hi

Reseña: “Matar al candidato”

Por: Adán David Pérez Rodríguez

El sábado 23 de marzo de 2019, tuvo lugar el 25º aniversario luctuoso del entonces candidato presidencial Luis Donaldo Colosio Murrieta. En este contexto se presentó en el Centro Horizontal la novela gráfica: “Matar al candidato”, coautoría de F. G. Haghenbeck y Bef, publicada bajo el sello de Editorial Sexto Piso. Presidieron el evento Bef, Laura Sánchez Ley, Ilse Salas y Julio Patán.

En el uso de la palabra, Bef compartió con los presentes que él realmente es un caricaturista no un monero. Refirió que en su trayectoria profesional es la primera vez que hace tema político. Expresó  que la idea del libro fue de Eduardo Rabasa y que se propusieron sacar la obra para este 23 de marzo. Comentó que decidió sacar esta obra como álbum estilo francés, donde se quiso compensar brevedad del libro con la calidad de la ilustración. Esta obra representa para el autor un tránsito del cómic a un estilo más realista.

Si bien Bef entregó al público un material gráfico ampliamente documentado y terminado sobre el magnicidio de Luis Donaldo Colosio, también nos compartió lo que desde su punto de vista serían los aspectos inconclusos del tema.

Sobre el particular comentó: “nos quedó la duda de qué tipo de presidente hubiera sido Colosio si hubiera llegado a la Presidencia de la República”. Otros aspectos relevantes que comentó el caricaturista fueron que, a 25 años del evento, mucha gente le llegó a comentar que no conocían la cara de Aburto, el asesino material, que le sorprendió darse cuenta que mucha gente señaló a Salinas como el culpable, pero que los hechos demostraron que él fue el más perjudicado con la Muerte de Colosio.

En un aspecto más personal, Bef dijo que creció en el seno de una familia de periodistas, de hecho su tía Berta estuvo presente en el evento, por este antecede el coautor considera su obra un homenaje a la mujer periodista. Otra mujer importante para Bef en el desarrollo de esta obra fue su suegra, quien en palabras de Bef, “es una de las más grandes historiadoras del país”; ella fue quien le indicó que, dado el tema de la obra, era necesario vincularlo con el caso del asesinato de Álvaro Obregón, curiosamente, otro sonorense.

Con esta perspectiva el libro retoma muchos casos semejantes no resueltos en la historia de la vida política mexicana. Para Bef, “es desolador el caos en el que estamos”. Ante la imposibilidad de hacer justicia, la obra evoca no olvidar el caso.

Por su parte, Ilse Salas, la actriz que interpretó a Diana Laura, esposa de Luis Donaldo Colosio, en la serie “Historia de un crimen: Colosio”, destacó la importancia del año 1994 en la historia del país. Para Ilse, después de haber revisado la documentación en que se basó la  serie, comenta que: “no hay manera de creerse las diversas teorías que se han emitido al respecto”. Tras la experiencia de la serie, la actriz se pregunta sobre el número de carpetazos que existen en el país; admitió no haber dimensionado en ese entonces los alcances del caso.

Sobre el libro de Bef, considera que sostiene la tesis que compartieron muchos de los que hicieron la serie que protagonizó.

Laura Sánchez Ley redactó el prólogo de la obra. Para ella, a 25 años del magnicidio quedan más dudas que respuestas. Su afirmación se basa en que los últimos 7 años se ha dedicado a desclasificar los documentos del caso. “El libro nos acerca a llenar el rompecabezas”, afirmó la prologuista.

Destacó que Mario Aburto es dibujante y sugirió que podría interesarse por la obra pictórica. En su actividad ha encontrado al menos 8 versiones que contradicen la versión oficial. Considera que es importante para las nuevas generaciones saber qué fue el caso Colosio.

Como experiencia personal recordó la imagen pedregosa de Lomas Taurinas y compartió con el auditorio que después del asesinato del candidato la gente tomó del piso los restos de Colosio y se los untaba en el cuerpo creyendo que era milagrosa, que curaba las reumas, decía la gente.

Al parecer de Laura Sánchez todo esto pudo suceder porque las autoridades no cuidaron la escena del crimen. Puntualizó que a los 160 días del asesinato se hizo una plaza en el lugar del magnicidio. En ese entonces, la calle donde mataron a Colosio no tenía nombre, hoy se llama Carlos Salinas de Gortari.

Julio Patán destacó el rol de novelista policiaco y autor de novelas gráficas. Define los libros de Bef como libros con estética de la nota roja mexicana. Con esta obra, advierte una evolución en el trabajo del autor.

Puntualizó la importancia del hecho histórico en el desarrollo de la vida política nacional, el periodismo mexicano y las instituciones públicas del Estado. Afirmó  que: “No es un libro conspiratorio, va a la suspicacia, la resolución del caso, sin querer llegar a conclusiones que no se quieren tener.

Julio manifestó que para él se trata de un libro que nos dice que no somos inteligentes, el libro y la serie revelan un caos que existe en la vida diaria.

Los asistentes fueron un público activo; entre los presentes se contó con al presencia de Norma García (Twitter: @ADNormis), periodista que cubrió la campaña de Luis Donaldo Colosio en 1994.

Ella tomó la foto de la corona floral con el nombre del candidato, misma que denominó: “muerte anunciada”. Relató que ese día no llevaron a prensa a Lomas Taurinas, les dijeron que los camiones no llegaban hasta allá por las condiciones del terreno, que los de logística de la campaña indicaron a la prensa que podía asistir al evento en Lomas Taurinas el que quisiera ir hasta allá o podían optar por acudir al siguiente evento que se haría en el hotel donde estaban hospedados.

La periodista fue al segundo evento porque su medio de comunicación era vespertino. Comentó que esa indicación de logística fue la razón de porqué no hubo más imágenes del magnicidio porque la prensa no fue llevada al evento.

Enrique Peña debe sacar las manos de las elecciones

Ricardo Anaya Cortés, candidato de la Coalición Por México al Frente, exigió al presidente de la República, Enrique Peña Nieto sacar de las campañas sacar las manos, luego que la Procuraduría General de la República (PGR) y el Servicio de Administración Tributaria (SAT) buscan vincularlo a una investigación de lavado de dinero.

“Saque las manos del proceso electoral y deje que el pueblo de México elija en completa libertad”, manifestó el ex presidente del PAN, quien estuvo acompañado en primera fila por el hijo de Luis Donaldo Colosio Murrieta, ex candidato del PRI asesinado en marzo de 1994.

El político queretano hizo hincapié a los brutales ataques de los que ha sido blanco por parte del gobierno federal para intentar sacarlo de la elección presidencial de julio de 2018.

“Esto implica una grave amenaza a la democracia. Hoy es contra mí, mañana puede ser en contra de otro candidato o candidata o ciudadano opositor al régimen y esto no lo debemos permitir”, dijo el hombre, quien tuvo el respaldo de los dirigentes nacionales del PAN, PRD y Movimiento Ciudadano, Damián Zepeda Vidales, Manuel Granados y Dante Delgado.

Lee también: Panista triangula negocio con empresario ligado a Ricardo Anaya

Desde hace un par de semana Ricardo Anaya fue vinculado con Manuel Barreiro Castañeda, quien le ayudó a Ricardo Anaya a mover 54 millones de pesos a través de paraísos fiscales, según el abogado Adrián Xamán McGregor.

Xamán McGregor afirmó que sus clientes Alberto “N” y Daniel “N” fueron contratados por Manuel Barreiro Castañeda, empresario de Querétaro entre 2016 y 2017, para lavar dinero y entregárselo a una Ricardo Anaya.

Manuel Barreiro apoyó al candidato de la coalición Por México al Frente para la triangulación de recursos por 54 millones de pesos a beneficio de la empresa propiedad de Anaya y su familia política. Y desde hace unos meses, los defendidos por MacGregor han sentido presión por parte de las partes involucradas.

La Procuraduría General de la República (PGR) solicitó al Instituto Nacional de Migración (INM) activar la alerta migratoria contra el empresario de Querétaro

Ricardo Anaya explicó que tiene muy clara la razón de los ataques de los que ha sido blanco: porque públicamente se ha comprometido a romper el pacto de impunidad y castigar la corrupción, mientras que López Obrador ya prometió perdonar a Enrique Peña Nieto y a todos sus colaboradores.

“Mientras no haya consecuencias no se va a acabar el problema de corrupción. Y los señalamientos de corrupción a este gobierno son muy graves, empezando por el escándalo de la Casa Blanca, los casos de Odebrecht, el socavón, la estafa maestra, los desvíos millonarios de Rosario Robles y José Antonio Meade en Sedesol, entre muchos otros”, enfatizó tras reiterar su compromiso de consolidar una fiscalía autónoma y apartidista.

Lee también: Operador financiero de Ricardo Anaya tiene residencia en Miami

-->