hi

La juventud, no es necesariamente un tema de inexperiencia: Patricia Ortiz

Patricia Ortiz, quien se convertirá en la alcaldesa más joven en la Ciudad de México, afirma que el principal problema en su bastión, la Magdalena Contreras, es la polarización, pues dentro de ella convergen dos tipos de sociedades: los que viven en la fastuosa San Gerónimo Lídice y aquellos, como los de Tierra Colorada, donde el agua corre por medio de mangueras…en el mejor de los casos.

Inseguridad, violencia, pobreza y letargo educativo serán el tema a contrarrestar en la demarcación y para ella, la edad no es un impedimento.

Con 2 a 1 de preferencia en la votación del 1 de julio, Ortiz reconoce que su triunfo, así como el de Andrés Manuel López Obrador fue un tsunami, en especial para el PRI, el partido que quedó en segundo puesto en la demarcación y en tercero a nivel nacional.

Después de 6 años de construcción territorial y de partido, la futura alcaldesa celebra, en entrevista para #Alternación101, que ahora se ven los resultados del trabajo; además ve con buenos ojos que la gente saliera a decir ya basta y a votar en los pasados comicios “con tal de sacar al viejo régimen”.

En su trayectoria resaltan sus cargos como diputada constituyente, presidenta de Morena en Magdalena Contreras y Secretaria Nacional de juventudes -por mencionar algunas-,  que advierten que no es una candidata sacada de la manga.

Un trabajo de cuatro años, casa por casa, conociendo a los vecinos, colocó a Ortiz, licenciada en política y gestión social de la UAM Xochimilco, en la mira de la gente de la delegación.

“Empezar a demostrar que hay nuevas formas de hacer política y plantear que hay nuevos cuadros y nuevos rostros” fue parte importante, especialmente porque los caciques locales habían hecho mucho daño, recuerda.

Con un gabinete donde predomina la gente mayor, la juventud morenista comienza a brillar: la futura secretaria del trabajo, Luisa Alcalde y Román Meyer, propuesto para dirigir la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) coinciden en edad y generación con Ortiz Couturier, y han demostrado que su experiencia política no es casual ni reciente.

“El tema de la juventud, no es necesariamente un tema de inexperiencia”, sentenció.

Promete tres años de mucho trabajo, de motivar la participación ciudadana y recuperar los programas sociales, de un gobierno que dejé de estar atrás de un escritorio y que pueda dialogar con la gente, en resumen: “un gobierno más humano”, que deje atrás a los ciudadanos de primera y de segunda, los déspotas pues.

Sobre el tema de la austeridad, confía en que sí se beneficiará la población. En respuesta a quien dice que esta política pueda dañar la operación de los gobiernos, Ortiz sostiene que el entenderse como funcionario público es comprender que la función es servir no servirse.

Indica que los nuevos cuadros críticos dentro de la administración pública son los que deben hacer entender que los excesos eran algo incorrecto, algo que no va con la condición política, y social que vive el país.

En cuanto a la multa que impuso el Instituto Nacional Electoral (INE) por 197 millones de pesos a Morena por presunto desvío de recursos de un fideicomiso indica que las definiciones de la autoridad electoral fueron un mal juego.

“Se fue a la gente, de eso no tengo duda”, apuntó.

 

-->