hi

New Thrash Kids on The Block

En estos tiempos es muy común escuchar que la música está en decadencia, que no hay propuestas realmente innovadoras e interesantes, y principalmente, que el rock está muriendo. Algo tan subjetivo porque si bien es cierto que desde hace años no surgen proyectos tan grandes y ya no digamos influenciables; existen un sin número de actos que han colaborado para enriquecer el género, que además de ser un término tan ambiguo, ha sido explotado por artistas que lo menos que hacen es precisamente sonar a rock.

 

En el caso del subgénero del metal conocido como thrash, que también vivió y sufrió la decadencia a principios de los noventa gracias a la aparición del llamado grunge y después el alternativo, para terminar con el new metal. Donde insignias del movimiento trataron de acoplarse a la evolución de esa era y sacaron proyectos menos veloces, menos crudos, con arreglos y melodías mucho más accesibles y “evolutivas”, que a final de cuentas fueron el signo de la llamada desaparición de la oleada underground que junto a otros derivados del metal como el death, el grindcore o el black, perdieron oportunidad y las compañías discográficas multinacionales terminaban contratos con los exponentes de la escena. Pocos grupos y disqueras independientes han sido constantes y han mantenido la llama encendida desde entonces, a pesar de la poca o nula exposición.

 

 

También hay que agregar la revolución tecnológica en donde todos sabemos el golpe tan fuerte a la producción física de maquetas y la cada vez menor atracción para adquirir discos en sus distintos formatos. Aunque poco a poco está reviviendo el perdido arte de comprarlos, y ahora en formato de vinil. El CD se produce mucho menos pero sigue en el mercado. El auge de los MP3 y los gadgets hicieron que la magia por escuchar un álbum completo se extinguiera y que ahora los hipsters y millennials solo consuman sencillos.

 

Con todo esto, parecía que una resurrección del metal y sus diversos sub-estilos ya no volverían a retumbar. Sin embargo, comenzando el nuevo siglo llegan bastantes y muy respetables bandas de todos los sonidos derivados del rock y el heavy. Específicamente hablando del thrash, surgen proyectos como Municipal Waste, Gama Bomb, Mantic Ritual, Havok y Toxic Holocaust, entre otros tantos que son llamados “The New Wave of Thrash Metal” y que además, leyendas del género también regresan con trabajos mucho más apegados a las raíces y a los discos de la era dorada en los ochentas y principios de los noventas.

 

Por eso ahora les queremos recomendar unas bandas que son aun más recientes y que si bien muchos satanizan su sonido como poco originales o copias que ya no tienen nada que proponer, demuestran que hay cosas muy atractivas y sobre todo muy bien producidas, provocando que de nuevo el espectro del rock y el heavy llame enérgicamente la atención. Trabajos de tiempo reciente que continúan los pasos de los mencionados anteriormente y que en definitiva tienen que conocer, ahí les van:

 

Existen tres o cuatro bandas más con este nombre, no conocemos a todas, pero estos holandeses ejecutan muy bien el sonido del thrash con liras muy al death escandinavo a la Entombed o Unleashed. Lo divertido es que su lírica es basada precisamente en la famosa caricatura de los ochentas.

 

;

Speed, progresivo y mucha técnica han hecho de este proyecto uno de los favoritos de los últimos años, con su tercer álbum “Terminal Redux” de este 2016, desarrollan una gran evolución a su sonido haciendo bastantes cambios, stops y efectos futuristas. Tracks largos que no pierden la cordura.

;

 

Intensos, rápidos y muy eficaces son los riffs de este combo español que ha logrado colarse entre los consentidos de los últimos años.

;

 

Ahora desde Italia aparece esta banda que alza la mano en el sonido clásico del thrash, recordándonos a cosas como Exodus y en ocasiones a Megadeth. Este track que da título a su más reciente disco es el mejor ejemplo de su calidad.

;

 

Con un aplastante sonido y una voz crujiente y machacante, Ramming Speed lleva su thrash-Crossover que ellos llaman Death´N Roll, a sitios donde leyendas como Slayer y masters como Municipal Waste celebren el regreso contundente del género.

;

 

Entrando en el terreno del famoso crossover y demostrando que también en Bélgica se vive la euforia del renacimiento del buen ruido. El turbo thrash de este trío, le rinde tributo a la cerveza, a la fiesta y al rock n roll.

;

 

Por último les dejamos a una gran banda de Quebec, que desde los enormes Soothsayer, creemos que no había surgido un proyecto de thrash tan bueno de esa ciudad (No confundir con los Re-Animator de hace muchos años). Horns Up es un discazo de puro rock macizo que incita al mosh y el headbanging de principio a fin. Con una voz muy a la Gary Meskil (Pro-Pain), Reanimator confirma que la escena actual está más viva y va en aumento. Tempted By Deviance es una de las mejores rolas thrashers de los últimos tiempos.

 

Como siempre, esperamos sus recomendaciones y si tienen más bandas del nuevo thrash estamos para conocerlas. Ya después armamos un post de los mejores regresos de las leyendas del género.

-->