hi

El Bronco: naufragio de una candidatura independiente

Los disparates de Jaime Heliodoro Rodríguez, mejor conocido como El Bronco, en la elección presidencial 2018 no pasarían del anecdotario de las cosas absurdas que le han sucedido a este país, si no fuera porque se trata de un candidato independiente, el primero que llegará a la boleta bajo esas condiciones en México.

 

El contar con candidatos o candidatas independientes en este país ha sido una larga batalla para romper con el monopolio de los partidos políticos cuyos aspirantes -como ahora mismo está a la vista de todos-, se han quedado con la mayor parte del dinero público y de los espacios en medios de comunicación para promoverse.

 

Por eso contar con voces surgidas de ámbitos distintos o al menos no vinculados a los grupos de poder dentro de los partidos fue algo significativo, sobre todo, para una incipiente democracia como la mexicana. Sin embargo,  “El Bronco” –como se le ha conocido popularmente- no tiene ninguna posibilidad de llegar a la residencia oficial de Los Pinos y quizá sea mejor que se mantenga en el sótano de las encuestas, a  juzgar por sus números dentro de las preferencias electorales –no ha llegado ni al 3%-

 

Veamos lo absurdo pero a la vez preocupante de esta historia: Jaime Rodríguez Calderón aparecerá en las boletas electorales el próximo 1 de julio  gracias a una maniobra dentro del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF). Cuatro de siete magistrados; Felipe Fuentes Barrera, José Luis Vargas Valdez y Mónica Soto Fregoso consideraron que le vulneraron su derecho a defenderse en el Instituto Nacional Electoral (INE).

 

Intelectuales, politólogos y periodistas han criticado duramente este fallo toda vez que previamente en el INE habían descubierto que “El Bronco” y sus colaboradores hicieron trampa para registrar la candidatura independiente: presentaron 158 mil 532 credenciales de elector simuladas, entregaron 205 mil 721 fotocopias de credenciales de elector y, además, hubo 23 mil 644 documentos no válidos.

 

“Las firmas falsas no son un fraude, son una travesura”, dijo Jaime Rodríguez en una de sus primeras reacciones. El INE también echó de la contienda a Armando Ríos Pitter y dejó a Margarita Zavala, la esposa del ex Presidente Felipe Calderón. Ahora ella ha decidido no seguir  pero fue por decisión propia.

 

La sorna con la cual tomó las cosas “El Bronco” fue para sorprender a cualquiera, para quedar un tanto congelados. No sólo porque de suyo ya era bastante grave el tema de las firmas, sino porque el señor venía de ser Gobernador de Nuevo León, una de las entidades más importantes del país, entre otras cosas, por su peso industrial.

 

Además, Jaime Rodríguez, fue el primer mandatario estatal que ganó por la vía independiente. En su momento arrasó con sus adversarios al obtener el 49% de los votos contra 23% del PRI encabezado por Ivonne Álvarez y 22% de Felipe Cantú quien representó al PAN.  Ahora, ha buscado la candidatura presidencial por la misma ruta, pero con trampas.

 

El TEPJF lo puso en la boleta por medio un polémico fallo y, entonces, la figura de “El Bronco” se agigantó pero hacia el lado oscuro de la democracia mexicana.

 

Como gobernador ya había dicho algunas frases que lo pintaron de cuerpo entero: “la adopción homoparental es antinatural” y  “en Nuevo León no hay desaparecidas, se van con el novio”.

 

Hubo algunas otras polémicas como cuando dijo: “(…) Más o menos hemos gastado como 6 millones de pesos, mi caballo no me cuesta mucho; come alfalfa, zacate y un bulto de alimento por semana. Mi caballo anda conmigo como anda mi vieja, pero come menos que mi vieja. Me sale mucho más barato mi caballo que mi vieja”.

 

Antes de ser Gobernador, en el año 2009, “El Bronco” fue alcalde de García, Nuevo León, cuando todavía militaba en el PRI.  Apenas cuatro días después de asumir el cargo fue asesinado su secretario de Seguridad Pública, Juan Arturo Esparza García junto con sus escoltas a manos de un grupo armado.

 

La respuesta de Jaime Rodríguez fue depurar a la policía municipal ante las sospechas de que algunos de sus integrantes eran cómplices de esas muertes. Tiempo después, el 25 de febrero del 2011, él salió ileso de un atentado perpetrado por cinco sicarios entre los que se encontraban al menos tres ex policías municipales. Eso fortaleció su imagen de ser un hombre duro, que toma decisiones a cualquier costo.

 

“El Bronco” fue militante del PRI hasta el 14 de septiembre del 2014, poco antes de buscar la candidatura independiente a Gobernador de Nuevo León. Ahora, como aspirante a la silla presidencial sus posibilidades son mínimas, a juzgar por las encuestas electorales, mismas que él y su equipo han tratado de minimizar.

 

Durante su campaña, cuando se reunió con consejeros regionales de BBVA Bancomer propuso darle azotes a quienes roben o secuestren niños.

 

“(…) ¿Qué le debemos hacer a ese delincuente? ¿Perdonarlo, meterlo y sujetarlo a la ley tradicional y a la costumbre de cualquier delito? Yo tengo que decirle a los mexicanos que yo actuaré con dureza en ese sentido. No pretendo ser un gobernante radical, lo que pretendo es decir a la gente que mire cómo está este país y qué es lo que hicieron”, explicó ante quienes lo invitaron.

 

La gente, estupefacta, no reaccionaba; casi todos guardaban silencio. “El Bronco” los invitaba a no ser “mansitos” porque él va a necesitar únicamente a los valientes.

 

“¿A ver levanten las manos los valientes?”, les pedía. Sólo unos cuántos le hicieron caso.

 

No mucho tiempo atrás, durante el primer debate propuso mocharle la mano a los funcionarios que roben del erario y  también se ha manifestado a favor de la pena de muerte. La última de sus propuestas, durante el segundo debate, fue expropiar Banamex en caso de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, siga reticente a firmar de nuevo el Tratado de Libre Comercio.

 

Jaime Helidoro Rodríguez no ha necesitado de un partido de derecha extrema para parecer un fascista. “El Bronco” quien se ha convertido en el primer candidato presidencial independiente, sí ha marcado distancia de los aspirantes surgidos de otros partidos, pero por lo absurdo de sus ideas tomadas de regímenes autoritarios (mochar las manos) o imposibles de concretar como la pena de muerte.

 

Una candidatura independiente manchada por trampas, por una maniobra judicial inentendible y un personaje que aún parece saber dónde está parado.

El Bronco demandará a Reforma

Jaime Rodríguez El Bronco,  candidato independiente a la presidencia de la República, demandará al periódico Reforma por supuestamente crear una novela con dos de sus reporteros, quienes investigaron como los auxiliares conseguían bajo engaños las firmas para que aparezca en la boleta de las elecciones de julio de 2018.

Reforma tiene 2 años diciendo que estamos haciendo las cosas mal, pero las cosas se han hecho bien y el INE ha resuelto las quejas que tiene”, manifiesta El Bronco en entrevista con Luis Farías en Alternación 101.

El periódico el Norte nunca se ha quejado ante la autoridad y como “están enojados porque no los pelo, pues esa es la razón” de la nota periodística, afirma el primer gobernador en ganar una elección por vía independiente.

El periódico Reforma publicó este lunes que a los auxiliares del aspirante se les ordenó engañar para sumar rúbricas a su causa.

Los integrantes del equipo de trabajo pedían al ciudadano apoyar a un candidato independiente que no era Rodríguez y, cuando entregaba su credencial de elector se asignaba la firma al político, según la misma información.

Lee también: Anaya va contra contratistas y políticos

“No será que lo inventaron o hicieron la novela, yo los voy a demandar y voy acudir a mi derecho constitucional de demandar a los mentirosos”, dice el hombre, quien el 20 de diciembre de 2017 presentó ante el Congreso de Nuevo León su solicitud de licencia para dejar el cargo y de esa manera competir en los comicios de 2018.

Los diputados locales le autorizaron a El Bronco para que se ausentará por más de seis meses al frente del gobierno de Nuevo León. Ese permiso inició el 1 de enero de 2018 y terminará unos días antes de las elecciones presidenciales, estatales y municipales de julio.

“ Quiero ser presidente para que los políticos ya no vivan del gobierno, así como para correr a los políticos huevones del gobierno”, concluye El Bronco.

Lee también: Meade promete que será implacable

 

 

 

-->