hi

Modernidad

Que es lo que nos hace modernos? Esta especie de enfermedad que padecemos como sociedad hoy en dia y que se contagia fulminantemente a todos los niveles de edad, sociales, culturales?

Recuerdo esa escena en la pelicula The Queen en la que el personaje de Charles se acerca al personaje de Tony Blair para decirle que el tambien es ‘moderno’, y resume en mucho esta sensacion de hoy en dia. Ser moderno. Todo mundo quiere ser moderno alimentado por el exceso de datos que se transfieren todos los dias en las redes, las imágenes que se intercambian todos los dias en todos los medios, y lo que creo es el principio de nuestro caos comunitario, la sensacion unipersonal de que toda esa informacion nos convierte en entes unicos que sobresalimos de los demas en nuestra ‘modernidad’, alimentada por la tematica que conversaermos a manera de coro, todos, todo el conjunto social ‘moderno’, uniformandonos en nuestros criterios y perspectivas. Paradoja de los tiempos, la individualidad es lo menos ‘moderno’ .

Los politicos usan el termino para definir sus gobiernos, asi como explicar sus posturas publicas. Son transformaciones ‘modernas’ consecuencia de pensamientos ‘modernos’ ; son politicas ‘modernas’ la instauracion unilateral de modelos de convivencia arbritarios que nos hacen vivir en ciudades ‘modernas’. Los empresarios usan el termino ‘modernizacion’ para eliminar fuentes de trabajo de unos para sobrecargar el trabajo de los supervivientes a los recortes ofreciendo condiciones de trabajo minimas en la ‘modernidad’ del entorno de trabajo contemporaneo. Nosotros usamos la ‘modernidad’ para aportar rentas mensuales, autenticas rentas mensuales, a gadgets y equipos que determinan nuestra personalidad por su ‘modernidad’ y que son el lazo que nos une a la comunidad ‘moderna’ que adopta la postura convencional de lenguaje, modismos, vestimenta, caminar, ver, opinar, para todo, para todos.

‘Modernidad’ que se desmorona en la intimidad de la realidad que se impone –como siempre lo ha hecho- a las fantasias que el enjambre de la comunidad nos ha hecho creer somos nosotros, vivimos nosotros, anhelamos nosotros.  Realidad que destruye inoportuna y cruelmente nuestra ‘modernidad’ cuando el ventarron de la noche nos regresa de golpe a la realidad de que estamos en una ciudad en donde en el 2016 se va la luz, los semaforos no sirven, la policia sigue siendo gorda y abusiva, la comunidad es despiadadamente grosera, el jefe no tiene compasion por el retraso que provoca la salvaje y ‘moderna’ jungla de trafico, y el politico ‘modernamente’ sigue robando, dejando incompletas las obras y pasando por encima de la comunidad con sus guaruras, cinismo delincuencial y ‘modernidad’ en el discurso.

De repente vemos nuestro entorno ‘moderno’ lleno de desequilibrios sociales, abundantes menesterosos –muchos de ellos en perfecta actuacion ‘moderna’-, servicios ineficientes, conexiones imposibles, pestilencia en las calles, vulgaridad en los rostros agresivos que compiten por un lugar en el reconocmiento de su importancia sobre la nuestra, obras publicas en desorden que nos agreden con su ruido, su polvo, sus limitaciones a nuestra movilidad indispensable para llegar al trabajo, a la casa, para vivir; de repente nuestro entorno es despota, frio, esteril, uniforme y rudo, como siempre ha sido cuando no estamos inmersos en nuestra introspectiva ‘modernidad’.

Un ventarron que levanto el tapete debajo del cual esta la basura de la realidad que nuestra ‘modernidad’ politica, discursiva, conveniente, aspiracional, ha barrido hasta ahí, en perfecta concordancia con quienes queremos ser: esos ‘modernos’ que hemos encontrado en la banalidad superficial de nuestra comunicación contemporanea el pretexto perfecto para ‘modernamente’ seguir siendo los mismos pero agusto, antes del ventarron.

 

-->