hi

Sie Sprechen Deutsch?

 

Ayer fui al cine, cosa totalmente insulsa y sin ninguna trascendencia ya que los humanos actuales regularmente van al cine, ¿o no? Bueno la cosa es que ayer me di tiempo de estar en un gran cuarto oscuro rodeado de otros 200 desconocidos para disfrutar de un filme, pero no era ‘La Bella y La Bestia’ o alguna de esas peliculitas, era nada menos que la proyección especial del concierto en vivo París de la banda alemana Rammstein de metal industrial o también conocido como Neue Deutsche Härte (nueva dureza alemana), en este reseña trataré de no realizar spoilers ya que casi es seguro que en un corto tiempo el concierto esté disponible en DVD o Blu-ray para verlo cuantas veces queramos en la comodidad de casita.

 

Para esta ciudad olvidada del mundo solo hubo dos funciones las cuales según entiendo las localidades se agotaron dos semanas antes, para los amantes de un buen concierto está es la alternativa barata de ir a un concierto, pero sin la experiencia integral de lo que es ir a uno real, algunos dirán que esa experiencia en realidad es una lata pero para mí no lo es, ver a tu banda en vivo es mucho más gratificante en todos los sentidos aun a pesar de que tengas que lidiar con todo lo que implica desde dejar el auto en un estacionamiento de dudosa reputación hasta meterte al mosh pit a que te descuadernen de un trancazo.

 

 

Tomé mi lugar en relativamente cómoda butaca del cine unos minutos antes de las 8 pm, que era la hora de la cita, muy puntual y sin comerciales previos la proyección comenzó, así es como deberían comenzar todas las películas pero bueno yo qué; las luces se apagaron y comenzó la inmersión al mundo industrial de estos alemanes ya bastante curtidos en el asunto y se pueden apreciar en los close ups donde hasta las cicatrices y arrugas parecen el Gran Cañón.

 

Desde el inicio el sentimiento del cómo será el tono de todo el concierto se hace evidente, el recinto donde se filmó en París es un lugar cerrado, no tan grande, un poco más grande que nuestro Palacio de los Deportes, el escenario muy metálico y gris te hace sentir dentro del motor de alguna máquina, la machacante música de Rammstein te confirma este sentimiento e identificas que esta máquina es de alto performance, quizá un auto alemán deportivo circulando a toda velocidad por la Autobahn, la pirotecnia abundante es como el sistema de combustión de la máquina, los seis integrantes de la banda aparecen mugrosos, aceitosos, cubiertos de hollín, como recién escupidos por el sistema de escape, el público actúa como el rugido permanente que hace vibrar el motor, definitivamente te sientes dentro de un monoblock entre los pistones, válvulas y las bielas, eres uno con la máquina y esta máquina usa alto octanaje.

 

 

Como es costumbre en los conciertos de Rammstein hay varios elementos del espectáculo que no pueden faltar, además de la dicha pirotecnia y llamas están los juguetitos que sus integrantes usan como el arco de chispas, los bozales que escupen llamas, la ballesta de luces de bengala, lanzallamas de distintos calibres, etcétera. Y claro no podía faltar una alta dosis de sexualidad, testosterona y sadomasoquismo, ese juego que hacen entre el Doctor Lorenz (tecladista) y Lindemann (vocalista) donde el último somete al primero repetidas ocasiones y hasta le pone unas sonoras nalgadas, también ellos siempre juegan a que matan a Lorenz, que como Kenny de ‘South Park’ parece tener muchas más vidas que un gato ya que lo he visto que lo cocinan en un cazo, en una bañera o en un ataúd en varios de sus conciertos, de esa hypersexualidad que se maneja en el escenario también hay los dildos y super penes que lanzan litros y litros de espuma al público.

 

El público se dejó llevar por la experiencia, se oían los coros de las rolas entre los asientos, vi algunos encendedores en las rolas tranquilas como antes se llevaba el ritmo de la rola antes de que los espantosos celulares invadieran y hasta al final de cada una se oían los aplausos, creo eso último era demasiado pero no importa, es signo de que se la están pasando bien.

 

A la altura del anterior concierto que está disponible en Blu-ray, ‘Rammstein In Amerika’, muy osbcurito, llena la pantalla de azul, gris y negro y llena las bocinas de la voz de tenor de Lindemann y las despiadadas guitarras

 

 

Como siempre faltaron algunas rolas pero de un grupo con más de 25 años en la escena pues el repertorio es vasto y nunca se le puede dar gusto a todos, en general muy bien Rammstein, reúne todos los ingredientes de una masiva carga de adrenalina metalera y espectáculo estilo shock rock como Alice Cooper, Kiss, Marilyn Manson o Rob Zombie, los alemanes no defraudan y siguen tan sólidos como siempre, los detractores opinaran que los riffs son muy monótonos y la batería demasiado repetitiva pero hey, recuerden que estamos dentro de una máquina y a esta máquina le vale su opinión.

 

De lo malo puedo decir que fue que al sonido del cine, le faltó volumen, claro está que lo dice un fan del metal que nunca me es suficiente, aunque el sonido envolvente de la sala y la vibración que producían los bajos y los riffs de las guitarras puedo catalogarlo como respetable, otra cosa que me hubiera encantado es haberla visto en una sala VIP, como dice mi cuate Victor con quien fui, para que te llevaran unas chelas y así sentir un poco más real el concierto o incluso en IMAX, piénsenlo amigos de Cinépolis y Cinemex, es un evento especial donde el cliente podría disfrutarlo mejor en sus salas más chidas y consumir más.

 

 

Ya he visto otros conciertos en el cine como ‘Def Leppard At Las Vegas Joint en el Hard Rock’ y definitivamente la pantalla grande y el mencionado sonido de la sala se lucen y disfrutan muy bien, seguiré al tanto de estas proyecciones especiales, les recomiendo mucho darse la oportunidad de ver a su grupo predilecto de esta forma, hasta a la salida aplicaras los tacos en la taquería de confianza para completar el círculo del ritual de ir a un concierto.

 

Ich Liebe Metall, Auf Wiedersehen

Rammstein: polémica, escándalos, historia y buena música

Continuamos el camino hacia el Hell & Heaven Metal Fest 2016, es momento de hablar de los headliners, los alemanes que encabezan este festival: RAMMSTEIN.

Con la incertidumbre de otra edición del festival en la Ciudad de México, después de todas las dificultades que hubo en la edición 2014 y la inexistente realización de una edición 2015, los organizadores de este festival se volvieron a arriesgar, ya que anunciaron una edición 2016 del H&H, pero en esta ocasión, sólo había un nombre en el cartel: Rammstein.

 

Desde los primeros anuncios que se hicieron sobre el festival, se dio a conocer que los alemanes encabezarían este evento, sin embargo, durante meses, fue la única banda que apareció en los carteles y promocionales, es más, incluso la venta de boletos comenzó sin darse a conocer ninguna otra banda y esto, no fue impedimento para que las localidades de mayor precio fueran las primeras en agotarse.

 

También debemos recordar que, esta agrupación alemana tiene 8 años desde su última presentación en tierras mexicanas, lo cual pudo haber sido una buena estrategia para que ellos sirvieran como gancho para asegurar una buena venta.

 

En fin, en lo que a la banda respecta, Rammstein se fundó en 1994 en Alemania, con miembros e integrantes de agrupaciones de punk y rock. Por ejemplo: Till Lindermann, solía ser el baterista de la banda de punk Fist Arsch; Richard Kruspe, fundó y tocó la guitarra en Orgasm Death Gimmick; Oliver Riedel, tocaba el bajo en Inchtabokatables; Christoph Schneider, tocó la batería en Die Firma; Paul Landers, tocó la guitarra para Felling B junto con el tecladista Christian ´Flake’ Lorenz.

 

Landers y Lorenz, fueron los últimos en integrarse a la banda, el resto de los integrantes participaron y ganaron en una competencia una semana de sesión en estudio para poder producir su demo. Ya lo demás es polémica, escándalos, historia y buena música.

 

Además, tenemos que recordar los elementos teatrales y la pirotecnia que usan ya que caracterizan a estos alemanes, puesto que ello ha sido uno de los factores de mayor influencia en sus presentaciones, ya sea portando máscaras lanza llamas, micrófonos en llamas o las “alas” de acero que porta ocasionalmente Lindermann. No olvidemos que al inicio de la película “XXX” (Triple ‘X’) del año 2002, protagonizada por Vin Diesel, se muestra a los alemanes dando un espectáculo mientras se plantea la trama del filme.

Sin lugar a dudas Rammstein es una de las grandes estrellas que conforman este festival, que hará retumbar el autódromo “Hermanos Rodríguez” hasta sus cimientos, con las más de 50 bandas que se congregarán ahí para la edición 2016 del Corona Hell & Heaven Metal Fest.

-->