hi

Sonic Arsenal – Moog 50

La primera aparición del Moog en 1967 en el Monterey International Pop Festival mostró las grandes posibilidades que brindaba el sintetizador, sin embargo no se comprenderían en su totalidad hasta la llegada de ‘Switched-On Bach’ de Wendy Carlos en octubre del 68, la música popular se encontró con la experimental y la siguiente década no pudo resistirse al naciente movimiento electrónico que en la actualidad abarca un festival y un bonito imperio de camisetas del cual hablaremos el próximo lunes 8 de octubre en el programa.

 

 

En algún momento de su vida Robert Moog explicó que prácticamente “podía sentir que sucedía en cada pieza de un equipo electrónico… es algo entre descubrir y atestiguar”. De hecho, muchos músicos entendieron lo que decía y crearon una conexión realmente emocional con cada elemento electrónico de los sintetizadores Moog y colocaron al propio inventor como un verdadero héroe de la cultura de la música.

No es para menos esa etiqueta de héroe, la realidad es que el neoyorquino hijo de inmigrantes alemanes (de hecho pronunciaba su nombre como”Mogue”), comenzó a trabajar en sus primeros teclados electrónicos desde 1964, motivando una serie de sonidos tan frescos en esos primeros años de la música popular como en la actualidad. Aunque sus productos inicialmente eran utilizados en comerciales de televisión, sus extraordinarias cualidades y el hecho de poder tener una orquesta a un bajo costo hicieron que personajes como Rick Wakeman de Yes y Keith Emerson de Emerson Lake and Palmer integraran un Moog de forma seria a su música, haciendo de su invento un instrumento válido.

La importancia del inventor y su calidad de icono cultural es mostrada a profundidad en MOOG, un documental dirigido por Hans Fjellestad que presenta a Robert Moog como un pionero y a los herederos de su legado, que si se cuentan por miles. Fjellestad siguió a Moog tanto en su casa como en varias giras alrededor del mundo, capturando discusiones íntimas sobre su vida, la tecnología y el arte, además de apariciones públicas antes de que le fuera diagnosticado un tumor en el cerebro y que falleciera este 2005.

 

 

El documental de Robert Moog no sólo es un seguimiento al inventor, también es una muestra de admiración a sus instrumentos, solo basta ver las declaraciones de Stereolab, Keith Emerson, Rick Wakeman, DJ Spooky, Bernie Worrell, Tino Corp y muchos más para comprender su importancia. MOOG también explora sus múltiples colaboraciones con músicos a lo largo de cinco décadas, así como sus nuevas ideas y diseños. Pero eso no es todo, porque también cuenta con un extraordinario soundtrack creado y producido exclusivamente en instrumentos Moog por Stereolab, Meat Beat Manifesto, Tortoise, Money Mark, Ramòn Amezcua, The Album Leaf y muchos otros.

 

-->