hi

Keith Richards: la personificación del rock and roll

Keith Richards es uno de los músicos más rebeldes de la cultura popular del último medio siglo. Además de ser uno de los líderes de la mayor banda de rock que existe actualmente.

Pero Richards es además un personaje bastante reservado, con un expertise callejero, le sobra barrio, pues. La vida de excesos que caracteriza a Keith Richards nunca ha sido un secreto. Desde hace décadas el músico de 74 años se ha encargado de alimentar el mito alrededor de él, de hombre provocador, duro, bebedor y consumidor de gran diversidad de sustancias.

El hombre tomó la pasión por la música de su madre, Doris, y su abuelo Gus; pero lo que en verdad lo marcó fue haber escuchado a Elvis Presley.

En 1961, Richards coincidió con Mick Jagger en una estación de tren, aunque ya le conocía de vista, fue en ese momento que intercambiaron palabras que los llevarían a armar lo que hasta ahora seguimos conociendo como The Rolling Stones y con quienes Richards ha grabado 25 álbumes; además de los 5 que tiene como solista.

 

 

Este 2018, el guitarrista de los Stones publicó su autobiografía, en la que deja claro que no sólo no tiene la mejor relación con sus compañeros de banda y es ahí donde hace notorias sus diferencias con los músicos que lo han acompañado desde 1962, con excepción, quizá, de Charlie Watts.

Luego de medio siglo de andar juntos, parece que Richards no guarda el mejor recuerdo de los que integran la banda que ayudó a formar, y se refiere a ellos como desagradables, simplones, dedicándoles más palabras de irritación que de aprecio.

La experiencia del guitarrista con el uso de drogas es amplia. Es famosa su declaración hecha en 2007, admitiendo haber inhalado las cenizas de su padre. De igual forma, ha dicho que se ha convertido a sí mismo en un laboratorio de “A ver qué hace esto por la nariz, a ver esto por la vena… Pero en un momento determinado, hacia finales de los setenta, decidí que el experimento había ido demasiado lejos”, de acuerdo con una entrevista publicada por el diario El País, en 2015.

 

Te puede interesar: Rolling Stones, el carisma de la eterna repetición (versión México)

 

A principios de este 2018, su satánica majestad declaró que llevaba un par de meses sin consumir alcohol, sin embargo, dejó claro que eso no significaba que dejaría de consumirlo definitivamente, pues mencionó que más adelante podría estar de nuevo allí. En cuanto a otro tipo de drogas, Richards ha dicho que las ha dejado no por necesidad, sino que ha perdido el interés en ellas, pues ya le resultan aburridas y flojas.

Lo cierto es que aún mantiene un par de vicios, su gusto por el tabaco y el café, mismos que no piensa dejar, a un cuando sus médicos le han recomendado hacerlo.

Richards parece seguir cómodo en vida desde el lugar sagrado que se ha asegurado como divinidad del rock and roll.

Por ello, cuando está a punto de cumplir 75 años, lo celebramos todo el día en Rock 101 con programación especial: sus influencias, colaboraciones, grabaciones, y todo alrededor de este gran personaje, que siempre ha estado ahí, sonorizando el soundtrack de nuestras vidas…

 

 

-->