hi

Javier Lozano, en nómina de Grupo México

Javier Lozano Alarcón, vocero del candidato priista José Antonio Meade Kuribreña, fue incluido a una nómina para proteger a Germán Larrea, dueño de Grupo México, de cualquier acusación por la muerte de 65 trabajadores en la explosión de la mina de Pasta de Conchos, asegura Napoleón Gómez Urrutia, secretario general del Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos, Siderúrgicos y Similares de la República Mexicana (SNTMMSRM).

“Eso sí, se comentaba en los círculos políticos, estaba en la nómina de Grupo México y era, es y será el encargado de proteger la irresponsabilidad criminal de Larrea y de su ex jefe Felipe Calderón”, dice el minero elegido como candidato a senador plurinominal por Morena.

La inseguridad, la corrupción y el tráfico de influencias se aceleraron con la llegada del PAN al poder con Vicente Fox y la elección de Felipe Calderón a la presidencia, como él mismo lo describió: “Haiga sido como haiga sido”, afirma el líder sindical en su libro Antes de la Próxima Revolución.

La publicación fue reconocido por la escritora Elena Poniatowska, por el director Nacional de United Steelworkers en Canadá, Ken Neumann, por el ex secretario general de IndustriaALL Global Union, Jyrki Raina, así como por el ex presidente del Sindicato Nacional de Mineros y actual ministro de Agricultura de Sudáfrica, Senzeni Zokwana.

“Los mineros y su dirigente Napoléon Gómez Urrutia han luchado incansablemente en estos diez años”, dice la escritora Elena Poniatowska.

Lee también: Los hijos de Claudio X. González luchan contra la corrupción

El texto de Gómez Urrutia, que habla de política, progreso y el futuro de México, explica que padecieron de una presión de varios secretarios en los gobiernos panistas y miembros de los poderes legislativos y judicial designados.

Uno de ellos fue Francisco Javier Salazar, ex secretario del Trabajo de Vicente Fox, era proveedor activo de productos químicos para Germán Larrea y Grupo México en sus empresas personales ubicadas en San Luis Potosí, explica el economista egresado de la UNAM.

“Su yerno era delegado de la Secretaría del Trabajo en Coahuila, cuando ocurrió la explosión y la trágica muerte de 65 trabajadores mexicanos; 63 de los cuales hoy todavía permanecen insepultos y abandonados en el fondo de la mina”, asevera Gómez Urrutia.

El hijo del ex secretario del Trabajo fue designado como el primer presidente de la Comisión Nacional Reguladora de Energía, que es la que le otorga las concesiones para la explotación de gas, siendo Grupo México el beneficiario y receptor principal de la primera concesión en el mismo año de la tragedia de Pasta de Conchos, recuerda el hombre desde su exilio en Canadá.

“Después de Calderón nombró a Javier Lozano Alarcón, como el siguiente secretario del Trabajo para encubrir a Larrea y a Grupo México”, señala el designado por Andrés Manuel López Obrador para el senado por la vía plurinominal.

Lee también: Meade promete que será implacable

“Lozano (quien es vocero del candidato priista a presidente de la República en 2018) se disputa con Salazar el no muy honroso cargo de haber sido de los peores secretarios de esa dependencia en la historia de México. Eso sí, según se comentaban en los círculos políticos, estaba en la nómina de Grupo México”, manifiesta Napoleón.

Javier Lozano Alarcón fue el coordinador de campaña de Felipe Calderón, así como su recolector de fondos como aquellos 205 millones de dólares del chino Zhenli Yegón, agrega.

En las elecciones federales de 2012, Lozano fue impuesto senador por Puebla para cubrir la espalda de Calderón y la suya, comenta el hombre, quien ha sido criticado por sus nominación al senado.

Lee también: Anaya va contra contratistas y políticos

-->