hi

La antifábula de Juan Antonio Rosado

Imaginemos un libro de cuentos con una inmensa diversidad de temas y géneros, con guiños a la ciencia ficción y a lo fantástico, al horror, a la sátira, al humor, a la antifábula, al realismo, al cuento erótico y hasta al de hadas. Imaginemos un libro cuyos cuentos nada parecen tener en común a simple vista. Ese extraño espécimen es la antología ‘El miedo lejano y otras fobias’, del escritor mexicano y catedrático de la UNAM Juan Antonio Rosado. la cual incluso ha sido criticada de falta de unidad. Pero ¿acaso toda obra artística está obligada a tener unidad? no olvidemos que el álbum blanco fue acusado de falta de cohesión estilística y que sus detractores no le auguraban éxito por su aparente “falta de propósito”.

¿Quién dice que para que el arte tenga éxito comercial tiene que ser clasificable por fuerza? ¿El arte no es también tomar riesgos, transgredir? Sólo se necesita mirar un poco más de cerca los 20 cuentos de Rosado y podremos descubrir que para él todos estos saltos entre géneros, temas y estilos son sólo recursos, pues su intención final —y esa está presente en todos los cuentos y les da unidad— es siempre estamparle en la cara al lector los lados más oscuros, perturbadores, grotescos, deprimentes y absurdos de la sociedad.

¿Por qué es tan diverso ‘El miedo lejano y otras fobias’? Porque la humanidad es diversa, es un crisol de miedos y fobias, y porque el autor se empeña en recordarle al ser humano que le teme a lo que no entiende, que aborrece lo que teme y que aún no se ha entendido a sí mismo.

Cada tema incómodo y desagradable que la pudorosa sociedad trata de ocultar con su tradicional velo de hipocresía, Rosado lo desvela y arranca hasta el último jirón con su tono irreverente, sus descripciones crudas, su narración desenfrenada, su estilo burlón e insolente, sus atmósferas cargadas de ironía y delirio, su lenguaje duro y a la vez de admirable maestría literaria.

A través de los laberínticos ambientes de los cuentos de ‘El miedo lejano y otras fobias’, obra financiada por el Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (FONCA), descubrimos crítica social y política, anticlericalismo, prostitución, godínez hartos de la rutina, sectas orgiásticas perseguidas por sectas religiosas, parejas neuróticas, espantosas familias tradicionales, un violador violado (que además es cura), peculiares viajes iniciáticos, problemas de identidad, periodistas asesinados, repugnantes secuencias eróticas, cicatrices dejadas por el bullying, sacudidas que sólo pueden ocurrir en diecinueves de septiembre y un perturbador etcétera.

Los actores de estas historias son personajes ruines, inauditos, infames, viles, retorcidos, grotescos, pícaros y perversos, y cuando respiramos creyendo que al fin nos encontramos con alguien «normal», el autor le da la vuelta para recordarnos que todos somos ambiguos, lo reconozcamos o no.

Merece una mención especial, el cuento ‘Ecce homo’, que al igual que el gore, también muestra la vulnerabilidad del cuerpo por medio de violencia gráfica, pero a diferencia de dicho género, este cuento jamás cae en el efectismo inverosímil y risible; no necesita describir con sangriento detalle cómo mutilan al protagonista, porque aunque resulta horrorizante la rata que intenta roer el ojo, es más perturbadora la figura del anónimo personaje que encarna un mal que fluye desenfrenado, incontenible, tanto más siniestro porque desconocemos completamente su motivación.

La abulia y la locura también son temas recurrentes en el libro. Todos alguna vez nos hemos sentido paralizados y nos hemos preguntado ¿para qué me levanto de la cama?, ¿para qué hago cosas? Sentimos la pesadez de la rutina, la pesadez de la conciencia y nos preguntamos por qué no mejor optamos por la locura, como el personaje de ‘La importancia del condimento’, o por qué no simplemente nos acostamos a dormir en la barda de un último piso como el protagonista de ‘Vuelta de paseo’ para romper la rutina, sentirnos libres… para ver qué pasa.

Juan Antonio Rosado, escritor polémico y provocador, nos entrega una lectura nada complaciente, un libro que no nos hará sentir cómodos, pero sí nos impactará y dejará una huella en nosotros con sus delirantes narraciones y su lenguaje impactante, transportándonos por los senderos más oscuros de la naturaleza humana.

-->