hi

Mowgli, una historia sobre las diferencias

Al escuchar el título El libro de la selva, tal vez lo primero que nos viene a la mente es la adaptación animada de Disney de 1967, con las pegajosas e inolvidables canciones de Baloo y el Rey Louie, que en el doblaje al español fueron interpretadas por Germán Valdés “Tin Tan” y Flavio Ramírez Farfán respectivamente. Los más jóvenes o los más desmemoriados quizá piensen primero en la versión de 2016, también de Disney, dirigida por Jon Favreau, en la que Héctor Bonilla y Francisco Céspedes fueron los elegidos para recordarnos las ya clásicas canciones. Sin embargo, vale la pena recordar el origen del asunto…

 

 

Rudyard Kipling fue un escritor inglés nacido en Bombay, que no sólo ganó el premio Nobel de Literatura, sino que también escribió El libro de la selva. Tal fue el éxito de sus cuentos, novelas y poemas que desde finales del siglo XIX, Kipling alcanzó el nivel de celebridad en Inglaterra. Desde su tiempo y hasta nuestros días, se le ha considerado un escritor polémico.

Simpatizó con los opositores a la independencia de Irlanda, escribió poesía a favor de la dominación del Reino Unido en el sur de África y redactó propaganda para el ejército británico durante la Primera Guerra Mundial. A algunos les sorprende que alguien con una visión imperialista y racista haya escrito una historia sobre ser diferente, pero la explicación se encuentra en la niñez de Kipling.

En los primeros seis años de su vida aprendió a vivir en armonía entre dos culturas: sus padres le daban una educación británica y su niñera hindú le enseñó su lengua y lo animó a explorar lo que para él era un mundo lleno de maravillas. Cuando fue enviado a Inglaterra a estudiar, experimentó el bullying y el rechazo por venir de fuera, de ahí que haya quedado impresa en él, en un nivel muy personal, la experiencia de crecer con quienes son distintos a ti y luego ser rechazado por aquellos a los que se supone que perteneces.

De eso se trata la historia de Mowgli, el protagonista de los cuentos que integran El libro de la selva, quien creció creyéndose uno más de la manada de lobos con los que se crío, y que más tarde, cuando emergió su verdadera naturaleza y utilizó el fuego para proteger a su “familia adoptiva” del tigre Shere Khan, comprendió que no podía permanecer en la selva porque era un hombre. Sufrió rechazo de humanos y de animales, y le quedó claro que él era diferente, que no pertenecía ni a unos ni a los otros.

Resulta bastante lógico que la adaptación de 2016 haya sido muy bien recibida, pues casi medio siglo la separa de la película del 67, por lo que ya hacía falta una renovación tanto de la estética como de los efectos visuales, lo cual se logró con creces. No obstante, aunque el director y los productores insisten en que combinaron elementos de la primera película con el libro para acercarse más a la historia original, esta versión actualizada sigue siendo demasiado Disney en comparación con la historia original.

La buena noticia es que este año veremos una nueva propuesta, dirigida por Andy Serkis, quien nos asegura que en esta película no habrá canciones ni bailes. Será una versión sobria y oscura, enfocada en el tema de la búsqueda de la identidad y será la adaptación más cercana al libro original hasta ahora. Mowgli contará con un distinguido elenco: Christian Bale, Cate Blanchett, Benedict Cumberbatch, Naomie Harris y Tom Hollander, quienes no sólo prestaron su voz a los animales, sino también sus expresiones faciales, ya que a diferencia de la película de 2016, donde los animales fueron hechos con animación por computadora, en esta nueva versión utilizaron captura de movimiento, técnica en la que Serkis fue pionero y es autoridad, después de haberla utilizado con Gollum en la trilogía El señor de los anillos, con King Kong y con César en El planeta de los simios.

Según el director, quien además interpretará a Baloo, esta adaptación cambiará la percepción que el público se ha formado hasta ahora de esta clásica historia. Se centrará en el viaje de auto descubrimiento de Mowgli, desde que nace en India hasta que llega a Inglaterra, ya adolescente, y se ve obligado a mezclarse con los humanos y a intentar adaptarse a las costumbres de su especie. Serkis explica que el protagonista se dará cuenta de que no pertenece a un mundo ni a otro y tendrá que aceptar que su identidad es ser el otro.

-->