hi

Premio Nacional de Deportes: del desdén a la nostalgia

Un dejo de nostalgia de asoma en cada ocaso, poco antes del fin las despedidas se hacen duras y así, en los últimos días de su administración, Enrique Peña Nieto entregó el Premio Nacional de Deportes, aunque  ya no le correspondía hacerlo y aunque de nueva cuenta se faltó a lo establecido por la Ley de Estímulos, Premios y Recompensas Civiles que dicta entregarlo en diciembre (según su Art. 63 BIS).

“Estoy a ocho días de que concluya esta gestión. Estoy a punto de cumplir la misión, como le pasa a nuestros deportistas cuando están próximos a concluir el esfuerzo y (…) tengo la gran satisfacción de entregar este Premio y reconocer el esfuerzo, sacrificio, disciplina, compromiso y lealtad consigo mismos y con la nación”, comentó con cierta añoranza Peña Nieto tras entregar los galardones.

Con Enrique Peña Nieto se dio la única vez en la historia que una administración pública federal entrega siete Premios Nacionales de Deportes y completa más entregas que los seis años de gestión.

Pero también esta administración, el Premio Nacional de Deportes padeció desde omisiones a la ley, hasta momentos bochornosos.

En 2012, la entrega de este Premio fue el primer acto público de Peña Nieto. Un galardón que se eligió bajo la administración de Felipe Calderón, pero que por ley, entregó Peña Nieto aquel domingo 2 de diciembre en Los Pinos y recibió al anterior titular de la Conade, Bernardo de la Garza, y a su sucesor, Jesús Mena.

En 2013, entre los galardonados figuró la pesista Carolina Valencia, quien fue la imagen del evento y entonces ganó una medalla mundial de pesas que después se supo logró con uso de sustancias prohibidas.

Quizá por ese desprestigio al galardón, el aún presidente no entregó la edición 2014 y lo hizo el entonces Secretario de Educación Pública, Emilio Chuayffet Chemor.

La ceremonia para entregar el Premio de 2015 se hizo en enero de 2016, ya con Peña Nieto presente; sin embargo, así se desfazaron las siguientes entregas también: la que premió a lo mejor del 2016 se concedió en enero de 2017 y la de 2017, en abril de este año.

Pero al cierre de administración y en el último evento público de Enrique Peña Nieto, solo siete meses hicieron la diferencia entre las ceremonias de entrega del PND 2017 y del PND 2018, aunque de nueva cuenta, no fuese considerada la Ley, pero sí contó la nostalgia del adiós.

-->