hi

El Soundtrack de la Vida – Me llaman Giorgio

Los encuentros con la música suelen ser casuales, fortuitas coincidencias.  Puede ser una canción que escuchamos en una fiesta, haciendo zapping en la TV, moviendo el “dial”del radio, en el transporte público o en el cine.

Así fue mi encuentro con Giorgio Moroder, sin duda uno de los productores musicales más importantes del siglo XX, a través de la película Neverending story de 1984, interpretada por Limahl (a quien nunca volví a escuchar), y compuesta por Giorgio Moroder (de quien escucharía mucho más en el futuro). 

Aunque ya había oído composiciones de Moroder en el cine (Flashdance en 1983), el tema de Neverending story captó mi atención de forma especial, al punto de querer tener el LP del soundtrack y leer por primera vez el nombre de Giorgio en los créditos.

Por supuesto que mi recuerdo más antiguo de Moroder (sin saberlo) es el sencillo de 1980 “Call me” de Blondie, compuesta para ser el tema principal de la película American Gigolo dirigida por Paul Schrider que lanzó a la fama a Richard Gere, hasta el momento de escribir esta entrada, no he visto dicho filme así que no puedo decir más al respecto.

¿Te perdiste nuestro especial dedicado a Giogio Moroder? Escúchalo completo en nuestro servicio #OnDemand.

Lo que les puedo contar es que Moroder quería que el track fuera compuesto y grabado originalmente por Stevie Nicks y Fleetwood Mac sin embargo un cláusula contractual que les impedía trabajar con el italiano llevó la oferta a Debbie Harry y Blondie.

Moroder le presentó a Harry una pista instrumental a la que él llamó Hombre-Máquina para que elll¡a escribiera la letra y la melodía y el resto es historia.

La relación de Moroder con el séptimo arte es muy vasta y le ha valido para tres Premios Oscar, uno por mejor música original para Midnight Express en 1978 y dos por mejor canción original, Flasdance en 1984 y Top Gun en 1987, esta última fue por el sencillo “Take my breath away”, interpretado por la banda de new wave Berlin y también fue premiada con un Golden Globe en la misma categoría ese mismo año.

Escrita por Tom Whitlock en 1986 para la cinta protagonizada por Tom Cruise, fue primer lugar en el Billboard, curiosamente la banda sonora de la película fue un gran éxito y el álbum Count three & pray de la banda un rotundo fracaso.

La influencia de Moroder en la música es también muy amplia, es considerado un visionario y revolucionario de la industria su contribución ha recibido múltiples premios y reconocimientos, para mi uno de los más importantes es el track/ homenaje que realizó Daft Punk en su álbum Random Access Memories del 2013 y simplemente titulado Giorgio by Moroder.

El dueto francés compuso un tema de un poco más de nueve minutos alrededor de un monólogo autobiográfico del propio Moroder.
Aunque el track es acerca el italiano, no participó en el proceso y su única contribución fue la voz.

En la letra Moroder habla de los sintetizadores como la música del futuro y esa fue la base de su aportación al mundo de la música, sin Moroder al frente de la evolución musical de los 70,s y 80s tal vez habría habido muy poca innovación, y el legado de un hombre llamado Giovanni Giorgio al que todos llaman Giorgio se habría perdido y no acompañaría el soundtrack de nuestras vidas.

#SonicArsenal – el retro futuro

El 2017 suena muy parecido a las década de los 80, las series en streaming y películas recientes nos recuerdan cada vez más a esa banda sonora, algunos piensan la herencia de Giorgio Moroder y muchas bandas de synthpop, sin embargo lo que tenemos en la actualidad cuenta con la influencia de John Carpenter, quien nos regaló auténticas maravillas con el sello del sintetizador como leitmotiv. ‘Stranger Things’, ‘Drive’ e ‘It Follows’ nos llevan a su debut discográfico del 2015 y al próximo ‘Anthology: Movie Themes 1974–1998’,  una recopilación de sus bandas sonoras más significativas que posiblemente desatarán una nueva euforia oscura electrónica.

 

 

Continuando con la nostalgia de lo tangible que permite el regreso del vinilo, su impresión en 3D como pirataje retro futurista mientras otros deciden crear copias en placas de Rayos X (al estilo del mercado negro en la Unión Soviética), en el mes de octubre se celebrará el cuarto Cassette Store Day, aún no hay detalles de la celebración en México, pero visiten cassettestoreday.com y realicen su pedido de ediciones limitadas en ese formato a su tienda física favorita.

-->