hi

El negociazo de María Rojo con El Parián

La adquisición de El Parián por parte de la administración de María Rojo en Coyoacán, al parecer solo sirvió para agrandar la cuenta bancaria de los funcionarios involucrados, pues el terreno por el que se pagó un sobrecosto de 52 millones de pesos continúa en desuso, pese a que el objetivo de adquirirlo era reubicar oficinas administrativas de la propia Delegación.

 

A 15 años de haber pagado por él 99 millones 398 mil 700 pesos, el predio no tiene ninguna utilidad pública, está abandonado y representa un foco de infección e inseguridad para los visitantes y vecinos de Coyoacán, quienes han denunciado una y otra vez esta situación, pues llevan años pidiendo un plan integral de rescate para el patrimonio inmobiliario de esa zona.

 

En octubre de 2002, la Oficialía Mayor del entonces GDF envío a la delegación Coyoacán un avalúo del predio en cuestión, que posee 10 mil metros cuadrados de extensión y 1,500 de construcción, en el cual determina un costo de 121 millones de pesos como máximo. Este avalúo se hizo dos semanas antes de que María Rojo expresara su prisa por llevar a cabo el trámite de compra.

 

De acuerdo con la Regresión Lineal (2018 al 2003) del Índice de Precios de la Vivienda en el Centro de Coyoacán, realizada por la Sociedad Hipotecaria Federal, el costo del predio en cuestión era en ese entonces de 46.7 millones de pesos, es decir, un sobre costo de más de 50%, pues María Rojo terminó pagando por él 99 millones.

 

Tenía prisa

 

De acuerdo con documentos en poder de este medio, la compra se realizó en un tiempo récord de 5 meses, pues la delegada María Rojo tenía prisa por cerrar la adquisición de El Parián antes de que acabara su gobierno, algo que quedó evidenciado en el oficio JEF/316/02 enviado a Alejandro Encinas, entonces subsecretario de Gobierno, y ahora candidato de Morena a una diputación local.

 

En dicho documento, María Rojo solicitó con “carácter de urgente” el inicio de los trámites, a fin de que se autorice la adquisición y asignación de los inmuebles ubicados en las calles de Hidalgo No. 128 , Progreso No. 11 y Progreso No. 33, Barrio San Lucas.

 

Aunado a ello, salta a la vista que fue el entonces subsecretario de Finanzas, Gustavo Ponce, famoso por sus apuestas en Las Vegas, fue quien autorizó el 4 de diciembre de 2002 a María Rojo un presupuesto de 82 millones de pesos para utilizarlos en su programa de inversión para conservar y mantener inmuebles públicos, recursos que se utilizaron para la compra de El Parián.

Exigen justicia y acusan de negligencia a María Rojo en Coyoacán

Para exigir justicia por la muerte de la señora María Emilia Petra, habitantes de la colonia Carmen Serdán se manifestaron frente a la casa de la candidata de Morena a la alcaldía de Coyoacán, María Rojo, pues el deceso fue  acontecido durante su administración como jefa delegacional.

Los vecinos aseguraron que María Rojo dejó sin reparar una serie de zanjas que se habían realizado por obras de drenaje en diversas calles de la delegación, las cuales no contaban con señalamientos de precaución y fue en una de ellas donde cayó María Emilia, mujer de la tercera edad, quien falleció a causa del golpe que recibió en la cabeza.

“Las zanjas permanecieron abiertas casi un año sin ninguna precaución de la autoridad, poniendo en riesgo la vida de todos. Esos hoyos no debieron estar ahí, en ese caso fue una persona mayor, pero pudo haber sido un niño”, señaló un familiar de la occisa.

Los manifestantes dijeron que la demarcación no se responsabilizó por la negligencia de María Rojo y negaron todo apoyo a los familiares de la víctima, incluso señalaron que quienes alzaron la voz para exigir justicia fueron amenazados con ser llevados a prisión.

“En ese momento no quisieron ayudar, se hicieron de oídos sordos, y cuando nos manifestamos para exigir justicia con familiares y vecinos recibimos amenazas por parte de la Delegación; el Director Jurídico y de Gobierno de María Rojo nos amedrentaba diciendo que si no le bajábamos a nuestras manifestaciones cualquiera de nosotros iría a la cárcel”, aseguró uno de los vecinos.

Tras estos señalamientos, los vecinos refirieron que su malestar es porque Rojo busca de nueva cuenta gobernar Coyoacán, sin haber saldado su cuenta ante la justicia y cargando con la muerte de la adulta mayor, quien era una persona muy valorada en su comunidad.

“Yo no sé de verdad por qué ese corazón tan frío de la señora María Rojo, y todavía tiene el descaro de querer regresar a gobernar a Coyoacán. No tiene vergüenza, en Coyoacán nadie la quiere”, aseguró otro habitante de la colonia Carmen Serdán.

-->