hi

Rebasando la frontera del sonido en Nrmal 2018

Durante las primeras dos décadas de este joven milenio, los festivales musicales se han ampliado constantemente en beneficio de muchos sectores de melómanos que desde el siglo veinte anhelaban con presentaciones en directo de proyectos que por sus propuestas no se acomodan fácilmente en el espectro de los diseños de festividades musicales de alto impacto, este es el caso del festival Nrmal.

Desde 2012 se ha convertido en un diseño especializado en músicas tan exquisitas como el post rock, shoegaze, folk, lo-fi, experimental e IDM por mencionar algunos de los géneros con los que ha logrado generar encuentros heterogéneos de músicos y escuchas en comuniones históricas como las presentaciones de Swans, Psychic TV, Slowdive, Tortoise, Low o Mouse on Mars, entre muchos otros actos en vivo que algunos de nosotros ya habíamos descartado poder disfrutar en alguna ocasión en nuestro país.

Las fronteras donde los sonidos, las formas y las técnicas son apreciadas desde oídos exigentes y alejados de la complacencia gratuita, es justamente el punto donde se encuentran las condiciones adecuadas para que la emisión del Nrmal 2018 convoque nuevamente al deleite de las ejecuciones en directo.

Para esta emisión en especial la del reputado músico de origen japonés Keygo Oyamada más conocido como Cornelius, quien después de la cancelación de su concierto en nuestro país aquel fatídico año del H1N1 por fin se presentará en tierras mexicanas a propósito de su última producción ‘Mellow Waves’ de 2017 y a once años de su obra cumbre ‘Fantasma’ de 2007.

El asiático ha logrado configurar una historia musical sumamente sólida desde su origen en el Shibuya Kei menos complaciente y mucho más refinado y experimental en comparación a sus homólogos (Fantastic Plastic Machine y Pizzicato Five), para así consagrarse con un estilo heterogéneo y alejado de etiquetas precisas.

Además podremos escuchar al proyecto estadounidense Sleep quien es recordado por plantear senderos muy afortunados para la denominada música stoner rock de los noventa, la cual refrescaría de forma contundente la producción del género metal generada por el disco seminal ‘Holy Mountain’ y el incomprendido ‘Dopesmoker’, posteriormente llamado ‘Jerusalem’, de un solo corte con una duración de 60 minutos, lo cual fue malentendido por su sello discográfico y que provocara la disolución del proyecto.

De igual manera los otros platos fuertes de dicho encuentro son por un lado, Mac DeMarco y Of Montreal; binomio de estilos refinados que van de la electrónica al Indie Pop más elegante de los últimos años con reminiscencias de un pasado vigente y por el otro, la más deliciosa de las experiencias sónicas a través del Post Rock que se despliega en una amplitud que Explosions in the Sky domina contundentemente mediante piezas que nos transportan a estados continuos de introspección.

Como es frecuente en este festival, los demás proyectos que conforman sus carteles son propuestas de enorme calidad y proyección que desde la plataforma emergente y no tanto, redondean el espectro musical que en cada ocasión logra expandirse hacia universos musicales muy amplios y que para la emisión del 2018 incluye a propuestas como Norwayy, Ethics y Dub de Gaita por mencionar algunos.

A lo largo de sus nueve emisiones desde su origen en la ciudad de Monterrey, Nrmal se ha colocado como uno de los festivales más ambiciosos del ámbito de los conciertos para públicos cautivos que acechan a las oportunidades posiblemente irrepetibles donde también acuden melómanos en formación con gustos tan abiertos como lo exige la manifestación musical del siglo XXI.

Mothers – ‘When You Walked A Long Distance You Are Tired’

Mucha calidad musical ha salido de la ciudad de Athens, Georgia. Bandas como R.E.M, The B-52’s, The Whigs y Of Montreal son un buen ejemplo, aunque hay demasiados combos que salen de esa región. Y en los últimos días un proyecto conocido como Mothers liderado por Kristine Leschper, una artista visual que comenzó como solista desde el 2013 y que decide crear una banda completa unos años después, debutando hace unas semanas con ‘When You Walked a Long Distance You Are Tired’.

 

El disco está llamando la atención de la crítica internacional, siendo el motivo por el cual nos llamó la atención conocer el sonido y la propuesta de Mothers.

Si podemos catalogar el sonido de la agrupación, diríamos que es una mezcla de folk, indie , alt-country y hasta algo de post rock. Sin embargo, lo que resalta en este combo es la voz única de Leschper, quien es comparada con artistas recientes como Angel Olsen o Joanna Newsom, aunque también nos recuerda a Dolores O´Riordan o a Rachael Yamagata, pero mucho más nostálgica y melancólica.

 

La primera muestra está en ‘Too Small For Eyes’, donde Kristine se desahoga en casi seis minutos acompañada de una mandolina y arreglos en piano y cuerdas, con frases como “I want to apologize to everyone I see, I want to apologize To everyone I meet”, marcando la pauta para que en ‘It Hurts Until It Doesn’t’ nos entreguen algo más indie pop, ya con guitarras y base de bajo y bataca, sin dejar el sufrimiento que llega a ser en ocasiones hasta catártico con líneas que dicen “Once I was more than just a song to play on your haunted tape I don’t want to be away”, volviendo a la tristeza para concluir lamentándose diciendo ‘I Don’t Like Myself When I’m Awake’.

 

 

El track hasta cierto punto más vivo es ‘Copper Mines’ con partes más rítmicas y cambios de tiempo en un estilo muy cercano al math rock. Lo mismo pasa en ‘Lockjaw’ donde hay un poco más de pausa y regresa ese aire de auto superación con letras como “You Love Me Mostly When I´m Leaving I was Half Gone When You Meet Me”. Y así es el tono del álbum en su recorrido, lo que lo hace monótono en gran medida, y a la vez relajante y esperanzador.

 

Es por eso que a muchos les ha causado fascinación y a otros desencanto. Aunque para ‘Hold Your Own Hand’, la última pieza de la grabación, con un final muy fino y cantando “I think I could learn to love”. La banda nos enseña que moldeando el talento y arriesgándose un poco más, el futuro de Mothers puede ser muy prometedor.

-->