GEA

El Partido Revolucionario Institucional (PRI) cambió de presidente y realizó ajustes en su estrategia de campaña, para relanzar a José Antonio Meade, sin embargo, eso difícilmente solucionará el desprestigio de los priistas y del gobierno de Enrique Peña Nieto, que le impiden crecer con respaldos de la ciudadanía que no los quiere ya en el poder