Martínez de la Torre

Los 150 millones de pesos del fondo de transición presidencial representan la primera gran oportunidad que tendrá Andrés Manuel López Obrador para demostrar que la transparencia y la rendición de cuentas no serán un problema durante su Gobierno.