hi

#SonicArsenal – Herencia musical británica

A más de 60 años de que el disc jockey Alan Freed comenzara a tocar un estilo de música en Cleveland, Ohio, utilizando las palabras rock and roll para describirlo, aparentemente ya resulta fácil seguir las líneas que lo concibieron y que lo mantienen a través de diferentes vertientes como el género más popular en la actualidad, influyendo directamente sobre otros sonidos sin importar de que lugar del planeta surjan.

De 1951 a 2011 fácilmente podemos decir que Alan Freed utilizó las palabras rock and roll para definirlo, pero también podemos afirmar que no surgió el estilo con el primer DJ acusado de aceptar payola y que el género fue evolucionando de finales de los 40 a principios de los 50 con una combinación de blues, jazz, country y góspel, pero eso es para una clase de R’n’R 101, ni siquiera el sumergirse en sus significados (sexo y movimiento) y la aparición de la guitarra eléctrica lo engloban, porque es necesario considerar el todo para palpar las influencias de los estilos de vida (las migraciones de los poblados rurales a las grandes ciudades), la moda, las actitudes y el lenguaje. Y aún así nos quedamos cortos.

Sobre el rock and roll de Estados Unidos claramente se ha escrito mucho, aunque nunca sobra encontrar nuevas historias, sin embargo al repetir en mi mente algunos fragmentos del documental Kraftwerk and The Electronic Revolution, Karl Bartos me recordó su idea de la “herencia musical británica”. Menciona la imposibilidad de emular el sonido americano por la falta del delta del Mississippi, por lo que buscaron la proximidad del delta del Támesis, tan sólo para descubrir que no sonaban tan naturales, la búsqueda de los Beatles teutones estaba destinada a fracasar.

Sabemos que el giro de la persecución desembocó en el krautrock y la música electrónica, pero Bartos deja una incógnita sobre la herencia musical del Reino Unido, que como en muchos lados inició con el intento de muchas bandas de tocar blues y sonar como los discos que escasamente les llegaban de América. Como en Estados Unidos, es necesario agregar muchos elementos a la mezcla para llegar a las particularidades de la región. Sorprendentemente, para alcanzar ese sonido tenemos que tomar en cuenta que en 1960 en Gran Bretaña se eliminó el servicio militar obligatorio.

Como explica Keith Richards en su biografía ‘Life’, toda esa generación se había mentalizado a pasar dos años en el ejercito, la rebeldía de la adolescencia sería abruptamente terminada y se les obligaría a transformarse en adultos. Repentinamente esa opción desapareció, en vez de ir al extranjero y regresar como una persona completamente diferente, se les dieron dos años para hacer lo que querían, muchos de ellos decidieron permanecer mentalmente jóvenes hasta la fecha.

Pero los aspectos que influyen el surgimiento del rock and roll británico van más atrás, como explica una de las muchas biografías de David Bowie, se remonta al impacto en la infancia, con niños jugando en las zonas pobres no protegidas por Winston Churchill, llenas de ruinas dejadas por los bombardeos nazis, viviendo en áreas de re ubicación en casas prefrabricadas, probando el sabor de los dulces hasta 1953, creciendo en hogares fragmentados con padres marcados por la guerra o encabezados por viudas.

Sin embargo, para no hacerles el cuento largo, hay tres cosas que todos esos músicos vieron en su infancia/adolescencia y posteriormente se convirtieron en el móvil, el tema y la inspiración para todo lo que hicieron después: el primer programa de ciencia ficción de la BBC, The Quatermass Experiment (que también inspiró la historia del filme Alien); las películas Blackboard Jungle y Don’t Knock the Rock, y el rey del skiffle Lonnie Donegan.


#SonicArsenal – One Model Nation

 

En un instante en que el panorama parecía secuestrado por bandas juveniles y rap, antes por supuesto que Roger Daltrey declarara que ese género en el 2016 es el único que dice algo importante, en un hoyo indie en Portland se empezó a gestar una banda ficticia que se ligaría con el movimiento industrial, Kraftwerk y el surgimiento en la cultura popular de la Red Army Faction (RAF), mejor conocida como la pandilla Baader-Meinhof, que sembró el terror en Alemania durante tres décadas y que después de anunciar su disolución en 1988, de la nada volvió aparecer a principios de este año con una especie de eco krautrock de 1971.

 

Aquello que inspiró en algún momento la canción ‘Baader-Meinhof’ de Cabaret Voltaire atrapó a Courtney Taylor-Taylor y a Donovan Leitch antes de que tres integrantes de RAF realizarán un asalto a principios de este año, provocando las sospechas de que una cuarta generación de la guerrilla urbana está activa. Su atracción no fue precisamente por una ideología, sino por un instante en particular y el contexto en el que se generó gran parte de la música que más apreciaban.

 

Tomando como base la década de los 70, el vocalista de Dandy Warhols empezó a trabajar en el proyecto, lo terminó, lo borró y volvió a empezar, tardó 10 años en concretarlo como una novela gráfica impregnada por las entrevistas que realizó durante sus visitas a Berlín, recopiló memorias (entre ellas las del robot Karl Bartos) y creó junto con Leitch una ficción histórica que involucra una banda ficticia.

 

En 2009 apareció ‘One Model Nation’, la novela gráfica que muestra ese momento en la historia a través de una banda de art noise que en realidad no es musicalmente importante, sin embargo el destino de sus integrantes si lo es en el contexto de la pandilla Baader-Meinhof, sus tácticas de guerrilla y sus políticas violentas en general, las mismas que inspiraron ‘The Invisibles’ de Grant Morrison.

 

 

La Red Army Faction complicó la evolución de Alemania después de la Segunda Guerra Mundial, pero en ‘One Model Nation’ se notan las razones por las que emergió el krautrock a través de una vibrante escena de rock progresivo, jazz experimental, música clásica y programación robótica, la cual generó el ambient, la electrónica y muchas otras expresiones en ambos lados del muro de Berlín.

 

Tomando como referencia a ‘Heavy Metal’, el proyecto de Courtney Taylor-Taylor obviamente nos recuerda a Kraftwerk, Can y Neu!, sin olvidar a Nina Hagen y Klaus Nomi, además de Iggy Pop, Lou Reed, Brian Eno y David Bowie; pero parten de ‘El héroe de las mil caras’ que tan buenas repeticiones nos ha brindado en literatura y cine, una estructura que plenamente nos permite ver la condición humana.

 

‘One Model Nation’ se sumó hace algunos años al arsenal de bandas ficticias favoritas, no la incluí en aquel especial que realicé en el programa hace más de un año, pero a un día de encontrarnos con Godzilla y la necesidad de un héroe, me pareció oportuno compartirles la historia de una banda industrial alemana que es blanco de su gobierno, se trata de agitación política como una ficción histórica y una fantasía de rock and roll que inicia en un concierto.

 

 

Wolfgang Flür y Nortec se unen para el año dual #AleMX

La colaboración que vimos en Vive Latino 2015 sigue evolucionando, ahora con motivo del año dual Alemania-México. Wolfgang Flür (ex integrante de Kraftwerk) y Nortec (Bostich y Fussible) unieron esfuerzos para elaborar el remix de ‘Moda Makina’ para musicalizar el clip donde se dan a conocer las actividades que serán parte del intercambio cultural entre el 2016 y 2017 entre ambos países.

El tráiler fue presentado al público la noche del jueves 4 de agosto en las redes sociales del Año Dual Alemania-México, evidenciando a través de los trajes típicos, bailarines y la música electrónica las raíces, el presente y el futuro de esta colaboración que pueden seguir con el hashtag #AleMx.

Para dar inicio a un año de relaciones bilaterales basadas en ciencia, cultura, educación, innovación, movilidad y sustentabilidad, participan bailarines de la Escuela del Ballet Folclórico de México y del grupo alemán Trachtenverein Isargau, los vemos interactuando en el vídeo oficial del Año Dual Alemania-México 2016-2017, como parte de un proyecto de colaboración entre creadores de ambos países.

En 2014 Flür y Nortec crearon ‘Moda Makina’, incluida en el último disco que lanzó el colectivo, ‘Motel Baja’, realizaron la presentación del track en VL15, después unieron esfuerzos en diversas presentaciones y se volvieron a reunir para trabajar juntos, ex profeso para musicalizar este tráiler elaborando un remix, que ahora pone el ritmo a la tradicional Danza de los Viejitos de Michoacán

“Kraftwerk fueron nuestros pilares en la música electrónica. Leímos su libro I was a robot y creemos que la letra en Moda Makina son pasajes de esa obra pero tijuaneados”, dijo Pepe Mogt, conocido como Fussible y quien fuera miembro de Nortec.

No te pierdas el sábado 6 de agosto el chat a las 11:30 horas, en el que los seguidores del Año de Alemania en México podrán preguntar a los músicos de Nortec y ellos responderán vía Facebook-live.

Para más información sobre el Año Dual Alemania-México 2016-2017, visita su sitio oficial y sigue sus redes sociales:

Facebook: /DualAlemaniaMexico

Twitter @alemaniamx

Instagram @alemaniamx

-->