hi

La historia de Super Sound, imperdible en el Corredor Cultural Roma Condesa

En un momento en que diversos directores alrededor del mundo intentaban capturar las tiendas de discos en lucha o en plena extinción (luego resurrección), Pilar Ortega va un poco más atrás con ‘Just Like Heaven’, documental que cuenta la historia de Super Sound, la tienda y el epicentro de los sonidos, las formas e incluso las cofradías de conocedores que aún prevalecen en la industria de la música en la actualidad en México.

La directora nos muestra Super Sound a través de una sola fotografía, nunca vemos el ambiente de trabajo o los compradores capturados en instantáneas, mucho menos nos sumergimos en material de archivo, un punto que podría ser extremadamente débil pero que logra sostenerse por una razón: el pasado como periodista de Pilar Ortega. Las carencias de ‘Just Like Heaven’ en el área de las imágenes son cubiertas por las entrevistas.

Las referencias visuales que podrían crear otra dinámica en el documental son pocas, sin embargo todos los entrevistados hacen un gran trabajo al llevarnos hasta ese lugar en Polanco en el que de 1981 a 1993 acogió a excéntricos, conocedores y, como dice Uili Damage, los que intentaban “vivir todos los días de la música”.

Es a través de las cabezas parlantes como llegamos a conocer no solo a Super Sound, también nos trasladamos a los años en que la música no significaba únicamente consumo, sino centro de reunión, la comunión entre escuchas durante horas en un sólo sitio, las estrictas tribus de sonidos, la carencia de espacios, la selección del personal por aptitudes y perfil excéntrico, el momento en que comprar en Super Sound era un reto o algo no permitido para ciertos compradores y los años de gloria con un catálogo envidiable.

 

 

Como muestra ‘Just Like Heaven’, el impacto de la tienda y de muchos de los que trabajaron ahí significó un cambió en los oídos de otros, sobre todo cuando se incorporaron a otras áreas de la industria, con participaciones en la estación de radio Rock 101 a través de varios programas especializados, la creación de grupos, la realización de viajes masivos hacia el extranjero para ver bandas que parecía imposible que pisaran suelo mexicano y la organización de conciertos en lo que todavía tenía regente y se conocía como Distrito Federal, como el de Blue Öyster Cult, Peter Murphy / Pixies y Front 242, los primeros cancelados, uno por el gobierno de aquella época y el otro por una estafa de un supuesto promotor, del último se realizó una fecha, la segunda se canceló por quejas de los vecinos del Teatro Angela Peralta.

Podría interesarte: Vamos a la tiendita

Nos gustaría ver más imágenes, conocer el lugar, percibirlo en sus brevedades o cambios al exterior en la actualidad, pero ‘Just Like Heaven’ la historia de Super Sound es la recreación de un espacio con base en las anécdotas y el distintivo movimiento de dedos que ves en todos los entrevistados, recuerdo del paso de discos de vinilo invisibles en una búsqueda interminable, una en donde a pesar del desconocimiento del espacio, los cortes abruptos de animación es que marcan cada bloque y la infinidad de detalles en muchas (muchas, muchísimas) declaraciones, logras trasladarte hasta una época nostálgica, que acaba precisamente con la llegada de la cadena de tiendas Mixup.

No te pierdas la proyección de la película en la sede 1 de #Revolución33 dentro del Corredor Cultural Roma Condesa:

Pulquería Insurgentes (Avenida Insurgentes Sur 226, Roma Norte)
DJ sets en vivo del equipo rockcientoúnico
Pop up store de vinilos
Venta de productos de Rock 101
Fecha: 5 de mayo
Horario: 17:00 a 20:00 horas

Entrada Libre

CTRL: FEST, la segunda oportunidad de nuestros sueños industriales

Si la acepción en relación a la existencia, donde se le describe como un recorrido en círculos fuera cierta; entonces ya estaba escrito que aquella mítica presentación en vivo de los proyectos EBM Front 242 y Década 2 de un añejo 25 y 26 de septiembre de 1991 en el Teatro Ángela Peralta tendría su segunda oportunidad en el CTRL: FEST 01 nadie lo habría creído.

En esa ocasión solamente se presentó la banda belga el primer día, gracias al retraso del audio y la suspensión del segundo debido al portazo, pintas y otros desmanes, sin embargo 27 años después Noiselab y Euritmia se encargarán de que este suceso realmente ocurra a casi tres décadas de distancia de haber sido planeado.

Dicho evento es una cita obligada para aquella vieja guardia que a principios de los noventa disfrutaba de un momento histórico musicalmente hablando, los conciertos en nuestro país comenzaban a ser una realidad, también proyectos radiofónicos como Rock 101 apostaban por el primer programa de música electrónica en nuestro país Éxtasis 101 y se sumaron al apoyo con spots del concierto organizado por el propietario de la emblemática tienda de discos Super Sound, ubicada a unos pasos del recinto antes mencionado.

CTRL: FEST 01 está conformado por un cartel que se regodea en el Vintage musical de nuestro siglo; aderezado de los patrones a seguir de la electrónica actual, al conformarse con las presentaciones Gary Numan, Front 242, Black Line, The Horrors, Década 2, Luke Vibert, NONOKA_STUDIO y Richard Devine, proyectos que se darán cita el próximo 28 de abril en el Pepsi Center, sin duda, será un encuentro marcado por una amplio bagaje de la electrónica de los años 80, la cual se ha transformado y evolucionado hacia esta joven centuria inevitablemente influenciada por lo menos por tres de estos especímenes musicales que desde Inglaterra, Bélgica y México han contribuido desde su latitud con temas tan emblemáticos como ‘Cars’, ‘Headhunter’ y ‘Música Electrónica’; trinomio de piezas que en alguna ocasión han amenizado alguna fiesta y que también han sido programadas en distintos momentos en la radio abierta y también en la generada desde hace más de una década vía digital.

Podría interesarte: Tutti-frutti, el under chilango 30 años después

Por su parte, el joven proyecto Black Line conformado por dos referentes de la música EBM e Industrial; Douglas J. McCarthy fundador de Nitzer Ebb y Cyrusrex quien ha sido productor, ingeniero e instrumentista entre otros grupos de Skiny Puppy desde 2013 se unieron para dar vida a este ente electrónico motivado por las formas clásicas de la electrónica y las posibilidades actuales de la estética digital

También debemos tener presente, que el cartel de CTRL: FEST 01, no esta reviviendo a ninguno de estos músicos; Mateo Lafontaine en noviembre de 2017 presentó en vivo su más reciente proyecto MAT Le MAT en el MAM (Museo de Arte Moderno, Gary Numan también entregó su más reciente álbum titulado ‘Savage (Songs a Broken World)’, The Horros publicó su quinto álbum ‘V’ en 2017, Front 242 a pesar de que en una década no lanzado una nueva producción, sus presentaciones siguen ocurriendo como la del año pasado en el Primavera Sound de Barcelona y por último, Black Line, con dos EPs se encuentra en la gestación de algo interesante por venir.

Por parte del frente de propuestas de avanzada, se tendrán la participación de Luke Vibert quien desde los noventa y hasta nuestros días se ha desenvuelto en distintos caminos de la electrónica bajo diversos alias y colaboraciones, entre las que destaca la que tuvo con Aphex Twin, lo que ha significado una suculenta producción musical, de igual manera NONOTAK_STUDIO que seguramente será una de las experiencias audiovisuales más recordadas de este año, ya que la dupla colaborativa conformada por Noemi Schipfer y Takami Nakamoto, genera experiencias inmersivas sumamente pulcras a través de composiciones que involucran, la luz, la electrónica, los silencios, la geometría y la obscuridad para sus planteamientos escultóricos e instalativos y por último la presentación del estadounidense Richard Devine quien desde el alba de esta centuria, se ha convertido en una referencia de la música electrónica y el diseño de audio, incursionando en el IDM, Glitch y experimentación, donde la sofisticación del software en la composición son realmente exquisitas.

La primera emisión de este festival a realizarse hacia el cierre del cuarto mes de este 2018, ha generado bastante expectativa desde su anuncio el cierre del año pasado, porque re abrir la herida de aquellos que ya no llegamos a la segunda fecha del encuentro entre Front 242 y Década 2, si es una empresa muy arriesgada y acompañados de otros proyectos electrónicos desarrollándose plenamente en la transformación y evolución de la música sintética y la interdisciplina, sin duda, lo colocan como uno de las citas obligadas de este 2018.

-->