hi

Banda sonora 101: cine rock mexicano

Los tiempos que hoy corren en México son históricos –de cambios de fondo y forma en materia política– e inevitablemente nos invitan a reflexionar sobre los temas que nos identifican como un mexicano, más allá de nuestras diferencias.

Si hay algo que refleja con claridad la identidad de un pueblo es precisamente su cinematografía. Sí, el cine, sea ficción o documental, es el espejo de los pueblos y, de paso, un poderoso generador de identidad nacional.

Inmersos en esta idea de exploración de nuestro cine y por lo tanto de nuestra identidad, en @BandaSonora101 nos echamos un clavado en la historia del cine rock mexicano e hicimos una selección de 15 películas de diversa estirpe pero que comparten un elemento en común: el rock.

Aquí la selección de películas:

 

DEVERAS ME ATRAPASTE (1985)
Dirigida por Gerardo Pardo a partir de un cuento de René Avilés Fabila, DEVERAS ME ATRAPASTE se estrenó el 11 de julio de 1985. Esta película es un pilar del cine rock mexicano y cuenta la historia de una chica de familia conservadora que se enamora del fantasma de un roquero, el Humo, compa que toca en una banda de rock progresivo llamada Manchuria (en la que participa Gerardo Pardo), encargada de componer la música original de la película. Hace unos años tuve el gusto de programarla en copia de 35mm en una edición del ciclo “Rock en el cine” de la Cineteca Nacional. La música que hizo Manchuria para el filme está disponible en YouTube.

 

¿CÓMO VES? (1986)
Dirigida por Paul Leduc en 1986, ¿CÓMO VES? retrata el rostro marginal de la CDMX en los años 80. La cámara recorre las calles y recrea la vida nocturna de los barrios al ritmo de El Tri, Son de Merengue, Rockdrigo, Jaime López y Cecilia Toussaint. Leduc muestra a un sector de la sociedad, la juventud chilanga de los 80, enfrentado a la pobreza, la represión, la falta de oportunidades y la violencia.

 

UN TOKE DE ROC (1988)
Realizada por Sergio García Michel en súper 8 mm, UN TOKE DE ROC (1988), pequeña joya del cine rock mexicano, es una gran apología a la música y a la rebeldía feminista con la participación de Cecilia Toussaint, Jaime López, Rockdrigo, Chac-Mool, Three Souls in My Mind… La Filmoteca de la UNAM, en merecido homenaje a la generación de los llamados superocheros, lanzó un DVD de esta película hace unos cuantos años.

 

CIUDAD DE CIEGOS (1990)
En 1991 Alberto Cortés realizó CIUDAD DE CIEGOS, filme compuesto por 10 historias que al mezclarse forman una película muy sólida sobre la ruptura y la desazón. El escenario es un departamento de la colonia Condesa, en la CDMX, donde a lo largo de tres décadas sucede esta decena de historias. Los guionistas: José Agustín, Hermann Bellinghausen, Alberto Cortés, Marcela Fuentes-Berain, Paz Alicia Garciadiego y Silvia Tomasa Rivera. La música original es obra de José Elorza y el soundtrack trae una gran pieza: “Foto Finish” interpretada y musicalizada por Rita Guerrero (Santa Sabina) y Saúl Hernández (Caifanes).

 

AMORES PERROS (2000)
AMORES PERROS se estrenó el 14 de mayo de 2000 en el festival de Cannes. Esta película fue el trampolín con el que Alejandro González Iñárritu brincó a las grandes ligas del cine. También proyectó al escritor y cineasta Guillermo Arriaga. González Iñárritu y Arriaga trabajaron juntos en 21 GRAMOS y BABEL y luego se pelearon. De esta trilogía, AMORES PERROS es la que más rifa y la que tiene una banda sonora perrísima con piezas de Control machete, Nacha Pop, Gustavo Santaolalla, Titán, Los del garrote, Celia Cuz,… Un antes y un después en materia de soundtracks mexicanos.

 

PIEDRAS VERDES (Ángel Torres Flores, 2000)
“Una pacheco road movie”… Así definió a PIEDRAS VERDES su director, Ángel Flores Torres, cuando lo entrevisté hace 18 años. Más por azares del destino que por decisión propia, una joven atribulada (Vanessa Bauche) emprende un viaje de autodescubrimiento. El cineasta se apega al guión de las road movies clásicas y acompaña el viaje de la joven protagonista con música de Botellita de Jerez, Café Tacvba, Oscar Chávez, Resorte, Tequio…

 

Y TU MAMÁ TAMBIÉN (2001)
Alfonso Cuarón, además de ser un gran cineasta, tiene muy buen gusto musical. Basta con darle una escuchada al soundtrack de Y TU MAMÁ TAMBIÉN (2001) para darnos una idea de sus preferencias musicales. Esta maravillosa road movie, interpretada por Maribel Verdú, Diego Luna y Gael García, inmortales charolastras desmadrosos, es recordada por sus grandes pasajes musicales. Inolvidable la escena del baile erótico de los tres protagonistas en la playa con “Si no te hubieras ido” de Marco Antonio Solís. El soundtrack incluye rolas de Molotov, Plastilina Mosh, Café Tacvba, La Revolución de Emiliano Zapata, Brian Eno, Frank Zappa, Mala Rodríguez, Titán…

 

PERFUME DE VIOLETAS (2001)
Realizado por Maryse Sistach, cineasta dotada de una gran sensibilidad social y humana, PERFUME DE VIOLETAS (2001) es un filme crudo que ubica a su joven personaje femenino (Ximena Ayala) en el centro de un entorno machista, violento, totalmente adverso (así como lo es hoy en día para una chavita de la secu en muchos barrios de la zona metropolitana de la CDMX). El rock funciona como traje a la medida en esta dramática historia que hasta se queda corta si la comparamos con la cruda realidad de los feminicidios en nuestro país.

 

ALEX LORA: ESCLAVO DEL ROCANROL (2003)
En octubre de 2003 se estrenó en la sala 3 de la Cineteca Nacional otro de los pocos rockumentales mexicanos de la historia: ALEX LORA: ESCLAVO DEL ROCANROL, dirigido por Luis Kelly. Esta película una apología absoluta al personaje, como si el cineasta le rindiera tributo a Lora en lugar de contar la historia de su carrera con objetividad. La música, no obstante, es lo más representativo de este trabajo ¡Qué viva el rocanrol!

 

NO TUVO TIEMPO. LA HURBANISTORIA DE ROCKDRIGO (2004)
Hacia finales de 2005 y principios de 2006 se estrenó en un puñado de salas de la CDMX el rockumental NO TUVO TIEMPO. LA HURBANISTORIA DE ROCKDRIGO (2004), de Rafael Montero. Retrato fílmico de Rockdrigo González, el Profeta del nopal, y del movimiento rupestre en la capital chilanga, esta película pasó casi inadvertida salvo por su exitosa exhibición en la Cineteca Nacional, donde se mantuvo más de un mes en cartelera. Hoy, a la luz de la historia, este filme se muestra como un documento fundamental del cine rock mexicano.

 

NACO ES CHIDO (2009)
Dirigida por Sergio Arau, NACO ES CHIDO (2009) es un autorretrato de la legendaria banda Botellita de Jerez como sólo ellos lo podrían hacer. Una película muy divertida, satírica a madres, 100% irreverente, con grandes momentos musicales y con la presencia de muchas personalidades del rock mexicano. Para el soundtrack invitaron a un montón de artistas a hacer versiones propias de sus rolas. María Emilia, Alex Otaola, El Gran Silencio, Kinky, Café Tacvba, Molotov, Yucatán A Go Go…

 

SEGUIR SIENDO (2010)
Los cineastas Ernesto Contreras y José Manuel Craviotto convivieron unos 700 días con los integrantes de Café Tacvba para realizar SEGUIR SIENDO (2010), un hermoso rockumental que resume los primeros 20 años de la banda y que los retrata en sus procesos creativos y tocadas en vivo. La música es el punto G de la película.

 

GIMME THE POWER (2012)
Rockumental de Olallo Rubio sobre Molotov, GIMME THE POWER (2012) es un grito contra el sistema político podrido (el mismo que acaba de pagar la factura en las urnas). Un alegato poderoso, desde el arte de la música, en contra de la corrupción y los abusos de la clase política mexicana. Molotov no es cualquier banda y en esta película queda bien claro.

 

TIJUANA, SONIDOS DEL NORTEC (2012)
Dirigido por Alberto Cortés y producido por Jorge Sánchez, actual director del Imcine, TIJUANA, SONIDOS DEL NORTEC es un documental que recorre las calles de la ciudad titular para descubrir su música. Así nos lleva a Nortec Collective: Pepe Mogt y Ramón Amescua de Bostich + Fusible; Jorge Verdín y Fritz Torres de Clorofila y Pedro Beas de Hiperboreal. Un documento fílmico que registra la vibrante vida musical de Tijuana, donde la fusión de sonidos generó una escena musical bien poderosa y que se mantiene viva.

 

RITA, EL DOCUMENTAL (2017)
Realizado por Arturo Díaz Santana, RITA, EL DOCUMENTAL (2017) es un filme biográfico sobre la gran Rita Guerrero, actriz, compositora y voz inconfundible de Santa Sabina. El filme registra desde su infancia en Guadalajara, su paso por el Centro Universitario de Teatro de la UNAM, los tiempos gloriosos al frente de Santa Sabina hasta sus últimos días de vida, antes de morir víctima de cáncer de mama.

 

También podría interesarte: ¡Vive, cine mexicano, vive!

Wolfgang Flür y Nortec se unen para el año dual #AleMX

La colaboración que vimos en Vive Latino 2015 sigue evolucionando, ahora con motivo del año dual Alemania-México. Wolfgang Flür (ex integrante de Kraftwerk) y Nortec (Bostich y Fussible) unieron esfuerzos para elaborar el remix de ‘Moda Makina’ para musicalizar el clip donde se dan a conocer las actividades que serán parte del intercambio cultural entre el 2016 y 2017 entre ambos países.

El tráiler fue presentado al público la noche del jueves 4 de agosto en las redes sociales del Año Dual Alemania-México, evidenciando a través de los trajes típicos, bailarines y la música electrónica las raíces, el presente y el futuro de esta colaboración que pueden seguir con el hashtag #AleMx.

Para dar inicio a un año de relaciones bilaterales basadas en ciencia, cultura, educación, innovación, movilidad y sustentabilidad, participan bailarines de la Escuela del Ballet Folclórico de México y del grupo alemán Trachtenverein Isargau, los vemos interactuando en el vídeo oficial del Año Dual Alemania-México 2016-2017, como parte de un proyecto de colaboración entre creadores de ambos países.

En 2014 Flür y Nortec crearon ‘Moda Makina’, incluida en el último disco que lanzó el colectivo, ‘Motel Baja’, realizaron la presentación del track en VL15, después unieron esfuerzos en diversas presentaciones y se volvieron a reunir para trabajar juntos, ex profeso para musicalizar este tráiler elaborando un remix, que ahora pone el ritmo a la tradicional Danza de los Viejitos de Michoacán

“Kraftwerk fueron nuestros pilares en la música electrónica. Leímos su libro I was a robot y creemos que la letra en Moda Makina son pasajes de esa obra pero tijuaneados”, dijo Pepe Mogt, conocido como Fussible y quien fuera miembro de Nortec.

No te pierdas el sábado 6 de agosto el chat a las 11:30 horas, en el que los seguidores del Año de Alemania en México podrán preguntar a los músicos de Nortec y ellos responderán vía Facebook-live.

Para más información sobre el Año Dual Alemania-México 2016-2017, visita su sitio oficial y sigue sus redes sociales:

Facebook: /DualAlemaniaMexico

Twitter @alemaniamx

Instagram @alemaniamx

Del under a border: San Pedro el Cortez

Después de esa frontera brillante que nos mostró Nortec, regresamos a la calle Revolución donde conviven el origen de la ensalada César con la parranda que parece no terminar nunca o que puede acabar en una de las 50 habitaciones del hotel Caesars con un nuevo sonido de fondo, ya no estamos en el nuevo milenio electrónico, nos sumergimos en la sordidez, lo crudo y el experimento házlo tú mismo de San Pedro el Cortez, donde la violencia te salva “pero el cerebro ya valió”.

 

El TJ4 para una generación que sigue buscando alejarse del pasado, sin mirar al futuro, concentrada en el hoy porqué no da tiempo de pensar en algo más. El ruidoson que empezó en el under esquina con playas y garita, totalmente border se empieza a propagar por el resto del país con bandas como Los Macuanos y San Pedro el Cortez.

 

Se trata de un nuevo despertar que nuevamente involucra a gente creativa de diferentes ámbitos, sin embargo la nueva estética parte de ‘Basura’, aquel documental que realizó Carlos Matsuo involucrando a San Pedro el Cortez que hace más de cuatro años, se distribuyó con base en likes tuvo como conclusión la participación de la banda en All My Friends (Tijuana), Antes de que nos olviden (Ciudad de México) y el Nrmal (Monterrey), festival al que nuevamente se suman en el 2016 en su edición en la Ciudad de México.

 

 

Platicamos con Aris Chagoya (guitarra) y Diego Córdoba (guitarra y voz) sobre su participación en Nrmal y el lanzamiento de su segunda producción el 22 de febrero, pero sobre todo conversamos sobre su entrada a la escena de Tijuana.

 

“Como todo, siempre tiene que salir algo, la contraparte de lo que siempre se habla”, explica Chagoya e inmediatamente agrega Córdoba: “Nortec era un movimiento electrónico chingón, que estaba mezclando cosas de Tijuana muy diversas, pero hacía falta el otro movimiento, el DIY, eso es lo que hacemos nosotros, organizamos nuestros propios shows, cierto morbo y humor, está agarrando otra vez ese auge de forma independiente en el rock y lo experimental, ya no tanto en lo electrónico”.

LAS IDEAS DE TRANSGRESIÓN, BORDER

Pareciera que no hay diferencias, pero cualquiera que ha estado en la frontera, conviviendo con las personas que viven cruzando entre dos países continuamente, tanto para cargar gasolina como para pasar el rato, entiende que no se percibe el mundo de la misma forma, como explica Aris “si viviéramos en el centro tendríamos que pagar el triple por ver una banda que nos gusta, nos gusta estar aquí, aunque mucha gente nos dice que nos vayamos para allá porqué hay más onda, que nos centralicemos, pero no creo que duraríamos allá tanto tiempo”.

 

La situación también es diferente para los grupos, en Tijuana no solo tienen cerca los estudios de Fox en Rosarito o el burrito Baja style, tienen cerca la fábrica de Fender y “también el hecho de los instrumentos acá son más baratos en la frontera y la música que sale de California llega inmediatamente, nos cae más rápido, nos llega primero y nos influye de alguna forma, el hecho de poder ver shows que no son tan caros y están tan solo cruzando la frontera, lo mismo con las buenas bandas que vienen a tocar a Tijuana, a mi me gusta mucho estar en esta región del mundo”, nos comenta Diego Córdoba.

 

DESPUÉS DE BASURA

Los conocimos por la blogosfera, que siempre tiene el radar más encendido que los medios tradicionales, pero cuando platicamos con ellos la situación es diferente, no solo los entrevistamos por Skype, tienen una serie de medios esperando platicar con ellos, Rock 101 tiene su turno a las 7 de la noche y sabemos que llevan todo el día en esa conexión desde Tijuana a cualquier lugar que sea posible.

 

Al preguntar sobre esta transición, con un nuevo disco por salir, Aris contesta: “La idea no es ponernos mamilas, sabemos que vamos a entrar a una nueva forma de trabajo, que está suave, es parte de las cosas que el tiempo te da, pero no vamos a entrar en esta onda de lo que hicimos o somos o que gracias a nosotros hay algo. Tampoco se trata de tocar por todos lados nada más porqué si, eso es lo que puede atraer a más gente”.

 

Sobre todo viene la duda, podríamos seguir hablando de ‘Basura’, pero viene algo más para ellos, “algunos se asustan de que empecemos a salir en la televisión, que estará bien, pero no creo que vaya a ser así, estamos dispuestos, pero hay que ver a donde nos lleva esto” comenta Diego entre carcajadas que evidencian que no lo ve posible, sobre todo cuando sus actuaciones suelen terminar en actos escatológicos.

 

 

Conocemos el paso continuo de bandas a Tijuana, siempre se habla de las legendarias presentaciones de Jane’s Addiction, Nirvana y Black Lips en años más recientes, pero la situación es diferente, el contexto para que apareciera una banda como San Pedro el Cortez es simple, como explica Aris se trata de algo que pasa en el resto del país:

 

“Es por lo que ocurre, aquí si no tocas ska o reggae no van más de 20 personas. Si no viene Caifanes o Panteón Rococó o los mismos de siempre, te hartas bien gacho. Empezamos a hacer esto por el gusto musical y para decir ‘creo que lo que estás haciendo es una mierda’. Porqué siempre es lo mismo y parece que te están programando y ahí vas, parece borreguiza, si viene tal van un chingo, si viene la Maldita Vecindad por décima vez ahí van todos y la misma canción de siempre. Si va Tijuana No a la Ciudad de México va a tocar ‘Pobre de Ti’ y todos se van a volver locos. ¿Qué han hecho nuevo? Nada, nada. Entonces hay que seguirle machacando, crear otras rolas, pero no estamos tan hambreados como para decir ‘vamos a ser el próximo hit mundial y vamos a ganar millones’”.

 

Como otros, San Pedro el Cortez parte de lo que no encontraban, hacen lo que les gustaría escuchar, Diego Córdoba cierra la entrevista con una idea del presente, mirando un poco al futuro: “Nos encantan las bandas que han hecho eso, es la idea, contribuir con algo, a la historia o a la ciudad. Así también empezó Caifanes, estaban hartos de la misma porquería, hicieron algo que causó una diferencia, por eso están donde están, pero nosotros estamos peleados con la idea de que hay que seguir con el grupo porqué es lo que nos está dando, esperamos no traicionarnos a nosotros mismos”.

 

Descarga el disco San Pedro El Cortez desde ValeVergaDiscos

 

¿La última y nos vamos?

 

Por: Mitzi Hernández / @mitziher y Karina Cabrera / @karipunk

 

El rumor de que su presentación este viernes en Pasagüero en la Ciudad de México es la última tocada de Bostich + Fussible y con ello darán fin a la promoción de su último disco ‘Motel Baja’, y al parecer de Nortec como colectivo, nos ha llevado a recordar momentos específicos que van muy ligados al crecimiento y desvanecimiento de escenas.

 

Nortec no sólo ha sido un colectivo del que se desprendieron muchos proyectos, se convirtió en el sonido más representativo del worldbeat lanzado desde México y uno de los sonidos más honestos que nos ha acompañado. Como entidad musical y gráfica, fue pionero en México de integrar el sonido tradicional del norte con música electrónica. Sacaron su primer disco en 1999 y fue hasta el ‘Tijuana Sessions Vol. 1’ del 2001 que su sonido se expandió masivamente.

 

Había otros referentes de música electrónica mexicana como el acid cabaret con el colectivo Nopal Beat, el cual se esfumó tras firmar con una disquera grande dejando a los músicos involucrados sin poder publicar y siendo ignorados por la empresa. También en el contexto latinoamericano sonaban fuerte Gotan Project y más tarde Bajo Fondo Tango Club con los ritmos del Río de la Plata.

 

Hace algunos años ?uestlove de The Roots describió en alguna entrevista cómo los grandes actos de la música popular siempre han sido parte de movimientos musicales más grandes, haciendo eco en sus escenas locales, creando colectivos de músicos e incluso impulsando festivales, pero también señaló que rara vez en la actualidad se escucha sobre eso, mucho menos vemos que la gente de marketing fomente la construcción de comunidades más allá del centro de sus músicos.

 

Tal vez ya no hay tantos movimientos en construcción continua entre artistas y actualmente el foco es sobre levantar una comunidad alrededor de un acto individual, pero algunas veces esa centralización provoca verdaderos movimientos que muestran algo más que la historia o la estética de un grupo, hacen esfuerzo para crear una reputación para espíritus afines y en última instancia se traduce en una marca propia que se va fortaleciendo al volverse un modelo sumamente contagioso.

 

Inolvidables las primeras apariciones en conjunto, las recomendaciones que hacía la prensa extranjera y las posterior repercusión en la nacional, la manera en que las pequeñas presentaciones fueron derivando en los conciertos masivos y grandes festivales, hasta llegar a un Palacio de Bellas Artes a ritmo de banda, unos Juegos Panamericanos con un pulso marcado por el Tenori-on, una carrera Nike donde se crearon beats con la llegada de los corredores a la meta, el Zócalo de la Ciudad de México sincronizado por los teléfonos celulares en alto al ritmo del ringtone de ‘The Clap’ y el lanzamiento de un documental.

 

Llegamos al final de esa historia con cierto sabor agridulce, lejos de las grandes creaciones en conjunto de Bostich, Fussible, Hiperboreal, Clorofila, Panoptica, Terrestre, Plankton Man y Murcof; todavía resuena en nuestra mente ese inicio de milenio con ‘Polaris’ en el Zócalo, incluso seguimos saboreando los antojitos presentados por los últimos integrantes del colectivo en ‘No Reservations’ con Anthony Bourdain, pero tenemos claro que ese sonido tan específico de Nortec ya no podía darnos más, sin embargo seguimos con la mejor enseñanza del colectivo: Tijuana Makes Me Happy.

-->