hi

Sonic Arsenal – IMCINE, preservando nuestros recuerdos cinematográficos

Con un timeline lleno de frases, trataba de pensar en una pero solo venía a mi cabeza un cartón de ‘Crónicas Marcianas’, Trino hacía referencia a un momento cantadito tipo Pedro Infante, nos dejaba el resto para completar en la mente: “a ver si a esta le das contestación…”. Así como nos sucede con José José, Juan Gabriel o el periodo azotadísimo de baladas románticas, todos convivimos con algún momento de la comedia ranchera mexicana, afortunadamente la gente de Internet proporcionó una visión más amplia con el hashtag para celebrar el Día Nacional del Cine Mexicano.

Aquello de #FrasesdePeliculasMexicanas fue la puerta de entrada para muchas imágenes y conexiones con ciertas películas, para algunos se trata de un recuerdo generacional, pero como nos ha demostrado el cine mexicano en los últimos dos años de celebración, aquel nostálgico blanco y negro solo es un instante en una industria que afortunadamente sigue creciendo y sigue incorporando más frases memorables y que no se pueden encasillar en la idea de que la época dorada nunca volverá.

Nuestra memoria activa del cine mexicano tal vez falla cuando se trata de ir a los estrenos para darle mayor permanencia en salas a las películas, la iniciativa de celebrarlo cada 15 de agosto busca cambiar nuestra percepción y el hambre de blockbusters con ciclos gratuitos de películas contemporáneas, pláticas, exposiciones y, por supuesto, el continuo llamado a la preservación.

 

 

En el segundo año consecutivo en el que se celebra el Día Nacional del Cine Mexicano ese ha sido uno de los temas principales, claro que se trata de promoción, exhibición y la formación de públicos, pero eso no se logra sin el material, por esa misma razón el IMCINE ha estado abriendo sus instalaciones para que descubramos el increíble trabajo que significa mantener un acervo que no solo abarca películas, también incluye hojas de prensa, 47 mil piezas de fotomontajes, alrededor de 20 mil negativos de 8×10 y carteles nacionales y extranjeros que muestran la riqueza del proyecto que inició en 1983 y se ha ido adaptando a los tiempos entre el material análogo que exige muchos cuidados y la digitalización que abarca muchos cerebros electrónicos.

Me invitaron a realizar un pequeño recorrido por las bóvedas donde se resguarda el acervo de IMCINE de producciones y coproducciones, donde además de preservar la memoria del cine nacional, sus procesos de sistematización y digitalización permiten que disfrutemos de películas restauradas, como la de ‘El Castillo de la Pureza’, presentada el miércoles de la semana pasada en la gala del Día Nacional del Cine Mexicano.

 

 

También podría interesarte: Banda sonora 101: cine rock mexicano

Con más de 1200 películas, el acervo del IMCINE se distribuye a lo largo de espacios de clima controlado que concentran “un archivo joven”, como me comentó María Elena Durán Payán, encargada del acervo iconográfico de la bóveda y quien a lo largo del recorrido me mostró como llegan los materiales, la manera en que se van dividiendo para su preservación y la realización de exposiciones como las que actualmente se exhiben en la Sala 2 de la Cineteca Nacional, el metro Coyoacán y el Auditorio Nacional.

Aunque no es un archivo abierto al público, muchos de los materiales del acervo de IMCINE continuamente están recorriendo ciclos, festivales y exposiciones, todo comienza en el interés por crear una memoria que se pueda compartir con los espectadores, es uno de los primeros pasos en la formación, pero depende de nosotros darle una oportunidad a las producciones nacionales para que siga creciendo la industria.

 

Nadie ve cine financiado por mexicanos

No todo el cine mexicano triunfa ni es taquillero. Prueba de ello es la película financiada con dinero de los recursos públicos Aulas para cerrar celdas, un filme de la directora de cine Paloma Ayón que apenas logró juntar en una década más de 3.21 pesos, mientras estuvo en la cartelera.

Así como este filme: Hay unas 11 películas más que juntaron menos de 100 pesos cuando fueron exhibidas en los cines, a pesar de que recibieron fondos de los contribuyentes mexicanos que van desde los 600 mil hasta 7 millones de pesos para su filmación, revela el Instituto Mexicano de Cinematografía (IMCINE).

Lee también: Compra una isla como Johnny Depp

Por más que el gobierno mexicano invierta en la industria, las películas no logran ni siquiera recabar la inversión que recibieron y los filmes se quedan enlatado por años.

En 2007, Aulas para cerrar celdas recibió 600 mil pesos de financiamiento del Fondo para la Producción Cinematográfica de Calidad (Foprocine); y a la vuelta de 10 años sólo había recaudado 0.0000535 por ciento del dinero invertido de los contribuyentes, según datos a los que tuvo acceso Rock 101.

 

 

Eréndira Ikikunari obtuvo sólo 0.0002822857142 por ciento de los recursos recibidos por Foprocine, es decir 19.76 pesos. Esta película de Juan Mora recibió un capital de 7 millones de pesos por parte del organismo público en 2004.

La Tijera Brillante, una película de Lorena Fuentes Sebastián Díaz, ingresó  0.002081 por ciento o 41.62 pesos, de los casi 2 millones de pesos recibidos 2007.

Las cifras del IMCINE obtenidas a través de un pedido de transparencia reflejan que otras películas mexicanas obtiene ingreso muy por debajo de 1 por ciento del dinero financiado.

Ahí están El Albergue, que tuvo de ingresos de 0.0019009324738 por ciento; Domar la Tierra con ingresos de 0.001514 por ciento; Música Ocular con ingresos de 0.0019881898027 por ciento; Carmita con ingresos de 0.0013624801271 por ciento; El Ciruelo con 0.0025004283728 por ciento; y La Carta… sagrario nunca has muerto con ingresos de 0.0047625 por ciento.

A decir del IMCINE, mucho de las propuestas cinematográficas son financiadas para obtener premios, pero 8 de las películas no obtuvieron algún reconocimiento ni en México ni el extranjero.

Sólo la Carta… sagrario nunca has muerto, Otro tipo de música y El Ciruelo fueron galardonadas con menciones especiales o con premios por ser el mejor guión en festivales nacionales e internacionales.

 

Lee también: Mexicanos financian cine de Amat Escalante

-->