hi

Músicos ahora pagan por estar en listas de Spotify

Músicos y disqueras están pagando miles de dólares por agregar sus canciones a las listas más influyentes de Spotify, infiltrados de la industria musical aclaman. El mercado negro ha sido llamado una “payola” del siglo 21 después de la práctica prohibida de discográficas pagando por tiempo de transmisión en la radio. Un jefe de la industria disquera en Londres le dijo a The Times que estaba consciente de los  “playlist pluggers (los que se enchufan a las playlists)” que ofrecen promover canciones en playlists influyentes por cargos de tres mil a cinco mil dólares.

Dijo que meramente la promoción de canciones con dueños de playlists era legítimo, pero agregó: “Hay mucha materia gris. Puede que tu dinero no vaya directamente al dueño de la playlist, pero estos contactos conocen a la gente correcta, pueden pedir favores, llevarlos a cenas o por tragos”.

Dijo que individuos no pueden comprar lugares en las playlists de Spotify, que son las más escuchadas, pero que cuando se trataba de playlists independientes era una “ley de la selva” en la que 300 dólares podían cambiar manos en un pub y nadie se daría cuenta.

Un número de compañías en línea también cobran a músicos o discográficas sumas pequeñas para “lanzar” canciones a playlists.

Un sitio, Playlister, alteró su modelo de negocios para “confirmar inequívocamente que no son un sitio que recompensa a los creadores de las playlists por lugares”, después de que un reciente reportaje en la página The DailyDot dijera que los usuarios podían pagar de  cinco a dos mil dólares para ser agregados a las listas.

Spotify subsecuentemente ha retirado el acceso de la compañía a sus datos, causando que el servicio cerrara, aunque sus dueños universitarios de 21 años de edad pretenden crear una nueva versión que será permitida.

Hay evidencia de que pagar por acceso a las playlists, si no es que por un lugar, puede ser rentable.

El rapero de Atlanta Tommie Kind dijo que su single Eastside había alcanzado más de 110 mil streams debido a su posicionamiento en 14 playlists después de que su manager le pagara a curadores para que la metieran. “Los streams ahora son la única manera de llegar realmente a personas con las que de otra manera no te podrías conectar. Te da la posibilidad de ser escuchados a nivel mundial”, dijo a The DailyDot

Aunque infiltrados en la industria niegan que el posicionamiento en las playlists internas de Spotify pueda ser comprado directamente, dicen que meter una canción en suficientes listas privadas hará que sea agregada al radar de lanzamientos del propio Spotify y a las listas de Descubrimiento Semanal, que son generadas por un algoritmo, trayéndoles a los músicos amplia exposición.

Sin embargo, expertos dicen que pagar por posiciones en playlists raramente haría suficiente para “hacer” una canción y muchos músicos intentando ganarle al sistema estarían decepcionados.

Spotify es el servicio de streaming más grande, con alrededor de 159 millones de usuarios activos y 71 millones de suscriptores pagando.

En 2015 Billboard citó a un ejecutivo de una disquera que aclamaba que las vacantes en listas populares eran vendidas entre dos mil y 10 mil dólares. Spotify actualizó sus términos y prohibió “vender una cuenta de usuario o playlist, o de lo contrario aceptar cualquier recompensa, financiera o de lo contrario, para influenciar el nombre de una cuenta o playlist o el contenido incluido en una cuenta o playlist”.

Expertos dicen que esto es imposible para Spotify de monitorear.

Tampoco es la única manera en la que la plataforma puede ser explotada. Estafadores recientemente hicieron cientos de miles de libras gracias a Spotify por medio de la creación de un canal de cuentas para escuchar música que poseen en repetición, se reportó. La operación, que usó más de mil 200 cuentas pagadas, pudo haber generado alrededor de 72 millones de reproducciones, ganando casi 300 mil libras al mes. Spotify dijo que estaba invirtiendo en tecnología para investigar y lidiar con dicha actividad.

Una vocera de Spotify dijo: “No hay un ‘pago-por-playlist’ o venta de nuestras playlists en ninguna manera. Es malo para los artistas y malo para los fans. Nosotros mantenemos una política estricta, y tomamos acciones apropiadas en contra de los grupos que no se apegan a dichas políticas”.

 

 

-->