillo del álbum Please, Please Me de 1963.
No puedo evitar imaginar la escena bonaerense de los 80 encendida entre humo de cigarrillo descubriendo su libertad.

 

Otra gran influencia de lo que sería Soda Stereo fue The Police, quienes visitaron Argentina en 1980.
18 años después, Miles Copeland invitó a Gustavo Cerati a participar en un disco tributo a la banda. Fue así como surgió Tráeme la noche, una versión en español de Bring on the night , que grabó junto a Andy Summers. Cerati confesó admirar la estructura armónica y melódica de la rola. En esta versión, Cerati toca el bajo y las percusiones estuvieron a cargo de Vinnie Colaiuta (se dice que Stewart Copeland al escuchar el track se lamentó por no haber participado).

Muy pocas veces tenemos la oportunidad de ponernos en los zapatos de nuestros ídolos y por una noche, Gustavo tuvo la ocasión de ser Sting.

 

 

La influencia y referencias a lo largo de mi vida con Gustavo Cerati y Soda Stereo son innumerables, por eso, en esta entrega decidí contar la historia desde otro punto de vista. Sin embargo estoy seguro de que muchos de sus propios soundtracks personales tienen mucho que ver con lo que nació en el verano austral y aún sigue vivo en nuestra memoria.

También podría interesarte: Bocanada, un encuentro de dos mundos de Gustavo Cerati

Existir sin vos, una noche con Charly García

No hay Historia sin Charly García. Es complicado escribir o hacer cualquier tipo de tributo sobre un tipo como Charly. Es como tratar de guardar toda la cultura del mundo en una enciclopedia o en un museo. Como tratar de guardar en un cajón una música simplemente inclasificable y no se trata de una necedad fanática, ya que como todo en la vida habrá quien lo ame y quien odie su obra. Pero un afirmativo categórico es que sin su música nuestra vida no sería la misma.Supongo que nadie de por aquí puede guardar toda una bola de recuerdos en una sola bolsa.

Algo así pasa con Charly y con muchos de los clásicos. Enmarcan no solo un fragmento, sino la historia misma con su música. Hay incluso episodios de la historia de Argentina que simplemente toman sentido cuando escuchamos la música de Charly, hay episodios del soundrtrack de nuestra vida, que se borrarían sin la música de este performer bonaerense.

Así lo dice Gabriel Feller, productor del documental ‘Existir sin vos, una noche con Charly García’, el cual forma parte de la muestra Ambulante que ya anda rolando por algunos cines del país. Antes de ello, hubo una pequeña muestra de la obra que roló brevemente por algunos proyectores pequeñines como el Cine Tonalá o la Casa del Cine donde algunos ya tuvimos la privilegiada primicia que regresará de nuevo en el mes de mayo a la Ciudad de México.

También podría interesarte: Ambulante 13 – ‘England Is Mine’

Para no spoilearles el asunto, tan solo les cuento que, ‘Existir sin vos’, es justo eso que siempre quisiste hacer de fan: colarte por un ensayo, videograbar la experiencia y darte cuenta poco a poco que eso que pensabas sobre Charly, se va materializando y que no solo es todo lo que pensaste niño más, mucho más. Ese semidios tocado por los creadores de la genialidad, en serio vieron en este saco de huesos atribulado un instrumento para expresarse.

Palabra a palabra, nota a nota, algo que parece un disparate va tomando una forma excepcional y única: ‘Existir sin vos’. Al mismo tiempo, la sombra disonante de la personalidad del artista se va desdoblando en soledades, en paranoias, preocupaciones, ansiedades, locuras, demencias todas depositadas en un mismo cerebro, el de Charly García.

Este es el breve y profundo acercamiento desde la mirilla de Alejandro Chomsky, quien en su papel de cineasta y con la audacia de un fanático, literalmente se cuela hasta la cocina de un set de grabación donde Charly y varios músicos, reunidos por primera vez, ponen en marcha la maquinaria creativa que, cabe señalar, para el verano del 94, era un verdadero milagro entre complejidades análogas y el uso cero de tecnología digital.

Gabriel también comenta que estos son tan solo 65 minutos de un stock de 15 horas que Alejandro Chomsky, director del filme, guarda celosamente de aquellos años de amistad, música y noches de hacer rock.

Este es un documental que incluso el mismo Charly García no ha aprobado, y no necesariamente porque no haya querido, sino simplemente porque sabemos que él es un artista que no suele revisar el pasado para revivirlo, recapitalizarlo y con ello ser retribuido eternamente. Que mayor muestra de dignidad que el de alguien que no vive de glorias pasadas.

‘Existir sin vos, una noche con Charly García’, es el homenaje de un viejo amigo que como acompañante y testigo de aventuras, ha decidido mostrar, con tan solo una pizca de nostalgia, que los viejos tiempos más que mejores son entrañables y que es necesario que las nuevas generaciones conozcan un poquito de cerca algo del mito y leyenda que es y será por siempre Charly García.

-->