hi

La vanguardia en la música académica

El Foro internacional de Música Nueva es el evento más importante en los foros de nuestro país donde se presentan las vanguardias musicales actuales. Esta edición, la número 40, contó con dos magníficos estrenos ejecutados por la OFUNAM.

XL, de la cual fue su estreno absoluto a nivel mundial y cuyo título en un principio me hizo pensar en Extra Large, sin embargo se refiere a la numeración romana, celebrando la 40 edición del festival. Es una obra interesante, un poco abstracta, que busca más la creación de atmósferas y espacios sonoros que un discurso musical clásico, dando la impresión de un entorno natural, de lluvias y pájaros artificiales, manchado sin embargo por un caótico y sucio entorno urbano.

El uso de sonidos extramusicales como el percutir las boquillas de los metales y maderas, la frotación de papel celofán e incluso de globos inflados crea sensaciones de lluvia; piano y arpa musicalizan inicialmente este entorno y son el piccolo con el timbre más alto y el contrafagot con el timbre más bajo de la orquesta los que inician un contraste sonoro que lleva las melodías viajando de voz en voz a lo largo de toda la orquesta que, dispuesta de una manera inusual, provoca un efecto de colocación espacialmente definida a cada voz o grupo de voces, dotando al conjunto de una profundidad sonora muy interesante.

Por otro lado, Lines, Desert Whispers, en su estreno en México con la OFUNAM, es una obra formidable, también tiende a la creación de atmósferas, sin embargo estas son claras y diáfanas, como un amanecer hermoso, lleno de amarillos, anaranjados y malvas que proyectan su luminosidad sobre montañas desoladas, de piedra y agua, de viento y frío. Es increíble como el discurso sonoro va trazando líneas que desaparecen después de un momento y resurgen a través de una metamorfosis simple pero evolutiva; el maestro Vergara incluyó la voz una guitarra eléctrica, que él mismo ejecutó en esta ocasión y que me hizo recordar algunos álbumes de jazz del sello ECM y también cierto aire a la guitarra de Bill Frisell, esto le da un toque muy nuevo y fresco a esta obra que es de por sí exquisita.

 

 

El maestro Salonen es muy conocido por su extraordinario trabajo como director de orquesta, sin embargo trabajo como compositor no desmerece esta fama. Helix es una obra compleja, el discurso se va construyendo poco a poco y crea una atmósfera brillante, fresca y luminosa en la cual encuentro reminiscencias muy tenues de música barroca o quizá clásica pero que al mismo tiempo da la impresión de anacronismo dentro de un discurso contemporáneo que va creciendo en voces e intensidad hasta casi provocar una explosión sonora que retrata fielmente la estridencia del siglo xx; Helix es una espiral sonora que lo mismo crece en intensidad que en drama, es un andar vibrante y poderoso que finalmente terminará con una carrera extenuante y un silencio repentino.

También podría interesarte: Sinfonías para cine noir

Caballos de Vapor es una de las mejores obras del México de la primera mitad del siglo XX, fruto de la colaboración del maestro Chávez y Diego Rivera. En ella se refleja la pujanza y el esplendor económico de nuestro país en aquella época aunque también plantea un contraste con la absoluta urbanización de las metrópolis estadounidenses y la sociedad medio rural, medio urbana de nuestro país. La suite de este ballet se compone de tres piezas, en ellas encontramos estos la expresión de estos contrastes sociales.

 

 

La referencia a los Estados Unidos totalmente industrializados, donde ciudades como Nueva York proyectan un entorno urbano emblemático, lleno de poder y riqueza y un México aún en desarrollo, en pleno esplendor y crecimiento posrevolucionario; curiosamente la guía musical de este camino se muestra a través de pequeñísimos fragmentos tomados de música popular, un entramado de música de la época como danzones y boleros, que nos lleva al trópico, representado por la inclusión completa de La Sandunga, uno de los sones más emblemáticos de Oaxaca y que proyectan ese México que se construye desde sus puertos, sus industrias y sus campesinos–obreros sin dejar atrás su identidad cultural, en la que una istmeña bañándose con las tetas de fuera logró colocarse en la alta cultura a través del pincel del maestro Rivera.

También podría interesarte: La sinfonía de la efervescencia política

OFUNAM Foro Internacional de Música Nueva Manuel Enríquez 2018

Ludwig Carrasco, Director Huésped

XL

Rodrigo Valdez Hermoso (1978)

Lines: Desert Whispers

Juan Andrés Vergara (1990)

Helix

Esa–Pekka Salonen (1958)

Suite del ballet Caballos de Vapor

Carlos Chávez (1899–1978)

-->