hi

#GreatAgain101

 

El 26 de enero de 2010 iniciamos esta aventura. Exactamente este 26 de enero a las 14:36 horas sera el cumplimiento de 7 años en Internet. Tomando en cuenta que estuvimos 9 años 8 meses en FM, y 16 años en el imaginario colectivo, son un numero importante de años en nuestra biografia. Claro, en medio de esos 16 años tuvimos propuestas: 100.Nueva Era en el NRM.

 

Una propuesta que se presento originalmente como ‘Era 101’, un nombre delicioso por el doble sentido de la palabra ‘Era’ con relacion a la frecuencia 100.9 mhz. Un nombre y concepto que apuntaba hacia algo ya en el entorno de lo que despues fue el proyecto W Radical, pero que la nueva directiva de entonces del NRM no se entendio, y es que su papel no era entender como hacer radio trascendental como se habia hecho en el NRM desde 1942, sino administrar un negocio, solamente administrarlo, sin la vision creativa, propositiva y la responsabilidad social inherente a ser generadores de ideas.

 

El resultado de discusiones internas contra una pared fue 100.Nueva Era que fue un proyecto malogrado. Entre 1998 y 1999 produjimos para CNI Canal 40 los programas Entreversiones, Aullido y Todos Hablan. Programas propositivos en forma y en contenidos. En Aullido fuimos el primer medio en entrevistar, sin censura, a Molotov, a Plastilina Mosh. Los primeros en hacer un programa sobre los Raves y la cultura de la musica electronica.

 

En ese mismo 1999 lanzamos el proyecto W Radical en la frecuencia de lo que fue WFM. Una especie de efemeride que en otro momento hubiera tenido el sabor a conquista: llegar a WFM a proponer nuestras ideas de radio, las ideas que dieron vida a Rock 101, pero que en el contexto del cambio de siglo, solo significo un respetuoso y consecuente cambio del paradigma de la W en FM hacia la musica electronica.

 

El proyecto, que tenia los principios que habia desarrollado para ‘Era 101’, ejecutado con la libertad de creacion, construccion y produccion totales, tal y como habia sido concebido, fue un exito arrollador. Logramos, en un nuevo momento de la historia de la Ciudad de Mexico, un golpe de atencion y propuesta de nuevas referencias alrededor de una nueva cultura musical, que definio el sentido de la musica electronica en Mexico en el siglo XXI. W Radical abrio esa puerta con su progrmacion de alta calidad curada por mi y por el inmortal Roberto Escobar y la colaboracion de un nuevo equipo generacional que aporto frescura y nuevos conceptos y formas de entender la comunicacion y la musica.

 

Abrimos la puerta a estabilizar y profesionalizar los Raves con las producciones que hicimos en el Rimmel para presentar, entre 1999 y 2001 a BT, Oakenfold, Sasha, Digweed, Morales, Carl Cox, Deep Dish, Trevor Reilly, Paul Van Dyk, y un largo etcetera, teniendo su punto culminante en el Aca World Sound Festival en el año 2000. Asi como habiamos abierto la era de los conciertos masivos de rock en Mexico con las presentaciones de Miguel Rios, Lou Reed, Caifanes, Jethro Tull, Jon Anderson, et al, abrimos la era de los festivales de musica electronica con el festival que realizamos en Acapulco el fin de semana de muertos del año 2000. Tres noches fenomenales en la playa con Moby como figura estelar el sabado en la noche. Tres noches hasta sus amaneceres con la participacion de mas de 40,000 personas que participaron en la celebracion cada noche hasta el amanecer, sin un solo, UNO SOLO, incidente negativo. La costera, en aquellos años preCalderonistas de paz, era un espectaculo similar a Ibiza o a SXSW con jovenes por todos lados ataviados al estilo raver avidos de exposiciones musicales en los bares y restaurantes de Acapulco, preparando el terreno para la ceremonia de cada noche.

 

En el año 2007 comenzamos a fraguar la idea de una estacion de radio por internet al ver el avance que estaba teniendo al conectividad con el desarrollo del wifi y la portabilidad limitada. En 2009 iniciamos el trabajo serio con el objetivo de salir al aire, y por fin en 2010, hace exactamente 7 años comenzamos esta ‘Segunda Odisea’.

 

 

De entonces a ahora, como todo buen proyecto, hemos navegado por todo tipo de mares. Conflictos internos que modificaron la sociedad inicial, el fallecimiento de uno de nuestros mas importantes colaboradores, la lucha desde un inicio contra los ladrones de ideas y conceptos, mudanzas de instalaciones, reorganizar el negocio una, dos y tres veces, retomar el proyecto inicial y aterrizarlo en los terminos en que fue diseñado, y asi llegamos al año 2015 en donde, con la cabeza en orden y las ideas claras, pudimos colocarnos en la situacion de negocios a la que hubieramos aspirado tres años antes y que los contratiempos humanos nos retrasaron.

 

Pero, como hemos aprendido de la historia recurrente, con la mirada fija en el objetivo, los acontecimientos siempre tienen una razon, al final del dia, para acomodarse de la forma en que son necesarias para el exito del negocio. Y asi sucedio. Toda la historia de navegacion del proyecto llego a su mejor puerto cuando en mayo de 2015 inciamos esta fase de consolidacion con la incorporacion de un socio inversionista que dio la certeza, vision y direccion financiera para convertirnos en una autentica corporacion en desarrollo. Desde ese 2015 hemos dado pasos solidos en esta nueva fase del negocio hasta consolidar nuestro modelo y convertirnos en la estacion lider de Mexico por Internet.

 

Hoy, con base en la idea primaria de esta nueva aventura y que fue desarrollar pioneramente este nuevo canal de comunicacion con la vision clara de estar en el lugar adecuado en el momento adecuado de la transformacion de los paradigmas de comunicacion, sentimos la fortaleza de estar contribuyendo en el nuevo dialogo horizontal que se ha gestado con las herramietas que nuestro nuevo terreno de juego nos ha dado a todos. Con esta vision complementaria y contribuyente a las propuestas de un nuevo entorno mediatico desafiante, nos vemos avanzando en la construccion de una nueva forma de entendernos, a nosotros, a nuestra comunidad, a nuestra nueva realidad, proponiendo siempre el futuro como unica alternativa de cambio. Como siempre ha sido Rock 101.

 

Estrenamos pagina, evolucionamos nuestras apps, nuestros servicios, la calidad de nuestro stream, la calidad y variedad de nuestros contenidos. Y entramos de lleno en la pelea mediatica de Mexico en 2017 reforzando nuestra creencia en la comunicacion humana como factor indispensable para crear una y otra vez el fenomeno de la soledad compartida, el dialogo permanente que se da entre cancion y cancion, el intercambio permanente y enriquecedor de ideas con la comunidad con quien compartimos este exito todos los dias.

 

Gracias por 7 años de esta aventura, de esta odisea, y bienvenidos juntos a este viaje al gran futuro de la comunicacion alternativa, transformando el mainstream para siempre.

Saúl Hernández , bajo el azul de su misterio

Con una amistad de 30 años, que se remonta a la entrega del primer demo de aquel grupo que apenas evolucionaba de Las Insólitas Imágenes de Aurora y a las primeras presentaciones en Rock Stock, Luis Gerardo Salas se volvió a encontrar con Saúl Hernández para platicar de aquella banda nombrada Caifanes en diferentes eras y entonaciones.

A medio día, un jueves en El Juglar, empezó una entrevista que se convirtió en algo más revelador que el paso de preguntas y respuestas, nos encontramos con un vocalista dispuesto a platicar de la historia de un grupo que se ha enfrentado a diversos conflictos y cambios, pero lo más importante es que ya no quiere vivir de viejas glorias, ya está trabajando en un nuevo disco.

Los invitamos a escuchar la entrevista con Saúl Hernández, quien no solo nos comparte los zapes celestiales y la manera en que fue creciendo Caifanes, también nos deja escuchar un quiebre de voz cuando tiene que hablar de casi tres años en los que su salud lo obligó a estar en silencio para aprender a utilizar de forma diferente su voz.

Proyecto Colector: Formando la fonoteca del rock mexicano

Bibliotecas, cinetecas y fonotecas digitales están en marcha para evitar perder el registro de la historia, un trabajo que promete ser permanente para preservar la memoria, una idea que se ha vuelto sumamente importante en los últimos años. Sin embargo a veces la labor de preservar se convierte en un proyecto para concretar lo que durante años nos hemos preguntado, ¿porqué no existe, porqué no se ha hecho?. Proyecto Colector y la Fonoteca Nacional parecen tener finalmente la respuesta.

 

En promedio se editan en México 250 discos de rock en español, entre 200 y 210 son de mexicanos y el resto son artistas argentinos, chilenos, colombianos o españoles cuyos discos son editados aquí en México. Los datos no son a ojo de buen cubero, son completamente comprobados por alguien que pasó la mitad de su vida adquiriendo discos y que ha pasado gran parte de las últimas tres décadas no sólo escuchándolos y atesorándolos, también ha dedicado mucho tiempo a ordenarlos, catalogarlos y entenderlos por datos, algo que podrán comprender todos aquellos que tienen más de 100 discos en su colección y que en cierto momento han entendido que es necesaria la clasificación para no perderse.

Proyecto Colector llega como una pieza de Audiotecas Digitales de la Fonoteca Nacional, que como hemos visto en sus muchas sesiones de escucha y cursos, tiene un verdadero aprecio por el rock mexicano, sin embargo no surge propiamente en esa institución, ya que nace con Ricardo Bravo, escritor, locutor, editor de revistas especializadas y melómano apasionado del rock en español.

 

El proyecto prácticamente nace desde su inicio como melómano de rock en español, “algo que data desde principios de los 80, cuando ya tenía un tiempo como melómano de rock en inglés y descubro el rock en español por medio de diferentes personas, un amigo argentino que era un vecino, un amigo español que era un compañero de la secundaria y mi papá, que me acercó a discos de Chaac Mool”, explica en entrevista el fundador de la revista Nuestro Rock.

 

“En estos años de 81, 82, 83 y 84 voy descubriendo todo eso y me identifico mucho. Siempre me gustó tener referencias, andar buscando libros, enciclopedias de rock, investigar leer, y ahí me di cuenta que con referencia al rock en español no había una fuente informativa fidedigna y completa de la escena del rock, sobre todo en México. Casi instintivamente me di a la tarea de recopilar los discos, ahí empecé con ésta idea de buscar los discos de los 80… empecé a conseguirlos en el Chopo, con coleccionistas y los propios músicos”.

 

Ricardo Bravo y Luis Gerardo Salas en la Fonoteca Nacional. Foto Karina Cabrera

 

A la búsqueda de materiales en los 80 se sumó la de los 90, un trabajo que hoy en día le hace decir a Ricardo Bravo que tiene colecciones completas producto de la dedicación de ir consiguiendo todos los discos que salían de cada año. Para cuando terminó la última década del siglo XX, tenía la misma idea, “sólo que a partir de ahí empecé a dedicarme a otras cosas, hubo algunos distractores también relacionados con la música, pero no tan vinculado al rock en español”.

 

Como melómano y coleccionista sabía que era muy importante tener toda la colección y respaldar todo lo que había hecho en los 80 y los 90, para verdaderamente tener una memoria histórica completa de lo que había sido el rock en español editado en México, con el Proyecto Colector ha encontrado de manera inmediata, con el respaldo de una institución tan importante como la Fonoteca Nacional, la forma de crear un espacio donde se pueda compartir todo ese trabajo de investigación que abarca en la actualidad miles de discos.

 

Con Proyecto Colector y Audiotecas Virtuales, “se logrará llevar a diferentes ciudades de la República toda la música del acervo de la Fonoteca Nacional, con una sección dedicada a la colección completa de rock mexicano” de los últimos 30 años. Una parte será Referentes del Rock Mexicano, armada con la colección de más de 5.500 discos de Ricardo Bravo y la sección Rock en Español del Siglo XXI.

 

Según nos explicó Ricardo Bravo, muchos de los materiales serán digitalizados no sólo para ponerlos a disposición del público, la parte más interesante viene con Referentes del Rock Mexicano, que “serán sometidos a ese proceso para limpiarlos, para ayudar a que el audio sea mucho mejor, lo que garantiza realizar viajes fantásticos en discografías y obras completas de los representantes más grandes de nuestro país”, pero el conocimiento no sólo será musical, porque la idea es incluir entrevistas donde los mismos autores abordarán los detalles de su discografía.

 

La parte de colaboración general tiene como objetivo “encontrarnos con esa bandas, que tal vez no logran trascender más allá de nivel local, pero que hacen un gran esfuerzo para poder editar un disco de manera formal, es sobre los grupos que logran dar ese paso para realizar la maquila mínima de 1.000 discos. Lo que se buscan son discos editados de forma profesional, no demos o los que una banda puede quemar en su casa”.

 

Además de ser una memoria histórica que se compartirá de manera gratuita, se vuelve también una especie de cápsula del tiempo, con la Fonoteca Nacional queda la garantía de que se preservarán los archivos y cualquier persona en el futuro podrá conocerlos. Pero el proyecto sonoro no es todo, porque podría crecer hacia el plano editorial, gracias a la recopilación de información y múltiples entrevistas podríamos ver finalmente lo que muchos han iniciado, realizado y nunca terminado completamente. Después de varias décadas se podría llegar a la enciclopedia definitiva del rock mexicano.

 

Si desconocen completamente la labor de la Fonoteca Nacional, los invitamos a acercarse a través de la entrevista que realizamos a Tito Rivas, director artístico de la institución. También pueden visitar su audioteca y biblioteca pública (incluye una sección de rock mexicano) en Avenida Francisco Sosa 383, Coyoacan, Santa Catarina, 04010 Ciudad de México, D.F.

-->