hi

Rita, el rompecabezas que le hacía falta a la pieza

Hubo un periodo idílico hacia finales de la década de los ochenta en el que en ese México oculto, repleto de misterio, violencia y represión, comenzó a gestarse lo que pintaba como una nueva ola impulsada por jóvenes que gustaban del reventón y del rock, pero también del arte hecho en México, de esa misma manera nos encontramos con Rita Guerrero a través del documental.

Ya hemos hablado hasta el cansancio del misticismo ochentero que nos hace creer que al menos esa década en nuestro pasado fue mejor. La libertad flotaba en el aire, esa ligera idea de poder hacer lo que se deseaba también era un poco mágica, pues era la primera generación que, probablemente, tenía los medios para hacerlo. Ese México potencia mundial que se materializó por un instante tan efímero del que hoy solo quedan afortunadamente, un mal sabor de boca, una enorme deuda insoldable, una cicatriz imborrable, una brecha en la cultura aún abierta, las posibilidades y nuestros recuerdos.

También podría interesarte: El lado B, del lado B de los 80

De esa bella época cortamos un fragmento igual de hermoso llamado Rita Guerrero. Un fragmento que de tan hermoso, no sé si lo vivimos o lo soñamos.

Nacida en la perla tapatía, la perla de la familia Guerrero fue Rita, la menor de once hermanos. El señor Guerrero, fue un reconocido trompetista que impactó en su descendencia otorgándoles el don de la artisteada, así, Rita y algunos de sus hermanos tomaron el camino de la música y las artes como un estilo de vida siendo muy jóvenes aún.

Superada su crisis adolescente, Rita decide irse a la Ciudad de México y comenzar a arder como el cuásar que estaba destinado a ser.

A partir de este momento, comienza una de las historias más bonitas que han contado las crónicas mexicanas, que nos cuenta de la vida de una mujer que vino al mundo a iluminar a su paso todo lo que tocaban sus manos, cual alquimista moderna.

O al menos eso es lo que sugiere el profesor y amigo de Rita, quien cuenta la primera impresión que tuvo de ella como alumna la que describe como inolvidable.

Luego de haber visto Rita, el documental, me quedó una pregunta en la cabeza: ¿Debería de importarnos a los receptores de una obra de arte el contexto personal del autor? ¿Si el o la artista son asesinos, violadores, drogadictos, maltratadores, o bien, activistas, humanitarios y en esencia buenas personas? ¿El contexto personal del autor influye en nuestra manera de percibir su obra?

Pensé en la inmensa cantidad de personajes que a pesar de tener pasados oscuros, líos legales o personales, su obra logra prevalecer, destacar y trascender. Basta echar un vistazo al pasado de cualquiera de los Rolling Stones o los escritores de la Generación Beat o de Bob Dylan, Andy Warhol, Woody Allen, Scott Weiland tan solo por mencionar algunos, que son casos notables en los que la obra superó sus antecedentes. El de Rita, no es necesariamente un pasado oscuro, pero como el todo ser humano, esta lleno de matices y claroscuros que, dentro del universo que la conforman, merece y debe ser recordado.

La historia revive al personaje de Rita Guerrero a través del coro de voces reunidas por Arturo Díaz Santana en Rita, el documental, quienes de forma cronológica consiguen reconstruir dignamente al personaje que logra materializarse en la ficción. Rita rebelde, Rita estudiante, Rita actriz, Rita cantante. Rita intensa, Rita inmensa, Rita ardiente. Rita controladora, Rita autoritaria. Rita iluminada, Rita zapatista, Rita espiritual. Rita madre, Rita enferma, Rita vivo recuerdo. Uno a uno, compañeros de escuela, ex parejas, amigos, músicos, colegas, amigos y amigas, profesores, hermanos y su sobrina van colocando pedacito a pedacito esa parte de Rita que sabíamos que existía pero que no conocíamos.

También podría interesarte: Banda sonora 101: cine rock mexicano

Fue tan poderosa su influencia que hoy hablamos de su insaciable talento que se multiplicó en numerosísimas facetas, hablamos de su capacidad histriónica, de su disciplina como líder de Santa Sabina, de su eterna búsqueda espiritual, de su pasión por la música barroca y del eco que aun suena de su voz. Hemos librado la discusión alrededor de su belleza física y de su vida personal. Hoy hablamos de Rita Guerrero, ese fuego incandescente que ardió tanto que consiguió autoinmolarse, así lo describe Poncho, bajista de Santa.

También podría interesarte: Santa Sabina: nostalgia tras 7 años sin Rita

Arturo Díaz Santana, al terminar de ver la biopic de Bob Marley tuvo una revelación digna de compartir con Aldo Max Rodríguez, ex integrante de Santa y pareja sentimental de Rita. Un motivo, un cómplice y mucho corazón son la materia prima inicial para poner en marcha este homenaje póstumo que sin pensarlo, de pronto es un documento histórico que guarda testimonio de una de las figuras más grandes que ha dado el arte mexicano.

Opera prima de Díaz Santana que reúne 28 testimonios y 68 fuentes institucionales que con apoyo del Instituto Mexicano de Cinematografía (IMCINE), el Centro Universitario de Estudios Cinematográficos y algo de polvos mágicos de Fondeadora, ya ha logrado presentarse en el Festival Internacional de Cine de Guadalajara en su edición número 33 y en la Muestra Internacional de Cine con Perspectiva de Género.

Emotiva, brillante, íntima y elocuente resulta este homenaje que servirá para nunca pasar por alto la relevancia de un personaje como el que fue Rita Guerrero. Esta obra resulta entonces el rompecabezas que le hacía falta a la pieza al soundtrack en español de nuestras vidas.

Banda sonora 101: cine rock mexicano

Los tiempos que hoy corren en México son históricos –de cambios de fondo y forma en materia política– e inevitablemente nos invitan a reflexionar sobre los temas que nos identifican como un mexicano, más allá de nuestras diferencias.

Si hay algo que refleja con claridad la identidad de un pueblo es precisamente su cinematografía. Sí, el cine, sea ficción o documental, es el espejo de los pueblos y, de paso, un poderoso generador de identidad nacional.

Inmersos en esta idea de exploración de nuestro cine y por lo tanto de nuestra identidad, en @BandaSonora101 nos echamos un clavado en la historia del cine rock mexicano e hicimos una selección de 15 películas de diversa estirpe pero que comparten un elemento en común: el rock.

Aquí la selección de películas:

 

DEVERAS ME ATRAPASTE (1985)
Dirigida por Gerardo Pardo a partir de un cuento de René Avilés Fabila, DEVERAS ME ATRAPASTE se estrenó el 11 de julio de 1985. Esta película es un pilar del cine rock mexicano y cuenta la historia de una chica de familia conservadora que se enamora del fantasma de un roquero, el Humo, compa que toca en una banda de rock progresivo llamada Manchuria (en la que participa Gerardo Pardo), encargada de componer la música original de la película. Hace unos años tuve el gusto de programarla en copia de 35mm en una edición del ciclo “Rock en el cine” de la Cineteca Nacional. La música que hizo Manchuria para el filme está disponible en YouTube.

 

¿CÓMO VES? (1986)
Dirigida por Paul Leduc en 1986, ¿CÓMO VES? retrata el rostro marginal de la CDMX en los años 80. La cámara recorre las calles y recrea la vida nocturna de los barrios al ritmo de El Tri, Son de Merengue, Rockdrigo, Jaime López y Cecilia Toussaint. Leduc muestra a un sector de la sociedad, la juventud chilanga de los 80, enfrentado a la pobreza, la represión, la falta de oportunidades y la violencia.

 

UN TOKE DE ROC (1988)
Realizada por Sergio García Michel en súper 8 mm, UN TOKE DE ROC (1988), pequeña joya del cine rock mexicano, es una gran apología a la música y a la rebeldía feminista con la participación de Cecilia Toussaint, Jaime López, Rockdrigo, Chac-Mool, Three Souls in My Mind… La Filmoteca de la UNAM, en merecido homenaje a la generación de los llamados superocheros, lanzó un DVD de esta película hace unos cuantos años.

 

CIUDAD DE CIEGOS (1990)
En 1991 Alberto Cortés realizó CIUDAD DE CIEGOS, filme compuesto por 10 historias que al mezclarse forman una película muy sólida sobre la ruptura y la desazón. El escenario es un departamento de la colonia Condesa, en la CDMX, donde a lo largo de tres décadas sucede esta decena de historias. Los guionistas: José Agustín, Hermann Bellinghausen, Alberto Cortés, Marcela Fuentes-Berain, Paz Alicia Garciadiego y Silvia Tomasa Rivera. La música original es obra de José Elorza y el soundtrack trae una gran pieza: “Foto Finish” interpretada y musicalizada por Rita Guerrero (Santa Sabina) y Saúl Hernández (Caifanes).

 

AMORES PERROS (2000)
AMORES PERROS se estrenó el 14 de mayo de 2000 en el festival de Cannes. Esta película fue el trampolín con el que Alejandro González Iñárritu brincó a las grandes ligas del cine. También proyectó al escritor y cineasta Guillermo Arriaga. González Iñárritu y Arriaga trabajaron juntos en 21 GRAMOS y BABEL y luego se pelearon. De esta trilogía, AMORES PERROS es la que más rifa y la que tiene una banda sonora perrísima con piezas de Control machete, Nacha Pop, Gustavo Santaolalla, Titán, Los del garrote, Celia Cuz,… Un antes y un después en materia de soundtracks mexicanos.

 

PIEDRAS VERDES (Ángel Torres Flores, 2000)
“Una pacheco road movie”… Así definió a PIEDRAS VERDES su director, Ángel Flores Torres, cuando lo entrevisté hace 18 años. Más por azares del destino que por decisión propia, una joven atribulada (Vanessa Bauche) emprende un viaje de autodescubrimiento. El cineasta se apega al guión de las road movies clásicas y acompaña el viaje de la joven protagonista con música de Botellita de Jerez, Café Tacvba, Oscar Chávez, Resorte, Tequio…

 

Y TU MAMÁ TAMBIÉN (2001)
Alfonso Cuarón, además de ser un gran cineasta, tiene muy buen gusto musical. Basta con darle una escuchada al soundtrack de Y TU MAMÁ TAMBIÉN (2001) para darnos una idea de sus preferencias musicales. Esta maravillosa road movie, interpretada por Maribel Verdú, Diego Luna y Gael García, inmortales charolastras desmadrosos, es recordada por sus grandes pasajes musicales. Inolvidable la escena del baile erótico de los tres protagonistas en la playa con “Si no te hubieras ido” de Marco Antonio Solís. El soundtrack incluye rolas de Molotov, Plastilina Mosh, Café Tacvba, La Revolución de Emiliano Zapata, Brian Eno, Frank Zappa, Mala Rodríguez, Titán…

 

PERFUME DE VIOLETAS (2001)
Realizado por Maryse Sistach, cineasta dotada de una gran sensibilidad social y humana, PERFUME DE VIOLETAS (2001) es un filme crudo que ubica a su joven personaje femenino (Ximena Ayala) en el centro de un entorno machista, violento, totalmente adverso (así como lo es hoy en día para una chavita de la secu en muchos barrios de la zona metropolitana de la CDMX). El rock funciona como traje a la medida en esta dramática historia que hasta se queda corta si la comparamos con la cruda realidad de los feminicidios en nuestro país.

 

ALEX LORA: ESCLAVO DEL ROCANROL (2003)
En octubre de 2003 se estrenó en la sala 3 de la Cineteca Nacional otro de los pocos rockumentales mexicanos de la historia: ALEX LORA: ESCLAVO DEL ROCANROL, dirigido por Luis Kelly. Esta película una apología absoluta al personaje, como si el cineasta le rindiera tributo a Lora en lugar de contar la historia de su carrera con objetividad. La música, no obstante, es lo más representativo de este trabajo ¡Qué viva el rocanrol!

 

NO TUVO TIEMPO. LA HURBANISTORIA DE ROCKDRIGO (2004)
Hacia finales de 2005 y principios de 2006 se estrenó en un puñado de salas de la CDMX el rockumental NO TUVO TIEMPO. LA HURBANISTORIA DE ROCKDRIGO (2004), de Rafael Montero. Retrato fílmico de Rockdrigo González, el Profeta del nopal, y del movimiento rupestre en la capital chilanga, esta película pasó casi inadvertida salvo por su exitosa exhibición en la Cineteca Nacional, donde se mantuvo más de un mes en cartelera. Hoy, a la luz de la historia, este filme se muestra como un documento fundamental del cine rock mexicano.

 

NACO ES CHIDO (2009)
Dirigida por Sergio Arau, NACO ES CHIDO (2009) es un autorretrato de la legendaria banda Botellita de Jerez como sólo ellos lo podrían hacer. Una película muy divertida, satírica a madres, 100% irreverente, con grandes momentos musicales y con la presencia de muchas personalidades del rock mexicano. Para el soundtrack invitaron a un montón de artistas a hacer versiones propias de sus rolas. María Emilia, Alex Otaola, El Gran Silencio, Kinky, Café Tacvba, Molotov, Yucatán A Go Go…

 

SEGUIR SIENDO (2010)
Los cineastas Ernesto Contreras y José Manuel Craviotto convivieron unos 700 días con los integrantes de Café Tacvba para realizar SEGUIR SIENDO (2010), un hermoso rockumental que resume los primeros 20 años de la banda y que los retrata en sus procesos creativos y tocadas en vivo. La música es el punto G de la película.

 

GIMME THE POWER (2012)
Rockumental de Olallo Rubio sobre Molotov, GIMME THE POWER (2012) es un grito contra el sistema político podrido (el mismo que acaba de pagar la factura en las urnas). Un alegato poderoso, desde el arte de la música, en contra de la corrupción y los abusos de la clase política mexicana. Molotov no es cualquier banda y en esta película queda bien claro.

 

TIJUANA, SONIDOS DEL NORTEC (2012)
Dirigido por Alberto Cortés y producido por Jorge Sánchez, actual director del Imcine, TIJUANA, SONIDOS DEL NORTEC es un documental que recorre las calles de la ciudad titular para descubrir su música. Así nos lleva a Nortec Collective: Pepe Mogt y Ramón Amescua de Bostich + Fusible; Jorge Verdín y Fritz Torres de Clorofila y Pedro Beas de Hiperboreal. Un documento fílmico que registra la vibrante vida musical de Tijuana, donde la fusión de sonidos generó una escena musical bien poderosa y que se mantiene viva.

 

RITA, EL DOCUMENTAL (2017)
Realizado por Arturo Díaz Santana, RITA, EL DOCUMENTAL (2017) es un filme biográfico sobre la gran Rita Guerrero, actriz, compositora y voz inconfundible de Santa Sabina. El filme registra desde su infancia en Guadalajara, su paso por el Centro Universitario de Teatro de la UNAM, los tiempos gloriosos al frente de Santa Sabina hasta sus últimos días de vida, antes de morir víctima de cáncer de mama.

 

También podría interesarte: ¡Vive, cine mexicano, vive!

Inmortalicemos el legado de Rita, la musa del rock

Hace dos años comenzó el sueño de plasmar en un largometraje la vida y obra de quien encarnó una de las voces más enigmáticas de México. Rita, el documental está inspirado en Rita Guerrero, vocalista del grupo Santa Sabina, integrante de Ensamble Galileo y musa que ocupó el arte como la expresión más pura de transformación para hacer vibrar miles de corazones.

Rita, el documental es un filme dirigido por Arturo Díaz Santana; una obra emotiva y personal que recoge el testimonio de las personas más cercanas a la cantante, como su madre, hermanas, así como colaboradores, artistas y amigos. Gracias a ellos y a cientos de admiradores se formó el Archivo Rita Guerrero con material exclusivo y entrañable, mismo que sólo podía reflejar la gran pasión que Rita imprimía a cada creación, enmarañada entre un retrato político y social del país.

Sin embargo, hay un último reto que sortear: Rita, el documental requiere apoyo de todos aquellos quienes desean ver materializada esta cinta. Para ello se alió con la plataforma Fondeadora con el objetivo de terminar la postproducción y garantizar la distribución del archivo. La meta es conseguir 500 mil pesos para este propósito y donar cada peso extra a FUCAM, una asociación civil que tiene como misión procurar el diagnóstico y tratamiento del cáncer de mama, así como fomentar su detección oportuna.

“Rita y yo fuimos amigos cuando formó una familia con mi amigo Aldo Max. En 2013 salí muy conmovido de la Cineteca Nacional después de ver Marley, un documental sobre la vida de Bob Marley. Cuando atravesé la puerta se me ocurrió que Rita merecía no sólo un documental, sino uno que hiciera justicia a la belleza de su vida y obra. Conseguí la cinta, se la di a Aldo y le dije: ‘mira esto porque te voy a proponer un proyecto’. Cuando lo volví a ver, él sabía cuál era la propuesta. No fue fácil imaginarnos las implicaciones emocionales, pero con este documental estamos reviviendo a quien realmente merece vivir”, cuenta Arturo Díaz.

Rita, el documental es un proyecto ganador de la VII Emisión para ópera prima documental del CUEC, y una producción del CUEC con el IMCINE. El trabajo comprendió dos años y medio de procesar infinidad de videos en diversos formatos, fotografías, notas de prensa, audios; así como 25 entrevistas de personas cercanas a Rita en cada etapa de su vida.

Se pretende que las proyecciones se realicen en marzo de 2017 en algún cine emblemático de la ciudad, mientras los objetos de recompensa para quienes hagan un donativo para el proyecto se entregarán en un lapso no mayor a un bimestre después de concluida la Fondeadora.

El músico Alfonso André, quien estuvo unido a ella por “una una gran amistad, cariño, respeto profesional y amor por la música”, considera “fantástico que se hagan esfuerzos como éste en México, un país con tan poca memoria. Además, el equipo que lo lleva a cabo está integrado por profesionales del cine y sabe lo que hace. Ojalá existieran más iniciativas de este tipo”.

Aún quedan 10 días para lograr el objetivo y concluir este proyecto que llevará Rita, el documental, que guiará a los fanáticos por una travesía entre material inédito, fruto de una minuciosa investigación del historiador Jorge Paredes; con testimonios de personas muy allegadas a Rita cuyas voces son el hilo narrativo y, en general, verán una película hecha desde una perspectiva interna y con un gran compromiso con la realidad.

“Es una película que presenta muchas facetas de Rita, la hija, hermana, tía, amiga, artista, pareja, icono del rock y de la música barroca. Es una construcción coral que nos muestra a un ser humano complejo y excepcional a la vez. Al hacer esta película descubrí que ella estaba siempre en búsqueda de la belleza a través de cualquier medio”, concluye Díaz.

-->