hi

On Record: Pop, Rock and Jazz

Álbum de la semana:

THE 1975

A Brief Inquiry into Online Relationships

 

 

Después terminara la grabación de su nuevo álbum, los miembros de la banda, se preparaban para realizar una intervención a su vocalista Matt Healy con el fin de rehabilitarlo de su adicción a la heroína.  el líder de la agrupación ha pasado por varias recaídas en su adicción, llevando en una situación de subibaja, al ver a sus compañeros preocupados por él, Healy inicio una rehabilitación intensiva donde terminaría por una vez por todas con su adicción.  Cuando los cuatros miembros se volvieron a reunir después de este proceso, en el bucólico Northamptonshire, el panorama que se les presentaba era el mejor que pudieron haber pedido, ya que contaba con: dos álbumes en el número 1, un apasionado grupo de fanáticos y el mundo a sus pies, donde echarlo todo a perder habría sido un crimen y un terrible cliché.

 

Puede ser un poco extraño que su nuevo álbum maneja con un cierto tono de adoración, enojo y honestidad, los temas de adicción, las relaciones, las redes sociales, y pareciera que su música es la playlist del coche de Satanás que  se está llevando al infierno al mundo, pero podemos escuchar un cierto tono de alivio en la producción en general, la música, los sentimientos y la voz, expresa un sentimiento de alegría “Tenemos a nuestro cantante de vuelta. Ok, él es un desastre, está por todo el lugar, cree en una cosa en un minuto y al siguiente lo opuesto, pero … ¡uf!”, es una descripción confusa pero honesta de los sentimientos que podemos ver que están plasmados en su nuevo disco. Más corto que su último (doble) álbum que es extensa y se llega a divagara, aquí podemos escuchar la perfección del pop  (TooTimeTooTimeTooTime), existe un detonante en los escenarios (Love It If We Made It), luego una tangente a la cena de lachrymose -club jazz (Mine) y Americana-polvo (Be My Mistake) antes de posarse en una electrónica de estructura (How to Draw / Petrichor) y la canción épica, (lighters-aloft torch I Always Wanna Die).

Todo este contenido es una breve relación de la vida que llevaron los miembros de la banda durante todo el proceso que vivo su vocalista

 

MY BRIGHTEST DIAMOND

A Million and One

Rhyme & Reason

 

Maternidad y divorcio un nuevo nombre para Shara Nova, antes Worden, regresa a la escena musical después de un breve descanso de cuatro años. la cantante de Michigan con formación en música clásica, colaboradora en algún momento de David Byrne y Sufjan Stevens, siempre se ha distinguido por su dualidad donde podemos apreciar los arrebatos repentinos destellos de luz   que acompaña a las letras de Steely Resolution y con un pequeño toque de ferocidad.  escucharla su alma desnuda con su fuerza es una sensación brutal, pero al mismo tiempo calmada. “Tú quieres ver mis dientes y yo quiero ver Champange”. Podrás citar a San Vicentes como una clara influencia, excepto que Nova lo hizo primero.

 

NEIL YOUNG

Songs for Judy

Shakey Pictures/Reprise

 

Oh, la ironía. cuando Young presenta este álbum en vivo advirtiende a las madres ruidosas y molestas que gritan por las viejas canciones “Si te gusta demasiado la vieja

música, sabes que, buena noche” o al menos son buenas noche para él, este álbum se eliminó de su gira de 1976, así que toda esta música es vieja, algunas muy viejas (una pista de Buffalo Springfield, Mr Soul); algo viejo, pero algo nuevo (la balada de anhelo que No One Parece Parece tener su primer lanzamiento); y algunos 100% clásicos (Heart of Gold, After the Gold Rush). así que buenas noches, pero con dulces sueños.

 

JEFF TWEEDY

Warm

dBpm

 

Tweedy es responsable de tres de los mejores eventos relacionados con la música de este año. Primero, un set de Wilco box que venía con un hacha de tala real (¡para todos los leñadores musicales!); luego sus memorias, Let´s Go (So We Can Get Back), donde nos enteramos de su papel en la transmisión de notas coquetas entre Mavis Staples y Bob Dylan; y ahora este álbum, donde se exploran maravillosamente las melodías de Wilcoesque en Some Birds, I Know What It Like y Let´s Go Rain, mientras Tweedy profundiza en sus propios impulsos más oscuros de “Having Been Is No Way to Be”.

 

ALESSIA CARA

The Pains of Growing

 

Ganadora del Grammy a mejor nuevo artista, de este año, la cantante canadiense se hizo famosa como adolescente en el 2015, cuando su primer sencillo, “Here´2”, obtuvo triple platinos en los Estados Unidos. Su álbum debut por lo contrario fue una decepción, pero el continuo deseo de mejorar lleno de personalidad la llevó a escribir cada canción en solitario, buscando así mejorar, este sentimiento la podría llevar a ser la siguiente Camila Cabello para el próximo año. Reflexiono sobre la montaña rusa que puede a llegar ser las emociones sin llegar a caer en la autoayuda, habla de las canciones íntimas que se sumergen en el dancehall, broody synth pop y folktronica.

 

BRYAN FERRY AND HIS ORCHESTRA

Bitter-Sweet

BMG

El hombre del esmoquin va de nuevo viajando en el tiempo. Si estabas intrigado por los instrumentos en su álbum Jazz Age, no serás desmotivado por las versiones de la era de Weimar de canciones de su repertorio y del repertorio de Roxy Music. Ferry agrega voces louche adecuadas y aunque muchos fanáticos prefieren los originales, se acerca a generar un ambiente lleno de humo que recuerda al gran Paolo Conte.

 

AFRO CELT SOUND SYSTEM

Flight

ECC

La fórmula Afro Celt puede sentirse como el equivalente del amor al audio, el collage de melodías y ritmos tradicionales sofocados por un ritmo de pista de baile sin remordimientos. Una meditación sobre las fuerzas de la migración, este conjunto funciona mejora cuando los invitados se une a la melodía, incluyendo un coro de la República Democrática del Congo, que pareciera que se mueven al centro del escenario. Las voces realmente toman vuelo.

 

SHOCK OF THE WEEK

MARIAH CAREY

Caution

RCA

Aquí hay una sorpresa: su decimoquinto álbum es una revelación. En su mayoría, a tiempo del ritmo R&B, Carey rinde homenaje a su apogeo en la década de 1990, pero actualiza sutilmente su sonido. Fuera de sus exaltaciones en el canto, nos presenta tonalidades más suave y sensual, su voz trippy en The Distance son una revelación. En cuanto a las letras, prescinde de los hombres que no alcanzan el placer, maldiciendo dulcemente mientras nos muestra su coraje o se hace una con las atmósferas musicales. Abundan los raperos invitados, pero ninguno le roba el escenario. Es el retrato de la balada es un punto culminante, pero sin tener relleno aquí.

 

MUST-HAVE REISSUE

KATE BUSH

Remastered

Parlophone

Lanzada en dos presentaciones, esta reedición de cuatro cajas, disponible en vinilo y CD, incluye los 10 álbumes de estudio de Bush, junto con rarezas, remixes y versiones de portada. En cualquiera de los dos formatos, estás viendo cientos de letras para todos los gustos, así que podrás elegir según tu estilo. Las cajas 1 y 2 te llevan de The Kick Inside a The Red Shoes, que es una espectacular y genuina carrera creativa por sí misma. Pero hay un montón de riquezas, así que puede ser el momento de comenzar a dejar caer algunas pistas en el período previo a la Navidad.

 

BREAKING ACT

SUZI WU

 

 

 

¿Quién es ella? Una cantante nacida en Blackpool, con base en Londres, con el nombre real de Suzie McDermott y recientemente firmó con AMF / Def Jam. Su segundo EP, Error 404, es una explosión de punky, una polémica parecida a la de Neneh Cherry, una flagelación que arrastra y purga el alma, un electro con TDAH con muestras pesadas y un pop descarado. La pista principal, Grim Reaper, se inspiró en la mala salud de sus padres y es tan conmovedora como feroz. Puede escuchar la influencia de la colección de discos de su madre (profundamente genial): Patti Smith, Riot grrrl, Beastie Boys, Beck, pero es lo que hace con ella lo que la distingue. En la superficie, estas canciones tienen en herramientas de precisión y son prácticamente perfectas.

¿Cuándo está disponible la música? su material será lanzado el 18 de enero; escucha a Grim Reaper en soundcloud.com/therealsuziwu.

 

PISTAS MÁS CALIENTE

 

 

Celeste: Lately

Un lamento del alma con un toque de humor que se presenta en la noche, eso es la nueva canción de Brighton hot tip is a spare, strung-out stunner.

The Magic Gang ft Jessie Ware: Take Care

Las cuatro piezas de la costa sur de los Estados unidos está destacadas en su álbum de debut, con la divina Ms Ware a lo largo del viaje.

Slowthai: Doorman

Producida por Muara Masa, esta mezcla llena de ritmo y punk de un extravagante rapero, te preparan para un candente 2019.

 

On Record: pop, rock y jazz

ALBUM DE LA SEMANA

MARIANNE FAITHFULL
Negative Capability

BMG

Tronada en París, acosada por problemas de salud artritis, espalda fracturada, cirugía de cadera fracasada y en duelo por la muerte de amigos, Marianne Faithfull está, milagrosamente, arreglándoselas para hacer alguna de la mejor música de su carrera mientras lucha con el dolor físico y emocional. Trabajando con un equipo de ensueño que incluye a Nick Cave y Warren Ellis, Ed Harcourt y Mark Lanegan, con 71 años, ha alcanzado una edad en la que el tiempo para reflexionar es una condición más que una opción. Usa ese tiempo aquí bien, en un álbum solista que, a través de su artística elección de material, se detiene en múltiples publicaciones de puesta en escena, musicales y teatrales, y es aún más poderosa por ello.

Una portada de It’s All Over Now, Baby Blue, reelaboraciones de As Tears Go By y Witches Song (de Broken English), un dueto con Cave —“The Gypsy Faerie Queen”— inspirada en A Midsummer Night’s Dream”: recuerdan la longitud y amplitud de su irregular carrera, a menudo problemática. Las nuevas canciones también tienen la suya: la conmovedora Born to Live (escrita para Anita Pallenberg); una escalofriante co-escritura con Lanegan sobre la masacre de Bataclan (They Come at Night); La inquietante No Moon en París. De principio a fin, la música es austera, cortés, fantasmal, refuerza los temas de la pérdida, la soledad y el tormento. Puede que Faithfull no esté viajando “a través de París en un auto deportivo con el cálido viento en su cabello”, pero es para nuestra gran suerte que, habiendo buscado allí, esté haciendo música tan visceral y convincente como esta.

JEFF GOLDBLUM
The Capitol Studios Sessions

Decca

La estrella del cine como pianista de jazz. Si viste a Goldblum como invitado en The Larry Sanders Show hace años, sabes que puede manejar a un vamp Miles. Mientras la audiencia grita, él se divierte en los estándares, con el trompetista Till Bronner haciendo solos. Imelda May agrega un cameo y Sarah Silverman se tambalea a través de Me and My Shadow. Con un toque cinematográfico, la banda se despide con el tema de Nino RotaAmarcord”.

BARBRA STREISAND
Walls

Columbia

What happened to just being kind? El acercamiento a corazón abierto de la cantante sobre la división política de Estados Unidos puede sonar como una tarjeta de felicitaciones de una homilía. Pero en un momento en que las cosas parecen ir de mal en peor, al menos merece recibir crédito por sostener su estandarte en alto. Realmente tienes que ser un fanático para disfrutar de su acoplamiento lacrimoso de Imagine y What a Wonderful World, pero Dont Lie to Me tiene un ritmo convincentemente contemporáneo.

SUN KIL MOON
This Is My Dinner

Caldo Verde

Inspirado en su gira europea el año pasado, el nuevo lanzamiento de Mark Kozelek pone a prueba la paciencia de una maneras que ni siquiera las secciones más autoindulgentes de la obra del cantante de San Francisco han logrado hacer. Si puedes llegar a la segunda mitad, encontrarás covers con cariño de canciones de David Cassidy y AC/DC. Para llegar allí, tendrás que navegar a través de extensas y enfurruñadas historias de viajes llenas de misantropía Trumpiana, sexismo repelente, pedantería que agota el alma y ocasional ingenio mordaz. Buena suerte.

DAVID ALLRED
The Transition

Erased Tapes

Allred ha twitteado que estaba “tratando de volver a aprender cómo apreciar la música de la misma manera que lo hacía cuando tenía 14 años”. A todos nos gustaría hacer eso, yclaramente una forma sería escuchando The Transition”. Esta es la música de la belleza trascendente. El sonido mínimo de Allred, a menudo solo voces en capas o tal vez un piano y un contrabajo, alcanza una pureza extraordinaria que solamente algunos artistas alcanzan. Sumérgete en sus drones que son como himno y emergerás renovado, limpio, tal vez incluso curado.

BILL RYDER-JONES
Yawn

Domino

Desde que dejó “Coral, Bill Ryder-Jones ha producido trabajo que va de género en género. En Yawn, dirige su atención a hacer una raqueta realmente fuerte con su guitarra. El resultado es brillante. Theres Something on Your Mind tiene la intensidad de Mogwai o Neil Young de la era Arc; There Are Worse Things I Could Do, es básicamente Lou Reed cantando algo del tercer álbum de Velvet Underground, respaldado por Pixies; mientras que Mither (¿título de la canción del año?) presenta un riff de cuatro notas bajado directamente del Monte Olimpo.

THE PRODIGY
No Tourists

BMG

Olvídense de la mediana edad. A lo largo de 10 canciones, Liam Howlett hace travesuras como un niño que vive de los antros. Hablando del sonido, el séptimo álbum de su banda pisó terreno familiarlos estruendosos ritmos del hip-hop, los aplastantes sintetizadores de rave, un desquiciado Keith Flint gritando lemas sin sentidopero es la eficiencia con la que Howlett captura el caos que convoca el apogeo de Prodigy. La muestra ultramagnética de MCs de We Live Forever hace referencia a Out of Spacede 1992, mientras que Barns Courtney canaliza a John Lydon en Give Me a Signal.

ROCK RAP DE LA SEMANA

IMAGINE DRAGONS
Origins

Polydor

A pesar de haber sido catalogado como una pieza complementaria para el exagerado Evolve de 2017, Origins es por mucho un mejor disco. Imagine Dragons no conoce la sutileza, pero en éste, al menos hay matices de ella, y la voz de Dan Reynolds tiene el espacio que necesita para brillar. Las percusiones de Boomerangse acercan al ensueño, West Coast es country empapado de acústica y Lovees electro dulce y cantable. Pero son las estruendosas pistas de rock-rap que mantendrán las corrientes de la banda en aumento: Natural ya es un éxito.

DEBEN SER REEDITADOS

FLEET FOXES
First Collection 2006-2009

Nonesuch

Para conmemorar su décimo aniversario, el álbum debut de Fleet Foxes vuelve a aparecer con un paquete de extras que incluye su primer EP (homónimo), el Sun Giant EP, un folleto, lados B y otras peculiaridades. Las canciones de country, folk y pop de la banda de la costa oeste de Seattleque actuaron como una carta de amor en forma musical de armonía cercana a un idilio pastoral americano que posiblemente nunca existió— llegaron como si fueran de otra época, provocando caídas nostálgicas en críticos y en los mejores lugares de fin de año.

ACTO DISRUPTIVOS

VERA SOLA

¿Quién es ella? Danielle Aykroyd, cantante, poeta y multi-instrumentista basada en Nueva York y Canadá. Describe Shades”, su álbum de debut, como “la monstruosa suma quimérica de todas mis experiencias” (dicho como una verdadera poetauna con una licenciatura en literatura de Harvard, para arrancar). Las 10 pistas vívidamente detalladas del álbum, imponen letras negras y astutamente humorísticas sobre las experiencias de sus personajes femeninos, tribulaciones, triunfos y errores en la música que mezcla folk-noir, rockabilly y alt-country, emitidos en una vozo vocesque un minuto aluden a la dicción de cristal tallado de Marianne Faithfull, y al tembloroso y conspirativo canturreo de Johnny Cash al siguiente. Un talento absolutamente singular.

¿Cuándo estará disponible su música? El viernes, en Spectraphonic; verasola.com

PISTAS MÁS CALIENTES

Connie Constance: Fast Cars

Ecos de Neneh Cherry y de Bat for Lashes por aquí, en la brillante y ardiente canción de la nueva cantante de Watford, ferozmente polémica.

 

Gloria: Dancehall No 3

Del nuevo y maravilloso Ep de Seonset, el psíquico-pop de Lyons, una canción que simultáneamente canaliza los mediados de los años sesenta, Stones y Abba.

 

Hatchie: Adored

La nueva canción de la cantante y compositora australiana Harriette Pilbeam es pura alegría y pop de ensueño.

 

Texto tomado de The Sunday Times: https://www.thetimes.co.uk/article/pop-rock-album-review-marianne-faithfull-negative-capability-k835nwg7r?shareToken=a7a2c593fec9bc89b8e15e3535478928

Lanzarán disco inédito de John Coltrane

El LP incluye dos temas de los que no se tenía noticia… 

La necesidad de reciclar la música

La primera vez que reciclé algo fue cuando borré los cassettes de Julio Iglesias de mi abuela para grabarles encima al grupo de jazz crucero Shakatak, que me andaba presumiendo uno de mis tíos. “Consigue un cassette y graba los discos que quieras”, me dijo, y los que estaban más a la mano eran los del madrileño, la neta.

Por esos días mi abuela culpó a mi prima de andar de enamoradiza y pronta y de estar pensando “tonteras” con la música del intérprete de (¡válgame título más oportuno!) ‘De niña a mujer’, y le dijo que no anduviera agarrando sus cosas. Luego apuntó sus baterías contra mí y me espetó, con esa gritería de barítono en drogas: “y usted, escuincle cabrón, si quiere grabar mariguanadas de jazz borre los cassettes de Louis Armstrong de su abuelo” (¿?).

Recientemente me deshice de un cinturón de cuero y estoperoles que me duró 15 años y que compré en Pull and Bear cuando era soltero, sin kilos de más, adinerado, fashionista y me compraba ropa con calacas purpúreas, estampados vintage y esténciles con aerosol. La prenda ya no daba para más, parecía serpiente exprimida, parecía el Kikín Fonseca en sus últimos partidos en el equipo Santos de Guápiles de Costa Rica (existe, lo juro).

No obstante, cuando dejé morir a mi viejo y fiel compañero con agujeros suficientes para darme batalla me vino a la mente la canción ‘El final’ de Rostros Ocultos y me invadió la pena ajena. Gracias a la magia de YouTube corrí a revivir esa canción tan zonza como melodramática para darme cuenta que viví engañado mucho tiempo (lo mismo me sucedió hace poco con los Fabulosos Cadillacs) y me pregunté cuánta música andamos reciclando y dejando de lado por ese curioso fenómeno llamado madurez.

 

En su artículo ‘Psicología de la música y emoción musical’, Josefa Lacárcel Moreno señala que “La melodía afecta a la vida emocional y afectiva y es el diencéfalo el que recibe los motivos y diseños melódicos, adquiriendo éstos significación, despertando así todo un mundo interior de sentimientos y emociones”. Más adelante, la especialista señala que la música incide directamente sobre la inteligencia emocional (ya me imagino lo “inteligentes” que son los que escuchan reguetón).

Lo que yo creo es que con el paso del tiempo la cada vez mayor actividad musical de cada persona va adecuándose a la madurez emocional que va desarrollándose y, por ende, es necesario evolucionar también en ese sentido. Lo extraño del caso es que puedo dejar de lado a Creedence, LFC y Rostros Ocultos pero no a Timbiriche… ¡Aaah! Quizás eso se deba a que, de estos últimos, aprecio la melodía sencilla pero no presto atención a las letras cuando de aquéllos no aprecio absolutamente nada. Por el contrario, su sonido general me parece ramplón, pero eso es sólo una apreciación personal.

Lo extraño del caso es que quienes presumimos saber de música también creemos que tenemos el poder de ningunear cualquier ejemplo musical y a sus adeptos. Pero hay una trampa.

 

En ocasiones envidio la capacidad de otros de tener un espectro mayor de tolerancia en lo que respecta a las artes, no obstante, la música que escucho me resulta positiva para mis emociones y mi inteligencia emocional, y forma parte del medio ambiente en el que me desarrollo. Es como un enorme árbol de canciones del que arrancas la que se te antoja en el momento y luego la dejas florecer de nuevo.

Cuando borré los cassettes de Julio Iglesias de la abuela pensaba que esa música sosa y blandengue no era digna de mis oídos acostumbrados a los machetazos de Iron Maiden, no obstante, cuando me convertí en un adulto contemporáneo, o bien en un romántico caprichoso, cantaba ‘Hey’ a todo pulmón en un Vive Latino (o en cualquier borrachera) cuando la pulsaba La Gusana Ciega. Es decir: caí en la trampa.

Regularmente hablamos de la nostalgia ventajosa de los acetatos y los cassettes ante la facilidad del archivo digital, pero de éste no hemos referido esa ventaja del botón de delete que se compara con meter papelitos babeados en las ranuras de los cassettes para matar eso que no nos gusta. Eso podría llamarse intervención, ahora que el lenguaje del arte alternativo se usa para todo.

Cuando escribía para El Universal, hace más de 15 años, me solicitaron para hacer una entrevista telefónica con Pablo Milanés (entonces era yo un iluso que escuchaba la trova con mucha esperanza) y tras una reyerta con el cubano necio que bateó mis preguntas inteligentes y al que sólo le importaba que se llenara su concierto en México, regresé a casa y apliqué la bella fórmula de: Ctrl+E+borrartodo y me deshice de todas sus canciones. ¡Al retrete y a jalarle como cuando las evidencias no son necesarias!

Cuando reciclas el gusto musical, más que la música en sí misma, quedan memorias que, sin embargo, pierden potencia. No está de más decir que las viejas canciones son postales que, con el paso del tiempo, pierden color a fuerza de verlas. Peor aún si se desperdician en uno de esos exabruptos románticos de andar dedicando los sentimientos personales contenidos en las canciones.

La idea es, ¿cuántos cassettes de sus papás borraron por la emoción de encender la radio y escuchar ese hit que, en unos años, sería tan prescindible como importante?

-->